Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 30 de octubre de 2017

Gracias por el fuego [ Mario Benedetti ] Reseña Nº 188

Gracias por el fuego (1965)

Análisis y opinión

ricardo-carrion
Mario Benedetti (1920-2009)
Alianza Editorial
309 páginas


A pesar de que en la novela no se menciona. Un lector observador podrá darse cuenta, que los lugares en que se desarrolla la historia pertenecen a la capital uruguaya "Montevideo". Allí, Ramón Budiño,  de cuarenta y cuatro años, desarrolla su vida burguesa. Es hijo de Edmudo Budiño, uno de los hombres más importantes y ricos del país, dueño de un diario y una fábrica, que ha tejido poderosas influencias por medio de negocios sucios.
Ramón, siempre ha vivido bajo la sombra de su padre. Incluso, gracias al dinero de su progenitor, ha podido montar una prestigiosa agencia de viajes, lo que le permite mantener su vida acomodada y la de su familia. Con su mujer Susana y su hijo Gustavo de diecisiete años, viven sin mayores sobresaltos. El único problema de Ramón es su conciencia. No resiste ver cómo su padre se mete en malos pasos, haciendo lo que le plazca y ensuciando el nombre de la familia. De alguna forma, Ramón es una persona adinerada con escrúpulos, algo muy raro de encontrar. Ha intentado por todos los medios disuadir a su padre, pero el trato entre ellos no es bueno. La relación con su padre fue empeorando progresivamente. Todo inició cuando presenció una situación que lo marcó profundamente en su juventud, esos recuerdos lo atormentan. Desde entonces para él, dejó de ser "Papá", para pasar a ser "El viejo". Ahora lo desprecia y apenas lo tolera. Y debe vivir con la frustración de no poder escapar de su sombra.

"Todo lo que hoy soy, económica, social y familiarmente, lo deberé pura y exclusivamente a la posibilidad que él creó para mí". 

Todo el mundo admira a su padre, incluso su hermano Hugo, el que parece querer imitarlo. Por lo mismo, Ramón no siente mucho aprecio por él. Hugo está casado con Dolores, una mujer que le roba el sueño a Ramón. Cuando Ramón se casó con Susana, lo hizo sabiendo que no era la mujer que buscaba, ya que no creía que existiera su mujer ideal. Con el tiempo su matrimonio se fue deteriorando. Pero quiso el  fatal destino que la mujer ideal de Ramón sí existiera, y se casara con su hermano. Desde entonces, desea en secreto a Dolores, su gran amor. Ella lo sabe, pero no lo ama.

"Lo único seguro es que estás existiendo, Dolores, en algún rincón de este día, en algún lugar del mundo, sola o con alguien, pero sin mí". 

"Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor".

Así vive Ramón, en un empleo que no le causa satisfacción, con una mujer con la que no congenia, con un padre al que odia y con un amor no correspondido. Hay una única solución para que su vida cambie, para que todo deba ser como debió ser siempre. Ramón debe matar a su padre.

 "No hay solución. La única solución sería, quizá, matar al viejo".

Al principio sentí que la novela empezaba muy lenta. Ya que nos sumerge bruscamente en el mundo empresarial burgués, en una escena donde incluye muchos personajes. Pero lentamente retoma el ritmo cuando Benedetti vuelve a su estilo. El cual se caracteriza por la casi completa ausencia de diálogos. Para dar forma a monólogos interiores de los personajes. Esa forma de narrar le acomoda; le permite desarrollar sus ideas y darle una profundidad enorme a los personajes. Casi toda la historia se relata desde el punto de vista de Ramón, con ciertas pausas de otro personaje. Gracias a eso nos puede mostrar lo que Ramón ve y lo que no puede ver. Dándonos una versión completa de los asuntos que se tratan. Así el lector puede apreciar las equivocaciones de los personajes, y las razones de sus acciones.

Lo interesante de Ramón es que es un personaje dinámico que evoluciona siempre en distintos lugares. Es de los pocos que se desplazan en la novela. El resto de los personajes mantienen regularidad de escenario. Es por lo tanto, una novela que impulsa la acción a través de la cotidianidad, de la rutina, pero que se ve alimentada por recuerdos que se mezclan con los monólogos interiores. Ese continuo viaje al pasado, al dolor y a la añoranza, son los que marcan la pauta y nos transmiten la frustración y nostalgia que Benedetti quiere expresar. Para ello, se dedica desglosar  esas situaciones comunes: parte describiendo la escena meticulosamente para luego pasar a desarrollar los sentimientos, uno por uno, con esa prosa poética que lo caracteriza.

"Me mira y su mirada no es sexo, sino vida; sonríe, y su sonrisa no es sexo, sino hondura, tristeza, palpable socorro". 

Creo que es una de las novelas más completas del autor, por la variedad de temas que abarca y por la complejidad narrativa. No es un libro que sea lea rápidamente, cada línea es importante para ir sintiendo al personaje en la piel. Hay un trasfondo moral muy fuerte, que se desarrolla en medio de una tormenta de emociones. Hay una desesperanza tan grande por parte del personaje principal, que resulta muy bella en las letras de Benedetti. A eso, hay que sumarle las complejidades de las relaciones familiares que tiene Ramón con su esposa, con su hijo, con su padre y su hermano. Todo un abanico de sensaciones barajadas con el talento del autor, contadas con tacto, con tiempo, sin apresurarse, en donde todo llega a su debido momento. Un libro increíble con un final que impacta y no dejará indiferente a nadie.

"No estoy contra el escrúpulo pero es la quinta columna de la muerte; porque gracias al escrúpulo, vacilamos, y se nos pasa el tiempo de gozar, de gozar ese minuto feliz que, como gracias especial fue incluido en nuestro programa; nos pasamos toda la vida soñando con deseos incumplidos, recordando cicatrices, construyendo artificial y mentirosamente lo que pudimos haber sido". 

Ricardo Carrión
Administrador del blog