Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 13 de septiembre de 2018

Reseña Nº 237: Brevísima historia del tiempo

Brevísima historia del tiempo (2005)


ricardo-carrion
Stephen Hawking
Leonard Mlodinow
Crítica
Drakontos
224 páginas
Divulgación científica

Una de las preocupaciones de Stephen Hawking es el alejamiento que ha tenido la ciencia del público en general. En Brevísima historia del tiempo lo deja claro y cree firmemente que las posibilidades de entender nuestro universo no deben depender solo de los físicos, quienes a pesar de su formación han debido especializarse más y más para ir desentrañando los misterios del extraño mundo en el que vivimos. En 1988 publicó Breve historia del tiempo y se convirtió rápidamente en un bestseller científico, pero que, a pesar de ello, presentaba dificultades para la comprensión del público que estaba menos familiarizado con los principios de la física teórica. Es por ello que, el año 2005 concibe este libro junto a Leonard Mlodinow para simplificar y hacer más entendible su antiguo volumen, con el fin de que todo lo que se ha aprendido sobre cómo es nuestro universo llegue a todas las personas. 

A través de un lenguaje simple y con el apoyo de imágenes explicativas y gráficas, los autores nos dan un recorrido por la historia del tiempo, es decir, de cómo los científicos fueron comprendiéndolo y, a partir de ello, descubrir las leyes que rigen el cosmos. 

La estructura del libro es la de una cronología. Va desde los primeros descubrimientos sobre nuestro universo hasta las teorías más complejas, es por ello que, inicia remontándose a las ideas de Aristóteles y Ptolomeo que instauraron el modelo inicial de nuestro sistema solar con la tierra en el centro, y que luego fue refutado por Copérnico que pensó en el sol como el cuerpo central. Esta teoría heliocéntrica no fue tomada en consideración hasta que Galileo y Kepler la apoyaron y confirmaron un siglo después. 

Así, a partir de pequeños hitos en la historia de los descubrimientos de la física, saltando a través de grandes extensiones de tiempo hasta que uno nuevo complementa o mejora el anterior, van apareciendo científicos cuyos aportes han sido claves para el actual desarrollo de la física moderna. Entre ellos, Isaac Newton que con la publicación de Principia Mathematica sienta las bases de la mecánica clásica la cual se podía aplicar tanto al comportamiento de los planetas en el espacio como de los objetos sobre la Tierra. 

Luego de Newton, el siguiente hito lo marca Albert Einstein quien a través de su poderosa imaginación logró revolucionar la física al proponer que el tiempo no es absoluto, y que cada persona tiene un tiempo específico que está íntimamente ligado al espacio, así nació la relatividad especial, la cual a pesar de la impresión que generó tenía algunas discrepancias que Einstein finalmente enmendó diez años después con la definitiva Relatividad general. 

"En la teoría de la relatividad no existe un tiempo absoluto único, sino que cada persona tiene su propia medida individual del tiempo, que depende de dónde se halla y cómo se mueve".

"Debemos aceptar que el tiempo no está completamente separado del espacio, ni es independiente de éste, sino que se combina con él para formar una entidad llamada espacio-tiempo".

Al llegar a este punto, el lector ya tiene una base de conocimiento suficiente para comprender conceptos más complejos, así los autores se adentran en explicaciones sobre la curvatura del espacio tiempo, la expansión del universo, el efecto de la gravedad sobre el paso del tiempo, agujeros negros, viajes al futuro y al pasado. Todos explicados de la forma más simple posible pero siempre desde la rigurosidad matemática y física, donde números y formulas aparecen inevitablemente, pero solo para explicar lo que las palabras no pueden. 

"La teoría de Einstein de la relatividad general está basada en la sugerencia revolucionaria de que la gravedad no es una fuerza como las demás, sino una consecuencia de que el espacio-tiempo no es plano".

Y luego de la relatividad general, cuando se pensaba que el universo era de tipo determinista, es decir, que si llegaramos a entender sus leyes se podrían predecir los actos de todo, incluyendo el de los hombres, aparece la mecánica cuántica que afirma que no podemos predecir un acontecimiento futuro. A través de la instauración del principio de incertidumbre se postula que no podemos determinar el comportamiento futuro de una partícula si primero no se conoce su condición inicial, la cual es imposible de definir. Pero sí se pueden discernir todos los posibles recorridos de la partícula desde un punto A hacia uno B y la probabilidad de cuál puede ser más recurrente. Aunque no predice un solo resultado certero, nos presenta una gama de posibilidades alternas.  

"Una de las propiedades revolucionarias de la mecánica cuántica es que no predice un solo resultado definido para una observación, sino un cierto número de resultados posibles, y nos dice la probabilidad de obtener cada uno de ellos".

En este punto se afirma que el universo actualmente es explicado mediante dos teorías: la relatividad general que define el comportamiento de los objetos macro, desde planetas a simples objetos sobre la tierra como piedras, y la mecánica cuántica que explica el comportamiento de partículas microscópicas, esta última es la base de toda la nueva tecnología que usamos diariamente. 
A partir de estas dos grandes formas de entender el cosmos, se explica la necesidad de una teoría unificada, que logre unir la relatividad general y la mecánica cuántica. Para ello, la fuerza gravitatoria, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte deberían poder entenderse bajo una misma teoría física, el problema es que la gravedad es la única de todas las fuerzas que está regida por una teoría que no es cuántica y, por lo tanto, los esfuerzos de los físicos están enfocados en descubrir una teoría cuántica de la gravedad. Combinar la relatividad general con el principio de incertidumbre resulta una tarea muy dificultosa porque el vacío del espacio no debería estar vacío, sino lleno de pares de partículas y antipartículas, para ello se propuso una solución, y así nació la supergravedad que se creyó hasta hace algún tiempo la mejor solución para la unificación. Hasta que se pensó de otra manera, y las partículas fundamentales ya no se ven como un punto definido en el espacio, sino que al vibrar forman ondas y a partir de ellas cuerdas. Ya no son puntos en el espacio, son cuerdas. Y así nació la actual teoría de cuerdas

Lo cierto es que el libro en muchos pasajes se hace algo confuso de entender, a veces los ejemplos y las explicaciones matemáticas no son del todo claros, pero en otros sí, todo dependerá del lector y su poder de interpretación. Yo no soy un entendido en el campo físico y aún así logré comprender a rasgos generales como se han ido descifrando las leyes que gobiernan el universo, porque lo que los físicos buscan, es encontrar algo que existe y creen que existe, una ley fundamental que rige el todo. Lo interesante no es el bagaje matemático que han tenido las grandes mentes de nuestro tiempo, sino su poder de imaginación el que luego complementan con los años de estudio para llevarlo a ecuaciones. Pero lo primordial es esa chispa de genialidad, la capacidad de ver las cosas desde otra perspectiva, lo que nadie antes había pensado, y eso es lo que Hawking quiere de todos nosotros, a todos los que está dirigido este libro, que el conocimiento no se quede en los salones académicos sino que esté en cada uno de nosotros. Para el físico británico, lo importante ahora, es dejar de calcular y ponernos a pensar, volver a filosofar e intentar ver las cosas desde todos los ángulos, dejar de lado el cómo y volver al por qué. 

"Hasta ahora, la mayoría de los científicos han estado demasiado ocupados desarrollando nuevas teorías que describan cómo es el universo para preguntarse por qué es el universo".

Ricardo Carrión
Administrador del blog

martes, 11 de septiembre de 2018

Un mundo feliz, Fahrenheit 451 y 1984

Un mundo feliz, Fahrenheit 451 y 1984

elige-un-libro

Cuando me preguntan qué libros son indispensables para todo lector pienso en estas tres obras maestras de la ciencia ficción distópica. Lo cierto es que son libros que no dejan indiferente a nadie, impactan por su contenido, por su verdad y su profunda similitud con nuestra actual sociedad del siglo XXI. A los tres se les conoce como "La trilogía de las distopías de principios del siglo XX", por ser la base de las principales obras distópicas de nuestro tiempo. Hoy las novelas de ciencia ficción, fantasía y de temáticas juveniles están inspiradas en ellas. 
Mi recomendación es que traten de leer los tres y puedan comparar similitudes entre ellos y nuestra actualidad. Les dejo una pequeña sinopsis de cada uno:


ricardo-carrion

¿Te imaginas un mundo donde no existe el amor? ¿Un mundo donde la familia ha desaparecido, donde las religiones y las tradiciones han sido abolidas?

Este mundo tan especial que carece de estos elementos inherentes al ser humano tiene sus ventajas, ya que al desaparecer estos factores desaparecen los problemas, la gente vive sin angustias, sin cuestionamientos, reciben todo lo que necesitan y siempre están cómodos. Pero para esto es necesario que no piensen más de lo que deben, por lo tanto tampoco existen los libros, y menos de autores como Shakespeare. Esta es la máxima creación de Huxley. Este es Un mundo feliz.

La base científica del mundo feliz es la homogeneidad. A través de la ciencia se logran crear verdaderos clones en un ambiente de laboratorio que sugiere despersonalización, producción en serie y precisión. A través de un frío relato Huxley nos cuenta la deshumana forma en que los científicos manipulan la vida humana desde su nacimiento, primero manipulando el número de embriones, luego sus cerebros, adulterando la inteligencia y finalmente exponiéndolos a distintas condiciones para hacerlos resistentes a los trabajos donde serán destinados.

La manipulación también es a nivel mental, a través una técnica llamada hipnopedia que consiste en repeticiones de frases que moldean el comportamiento humano, condicionan a las personas desde pequeñas, imponiéndole ideas y pensamientos para mantenerlos controlados. A lo largo de la historia se puede apreciar como los personajes repiten sin cesar lo que se les ha condicionado. 

Todas estas manipulaciones tienen como fin establecer una sociedad completamente feliz. Al crear personas aptas para un trabajo determinado, todos tiene su lugar en la sociedad y todos son útiles, nadie sobra. Huxley nos muestra como destruyen el libre albedrío de las personas no dejándolas decidir, dándoles todo lo que necesitan, evitándoles el sufrimiento.


ricardo-carrion
La historia se sitúa en un Londres futurista de 1984, ya que el libro fue escrito en 1949. El protagonista es Winston Smith de 39 años. Un hombre abatido en una sociedad dominada por un gobierno totalitarista. A través de un narrador omnisciente, podemos seguir la vida diaria de Winston, y la evolución de sus pensamientos, ya que él no ha logrado ser corrompido por el sistema y lucha por no ser descubierto. 

Todo está dominado por un gobierno totalitario representado por el "partido", que tiene diferentes niveles. Winston se encuentra entre los eslabones inferiores, lo que le permite tener un trabajo estable, pero con una vida miserable y una vigilancia asfixiante, porque los miembros del partido deben ser fieles al líder, al "Gran Hermano" y no deben permitirse dudas.

Las primeras páginas del libro inmediatamente te atrapan, debido al asombro que causa el estricto régimen en que viven sometidas las personas. Hay un dominio total que es abrumador, los engañan con guerras ficticias, no existe un pasado real, lo cambian a diario para dejar siempre bien al partido. El mismo Winston trabaja en eso, se encarga de reescribir artículos de prensa del pasado para que se cumplan las promesas del Gran Hermano.

Todo, absolutamente todo es controlado por el Gran Hermano y sus cuatro ministerios: El ministerio de la verdad, El ministerio de la paz, el ministerio de la abundancia y el ministerio del amor, este último paradójicamente es el que se encarga de torturar y castigar a los que comenten un crimen contra el partido.  

ricardo-carrion

Una época futurista ideada en la mente de Bradbury en donde las casas no se incendian solas, los incendios accidentales no existen. Los bomberos tienen una función muy diferente a la que nosotros conocemos actualmente. Ellos queman libros.

En esta historia se nos presenta una sociedad dominada por la tecnología, por la velocidad, y lo más importante: "La Soledad". Las personas viven aisladas de las demás. Les enseñan desde la escuela a no conversar, a no relacionarse, a vivir pendientes de un monitor. Están tan ensimismadas que si en algún momento entablan una conversación esta carece de sentido, de contenido y de vida. Son vacías.

Está prohibido todo acto que deje a las personas reflexionar: Caminar, leer, prestar atención al mundo que los rodea. Tener un libro y leerlo es un delito, a los que lo hacen se les consideran locos. La policía los lleva a un asilo y sus casas son quemadas por los bomberos junto a sus libros. Para alcanzar la felicidad la gente no debe pensar, si leen, estarán pensando en sus problemas

El protagonista Guy Montag, un bombero. Representa una pequeña grieta en el sólido muro de hielo que ha construido el gobierno. Pero no es el único, la pequeña Clarisse, una joven demasiado lúcida, logra detonar en Montag su deseo de vivir, de ser feliz. Y la grieta que habitaba en el protagonista finalmente se abre. Ahora hay una abertura en la sociedad, una persona que piensa, y el gobierno totalitario no puede permitir que esto ocurra, debe ser eliminada.

Esta historia tiende a representar lo que actualmente estamos viviendo como sociedad, lo que dice mucho de Bradbury, que profetizó en los años cincuenta nuestro actual modelo de vida, incluso fue mucho más allá, de una forma bastante drástica nos hace un llamado de alerta sobre lo que está pasando. Nos remece y nos dice que despertemos.

Ricardo Carrión
Administrador del blog


viernes, 7 de septiembre de 2018

Reseña Nº 236: El elefante desaparece

El elefante desaparece

elige-un-libro
Haruki Murakami
TusQuets Editores
352 páginas
Comprar


Haruki Murakami trabaja este compendio de relatos entre los años 1980 y 1991, en ese espacio de tiempo fue moldeando la ficción de su mundo. Podría decirse que en este libro se encuentra la materia prima de lo que serán sus obras más emblemáticas en las que define finalmente su estilo. Publicado en 1993 y en español en 2016, esta obra refleja en cada uno de sus cuentos aspectos fundamentales del universo murakamiano. 

Como muestra de lo anterior, el relato que da inicio al libro El pájaro que da cuerda y las mujeres del martes es el origen del primer capítulo de una de sus principales novelas: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, publicado en 1995. Es un verdadero borrador, donde los nombres de los protagonistas aún no están definidos, pero que, en el fondo, su esencia sí, solo pequeños aspectos modificó para sentar la base de aquella gran obra, donde juega con el misterio telefónico, los encuentros fortuitos, la revelación de un mundo nuevo al conocer a una chica mientras se busca a un gato perdido. Un mundo que tiene un movimiento limitado, que se detiene cada día, hasta que un pájaro lo vuelve a poner en movimiento al darle cuerda cada mañana. 
Un nombre clave aparece en este cuento, el de Noboru Watanabe, personaje clave en el universo del autor japonés y que reitera apariciones en este mismo volumen en Asuntos de familia y El elefante desaparece

"Y me pregunto cuándo se rompió la aguja de mi brújula, cuándo me perdí en esta vida errante" (El pájaro que da cuerda y las mujeres del martes).

Las personas son mundos complejos, universos únicos, pero que, al unirse con otros, al interactuar entre ellos, forman nuevas realidades, a veces eternas, o de tan solo momentos. Los personajes de Murakami, viajan libremente por estas realidades que ellos mismo crean. En Nuevo ataque a la panadería, el simple hecho de sentir hambre a una hora en que no se puede conseguir alimento, pone en marcha un engranaje de modificación de la realidad, pasando de algo cotidiano a un acto que si bien es real, es completamente anormal para el contexto, como el asalto a un local de comida rápida. Aquello le gusta a Murakami, ir revelando esos pliegues tan diversos de la realidad, tan finos que no detectamos por ir siempre sumidos en nuestras rutinas. En el cuento Sobre el encuentro de un chica cien por cien perfecta en una mañana soleada del mes de abril, lo deja claro, lo largo del título hace referencia al detalle, al momento y la circunstancia, a la consciencia plena del encuentro con una mujer que parece perfecta, a las características del día, al lugar, la fecha, todo. Son solo segundos, se cruzan, quizá ella ni lo notó, pero en él se comienza a generar una pequeña historia y se crea un mundo dentro de otro, a partir de una casualidad.

"Se cruzaron en mitad de la calle. El tenue destello de un recuerdo perdido iluminó por un instante sus corazones, que dieron un vuelco. Lo supieron" (Sobre el encuentro de un chica cien por cien perfecta en una mañana soleada del mes de abril).

Equilibrio, otro aspecto fundamental de la narrativa del autor japonés, esa constante descripción de actitudes ordinarias de la vida diaria, cocinar, tener sexo, comer, beber, dormir, son la base del equilibrio en sus historias, que luego rompe en un ángulo inimaginable, lo que provoca una emoción inesperada en el lector. Este quiebre puede suceder en cualquier momento. Una vida puede dar un giro en ciento ochenta grados a partir de un pequeño detalle, como cuando uno de los personajes de Lederhosen va a comprar un par de pantalones y entiende de golpe el absurdo de la existencia que ha llevado hasta ese momento, o el descubrimiento de un hábito pirómano como en Quemar graneros. Pero el más significativo hecho de quiebre de esta recopilación de relatos ocurre en Sueño, donde una mujer al no poder volver a dormir, deja en evidencia las complejidades del mundo de la vigilia.

"No es que me sienta vacía, simplemente me sorprende ser incapaz de distinguir entre ayer y anteayer por el hecho de llevar esta vida, que me ha tragado por completo" (Sueño).

En el universo murakamiano donde las realidades se confunden constantemente, donde es normal que lo fantástico irrumpa con normalidad en las rutinas de los personajes, tampoco existen divisiones claras entre el mundo de los sueños y la realidad. Lo onírico fácilmente se expande y engulle al soñador. Lo que pasa en los sueños no se queda allí. En El enanito bailarín, un ser atormenta a un hombre común por medio de diversas artimañas que le sugiere en sueños, pero que al hacerse realidad lo empujan a caer en una trampa mortal. 
Estos seres extraños, como salidos de una pesadilla, se reiteran en relatos como El pequeño monstruo verde y La gente de la televisión. Tienen la particularidad de no ser notados por otros salvo por el protagonista del relato, exacerbando el ambiente pesadillesco, encerrando a los personajes en una burbuja fantástica dentro de un ambiente real. Lo interesante de estos relatos es averiguar si los personajes sabrán librarse o no del embrujo de la irrealidad. 

Pero definitivamente, de todos los aspectos que toca Murakami en esta serie de relatos, es lo situacional lo que le da vigor a este libro, ya que a través de lo que parecen ser experiencias personales, logra profundizar en temas complejos con temáticas simples. En relatos como Un barco lento a China, El último césped de la tarde y en Silencio, recupera el tono melancólico que dejó de lado en los relatos más inclinados a lo fantástico y nos lleva por los recuerdos lejanos de tiempos de instituto, de trabajos de medio tiempo en donde abundan los encuentros inolvidables entre personajes que nunca más volverán a verse, rescatando situaciones de superación personal, del encuentro de sentido a la vida, de resiliencia. 

"Hay gente que carece de profundidad. Llevan una vida monótona, vacía. Por mucho que llamen la atención de los demás, por mucho que se muestren triunfantes, solo es una máscara tras la cual no hay nada". (Silencio). 

En general, El elefante desaparece es una recopilación de diecisiete relatos muy diversos, donde se puede apreciar todo el cariz de la literatura del japonés como a través de un prisma, hay una descomposición de todas su particularidades. A pesar de que la narración es algo dispareja debido al extenso periodo de tiempo en que se escribieron estos relatos, la atmósfera y la esencia se mantiene a lo largo de todo el libro, al igual que el placer de disfrutar esa lectura que no requiere de grandes recursos literarios, ni complejidades estilísticas para dar ambiente y profundidad a las historias. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog

elige-un-libro




martes, 4 de septiembre de 2018

Reseña Nº 235: Epunamün: El martillo de pillan

Epunamün: El Martillo de Pillan

M.M. Kaiser
Áurea Ediciones
Tricéfalo
270 páginas
Fantasía épica

La muerte de su familia provocó en el guerrero Lientaro un estado de desolación tal que lo impulsó a buscar todo tipo de peligros para morir con prontitud y así reencontrarse con sus seres queridos, es que el suicidio es un acto de cobardía impensable para cualquier mapuche. La muerte debe ser con honor, luchando con valentía en el campo de batalla. Así fue como decidió dejar de lado a sus cercanos, incluyendo a su hermano Lientur, para encontrar pronto su destino a manos de un combate honorífico. En su recorrido por las tierras de la América Precolombina antes de la llegada de los españoles, en lo que hoy se conoce como el sur de Chile, principalmente la Región de la Araucanía y el sur de la Región del Bío Bío, se encuentra con un curioso brujo llamado Curimán, el que le da una noticia sorpresiva y a la vez increíble: ha sido elegido por Negenechen, el Dios de los mapuches, para conseguir y portar la Pillantoki, El Martillo del Dios Pillan, una poderosa arma con la cual será capaz de enfrentar a una antigua deidad del mal, la serpiente Kaikai Vilu, que pretende esclavizar al pueblo mapuche. 

"Quien controla lo que un pueblo cree, tiene dominio sobre ese pueblo". Pág. 15

Lientaro es terco como los de su pueblo, el extraño anciano no le inspira confianza alguna. Junto con no creerle y burlarse de él, sigue su camino, pero a medida que avanza extraños sucesos empiezan a convencerlo de que una sombra maligna y poderosa se está extendiendo sobre su pueblo, el encuentro con el poderoso e inmortal Trauko y con los invencibles Piuchen, hombres moribundos con aspecto de zombies, repletos de almas, para ser controlados por brujos o nigromantes habitantes de las cavernas de la cordillera de Nabuelbuta, dejan muy malherido al joven guerrero, pero con la seguridad de que, algo debe hacer antes de que exterminen al pueblo mapuche. 

"El valor de un hombre se mide por sus actos, no por sus palabras". Pág. 49.

Martín Muñoz Kaiser convierte el sur de Chile precolombino en una verdadera tierra de fantasía. De esas que nos maravillan a todos los que amamos el género. Como se trata de un época remota, nos aleja de todo lo que es tecnología o modernidad para trasladarnos a los profundos, húmedos y tupidos bosques de Araucaria. Donde le da vida a la rica, basta y compleja mitología mapuche. El profundo contacto que tiene esta etnia con el mundo natural y espiritual, se materializa en la narración de Martín y a cada paso que da su protagonista, afloran monstruos mitológicos, encantamientos, pociones mágicas, armas y extraños objetos con características únicas. El hombre ya no es el único habitante de aquellas tierras, sino que es una raza más entre las que van apareciendo a medida que viejas leyendas van tomando forma. 

"Si quieres paz debes estar preparado para la guerra". Pág. 75. 

Como en toda novela de fantasía épica, no faltan las batallas entre grandes ejércitos, el eterno choque entre el bien y el mal, batallas que se exacerban debido a la naturaleza guerrera de los mapuches, que demuestran su temple y su espíritu combativo tanto en derrotas como en victorias, el pueblo mapuche jamás retrocede. Las batallas no son solamente de lucha cuerpo a cuerpo, sino que incorpora la estrategia militar y la magia ancestral, donde las machis y brujos tienen un papel fundamental. Además de esta característica, también cuenta con un protagonista clásico, un hombre devastado, con un pasado que lo carcome, que no tiene nada que perder y la muerte sería su único premio. Lientaro no es el típico héroe que salva a todo el mundo porque quiere ser reconocido, sino porque no le queda nada más por hacer, es su destino, y con el tiempo se da cuenta que su único camino es seguir hacia adelante.

"Son días aciagos ciertamente, sin embargo nuestro pueblo jamás ha doblegado la rodilla ante nadie, natural o sobrenatural, venderemos caras nuestras vidas, la libertad del pueblo mapuche no se tranza". Pág. 73.

Un héroe que viaja solo por tierras mitológicas no tendría mucho sentido si se trata de entretener y generar situaciones que vayan revelando su personalidad, es por eso que el autor utiliza otro recurso clásico del relato fantástico, y es la del hechicero que acompaña. Curimán, el brujo, representa todos los estereotipos de los magos de la alta fantasía, es misterioso, tiene un origen incierto, no debería estar vivo, sabe más de lo que dice, tiene bastos conocimientos y habilidades en materia de hechicerías, pociones y leyendas, conoce a todos los pueblos, sabe de lugares donde descansar y refugiarse, conoce entradas secretas, es escurridizo y ágil para la edad que aparenta. Es uno de los personajes mejor logrados del libro, me recordó al poderoso Raistlin de la Dragonlance o al mismo Gandalf de El señor de los anillos, pero de naturaleza mapuche.

"Yo soy Curimán, no soy un machi es cierto, ni dugún ni kalku, Negenechen me ha despertado con un solo propósito, guiar al elegido para que se cumpla la profecía...". Pág. 32. 

La historia es netamente aventuras, acción por todos lados, el héroe no descansa nunca, y si necesita ayuda, allí está Curimán o los personajes que se van sumando a su causa. Creo que en ese sentido careció un poco de equilibrio, si bien, la acción siempre es fundamental, extrañé algo de desarrollo interior del protagonista, ya que tiene una historia muy interesante de fondo, una lucha psicológica, sobre todo cuando el amor parece volver a tocar a su puerta, creo que faltó potenciar ese aspecto del personaje. Otro punto que encontré un poco débil fue el constante uso de la jerga mapuche, creo que se utilizó demasiado, lo que se sobrelleva bien gracias a las explicaciones que se daban en el mismo texto y al glosario que se incluye al final del libro, pero creo que se pudo haber reducido bastante, sobre todo al inicio del texto, porque cuesta entrar en él. Debo aclarar que son solo detalles que no afectan mucho al gran trabajo del autor, pero que lo potenciarían mucho más y mejoraría la experiencia lectora.

Se nota que detrás de esta novela hubo un arduo trabajo de investigación, ya que hay explicaciones muy precisas sobre las costumbres de esta etnia. En general es un libro muy entretenido y emocionante, las batallas son increíbles y la construcción de un mundo fantástico basado en la cultura mapuche me parece sensacional y muy valorable. La mitología americana no tiene nada que envidiarle a la nórdica, griega o romana, es más, tiene una riqueza singular que nos representa y eso la hace mucho más cercana a nosotros, a nuestros orígenes. 

Muchas gracias a Áurea ediciones por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog



domingo, 2 de septiembre de 2018

Reseña Nº 234: El ángel negro y La promesa

La promesa y El ángel negro


elige-un-libro

Angélica Puerto Tello es una escritora colombiana que actualmente reside en la hermosa quinta región de mi país, Chile. Ella muy amablemente se contactó conmigo para reseñar sus libros y le agradezco su confianza. Decidí reseñar los dos en una misma entrada porque el primero, La promesa, es muy corto y al leer las dos reseñas juntas se puede tener una mejor idea del estilo de la autora. Además, como los volúmenes se presentan como Historias de mis pueblos 1 y 2, se puede entender erróneamente que se debe leer uno primero para después leer el otro, pero no es así, son historias completamente distintas, tiene muchas cosas en común, pero son diferentes, se pueden y deben leer de forma separada. Aquí hay dos opciones para leer a Angélica. La promesa es ideal para los que aman las historias cortas y sorpresivas, en cambio El ángel negro es para los que prefieren el desarrollo largo, las historias de vida y aprendizaje. 


El ángel negro

elige-un-libro
 Angélica Puerto Tello
234 páginas

En El ángel negro, la autora Angélica Puerto nos sumerge en la historia de Isabel Velásquez, una chica de Villeta, un alejado y recóndito pueblo colombiano. Nacida en el seno de una familia humilde, con una madre severa y un padre escritor de carácter débil, debió afrontar desde los cuatro años los rigores del trabajo duro, encontrando siempre alivio en el arte de escribir que aprendía diariamente de su progenitor, la única persona que le ofrecía su cariño. Pero el tiempo pasó y un profundo dolor la hizo tomar una decisión que cambiaría su vida para siempre. A los catorce años decide dejarlo todo e ir a la Costa Atlántica colombiana. Allí, a manos de la pasión y el amor irá tomando diferentes caminos. Cada uno de ellos la llevará a enfrentar situaciones difíciles y también alegres. En una especie de road trip de la vida, Isabel irá aprendiendo que en el mundo así como hay oscuridad y desesperanza, también hay bondad y luz en los corazones humanos. 

Lo primero que se siente al leer esta novela, es el tremendo poder de la ambientación que te golpea y te traslada a las diversas localidades de Colombia en donde se van desarrollando los hechos. Te logra transmitir el calor y la humedad de la Costa Atlántica o el frío de Bogotá, mezclándolos con mucha sutileza con las pasiones humanas. En un efecto combinado en donde personaje y ambiente irradian una energía conjunta, logra así que, el desplazamiento de la protagonista genere un contraste con su situación actual versus la anterior, debido al apoyo de la ambientación que se va exacerbando dependiendo de las circunstancias que le toca enfrentar.

"Se dio cuenta de que la comida, al igual que las letras, satisfacía en el hombre una necesidad que iba mucho más allá del plano físico".

Y es que a Isabel la vida la golpea duro, a pesar de sus esfuerzos y de sus decisiones valientes, siempre tiene un precio que pagar, nada le resulta fácil y la felicidad siempre le es esquiva. Pero ella es una mujer que desde pequeña fue golpeada por el rigor y, por lo mismo, no es débil ni se rinde fácilmente, tiene una habilidad innata para buscar la felicidad a cualquier costo. Es principalmente a través de ella que la autora transmite un potente mensaje de resiliencia, de sobreponerse a situaciones límite. Cuando se toma una decisión no siempre todo será perfecto, habrán momentos tristes, duros o también satisfactorios, porque la vida no es en blanco y negro, sino una escala de grises. Lo importante es que, al tomar esa decisión no se pierda de vista el objetivo y se debe ser fuerte para alcanzarlo, a pesar de lo que pase en el camino. Para ello siempre existe la posibilidad de apoyarse en algo que apasiona, que llene por completo y ayude a sobrellevar momentos difíciles, en el caso de Isabel, es la escritura la que la apoya y conforta cuando parece que ya no hay salida, e incluso a veces, su habilidad de escribir, le crea oportunidades que jamás imaginó. 

"En situaciones extraordinarias, la felicidad está hecha de cosas ordinarias".

La estructura del libro se construye en base a los desplazamientos de Isabel, toma una decisión, va a un sitio, se desarrollan acontecimientos y luego se desplaza a otro, esto le otorga fluidez a la narración al ir cambiando la ambientación por ciertos períodos, lo que se potencia con diálogos cortos y frases preciosas que dan agilidad y belleza al texto. La obra siempre mantiene una tensión narrativa interesante que se logra mediante la aparición de nuevos personajes que se relacionan con la protagonista, cada vez que la tensión empieza a decaer un personaje nuevo aparece y la vuelve a aumentar. Son personajes muy bien trabajados, con profundidad, que se funden muy bien en su entorno y que resultan muy reales, sobre todo por el uso del lenguaje coloquial colombiano.

Es una historia que me emocionó bastante debido a las intensas escenas cargadas de pasión que se generaban, a veces parecía que pasarían los límites, pero la autora jugó muy bien con eso y nunca los pasó, nunca fue demasiado, creo que le acomoda mucho narrar en los lindes entre la desesperanza y lo trágico, entre las malas y buenas acciones de las personas, pero donde a pesar de eso, siempre triunfa la bondad que viene, sobre todo, de los más humildes. 


La promesa

elige-un-libro
Angélica Puerto Tello
56 páginas

A través de una narración preciosa y muy fluida, Angélica Puerto traslada al lector a las cálidas tierras de un pueblito colombiano, en donde el calor y la sequía resquebrajan la tierra y la suerte de Don Isidro Arbeláez, un hombre de campo esforzado, cuyo padre y hermanos han tratado con desdén. Pero la fortuna decide sonreírle un día y es así como su vida cambia, y se le permite cumplir uno de sus grandes anhelos, poder darle a su hijo la posibilidad de estudiar en la universidad. 

Y aquí es donde parte este pequeño relato, con el hijo de Don Isidro, el joven Wilmer de dieciocho años. Las penurias por las que pasó su padre no alcanzan a ser percibidas por su hijo. Debido a esto, su carácter no es el que todos esperaban y la irresponsabilidad es ya una característica arraigada en Wilmer. Las muestras de ellas son pan de cada día en el pequeño pueblo de Granada, como también cuando va a la universidad en Bogotá. Cuando se pensaba que las cosas ya no podrían empeorar más, llegan al pueblo una madre con sus tres hijas: Vana, Vania y Vanina. La belleza de estas tres hermanas desencadenarán intensas pasiones, cuyo final las dejará marcadas para siempre. 

Esta pequeña novela, casi un cuento, demuestra que a la autora le acomoda mucho escribir bajo ciertos límites. La brevedad del relato ejerce la presión de que en la historia pasen cosas de forma rápida, porque no hay espacio para el desarrollo, por lo que entra en juego la estrategia de la narración, su construcción es fundamental para crear sorpresa en el lector cuando menos lo espera. Es por ello que, utiliza frases cargadas de belleza y doble significado. En una misma oración se puede descubrir algo más que una simple descripción. 

"Vanina no se movió, no habló. De no ser por las gotas que humedecían la baldosa, nadie hubiera podido decir si aún respiraba".

Los nombres de las hermanas, tan parecidos entre sí, me recordó mucho a García Márquez, pero no solo por ese detalle gráfico, sino por el juego entre distintas generaciones que se desarrolla en la historia. La familia es fundamental y la base de la estructura del libro: Abuelos, hijos, nietos. Se juega  con los ciclos, con la reiteración y la confusión, la repetición de un destino, algo muy parecido a lo que se aprecia en Cien años de soledad, pero sin esa complejidad, sino más bien como un recurso para dar giros en los momento precisos del relato. Todo esto la convierte en una historia rápida de leer, entretenida, y sobre todo emotiva, de una belleza melancólica. 

Muchas gracias a la autora por el envío de los dos ejemplares. Le agradezco mucho que pensara en mi blog para reseñar sus libros. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog

lunes, 27 de agosto de 2018

¿En qué orden leer la saga Malaz: El libro de los caídos?

¿En qué orden leer la saga de fantasía épica Malaz: El libro de los caídos?



El libro de los caídos es una de las sagas de fantasía épica que tengo en mi lista de lecturas pendientes. Desconocía su existencia hasta que el sello Nova comenzó su reedición el año 2107 en tapa dura, en las bellas encuadernaciones a las que nos tienen acostumbrados. Lo que me llama la atención de esta saga es su trasfondo, al parecer el escenario fantástico es una especie de mundo alternativo, un planeta donde hace miles de años, los humanos, generación tras generación han luchado por la conquista de los continentes. Debido a esto, al parecer, se trata de una historia profunda y compleja, donde en un inicio el autor presenta un imperio contemporáneo que intenta expandirse, pero que, a medida que desarrolla aquella trama, va revelando hechos del pasado de ese misterioso mundo que alimentan el argumento y lo enriquecen. Son verdaderas capas de historia que se invitan a descubrir por medio de ruinas antiguas, culturas extintas, multitud de personajes y todo lo que puede satisfacer la curiosidad del lector de fantasía que gusta de armar rompecabezas por medio de las piezas que le brinda el autor. No he querido ahondar más en la trama de esta historia porque con lo poco que sé de ella me basta para saber que me encanta y que la quiero leer sí o sí.  No quiero leer sinopsis ni nada que me arruine el descubriemiento de esta genial saga a la que me quiero sumergir. Y, como siempre acostumbro, antes de iniciarme en una extensa lectura, me gusta organizar qué libros debo leer primero. Me gusta buscar el orden correcto para ir comprando los libros. Así que, en vez de anotarlos en un cuaderno, mejor subo la cronología al blog, la comparto con mis lectores y me queda de respaldo para mí. Y así todos los que tengamos dudas con el orden que debemos seguir, siempre podremos volver a esta entrada a ratificarlo. Espero les sea de mucha ayuda.


Los jardines de la luna (1999)
El libro de los caídos #1
https://amzn.to/2PJaN0D

Las puertas de la casa de la muerte (2000)
El libro de los caídos #2

Memorias de hielo (2001)
El libro de los caídos #3

La casa de cadenas (2002)
El libro de los caídos #4

Mareas de medianoche (2004)
El libro de los caídos #5
Los cazahuesos (2006)
El libro de los caídos #6



La tempestad del segador (2007)
El libro de los caídos #7
https://amzn.to/2PHNeVO

Doblan por los mastines (2008)
El libro de los caídos #8
https://amzn.to/2Lvzquw

Polvo de sueños (2009)
El libro de los caídos #9
https://amzn.to/2PgL9zt

The crippled God (2011)
El libro de los caídos #10



jueves, 23 de agosto de 2018

Reseña Nº 233: Manuel Rodríguez: Aún tenemos patria

Manuel Rodríguez: Aún tenemos patria


Soledad Reyes del Villar
Ediciones El Mercurio
176 páginas
Biografía


La historia siempre ha cargado con el estigma del aburrimiento, debido a esas tediosas clases a las que les sacaban todo lo que la hace interesante, las pasiones humanas, dejando solamente a personajes sin alma como meras figuras decorativas de un pasado aparentemente glorioso. Creo que en el fondo, cuando éramos pequeños, inconscientemente nos dábamos cuenta de que algo no encajaba y cuando leíamos sobre O´Higgins, Rodríguez, San Martín y Carrera no lográbamos hacer una conexión entre esos hechos aislados en los que se veían involucrados y las monótonas fechas imposibles de recordar.

Lo que hace la historiadora Soledad Reyes en este libro, es contar la vida de un hombre de manera apasionada y a la vez estructurada gracias al apoyo de una gran cantidad de citas bibliográficas. Hay exactitud histórica, ritmo y entretención. Sin necesidad de incorporar ficción, vuelve ameno lo que en las salas de clases resultaba aburrido y desalentador. Logra que leer y aprender historia sea divertido e interesante a la vez. 

La vida de Manuel Rodríguez es el tema central de este libro, todo lo que se relata está estructurado alrededor de los hitos más importantes en ella, desde su infancia hasta su misteriosa muerte. Pero como se trata de un personaje histórico se requiere de un contexto, y más aún si se trata de una figura clave en el proceso de independencia de Chile.
Es por ello que, la autora utiliza como base e hilo conductor el desarrollo del proceso independentista chileno, pasando por Patria vieja (1810-1814), Reconquista (1814-1817) y Patria nueva (1817-1823). Al ir desarrollando estos periodos históricos de Chile se centra en la participación que tuvo Rodríguez  en él, le sigue la pista a partir de una seria y rigurosa investigación histórica, incluyendo las relaciones que tuvo con otras figuras importantes, como por ejemplo su amistad desde la infancia con los hermanos Carrera y sobre todo con José Miguel; sus eternos conflictos con Bernardo O´Higgins y la excelente relación que tuvo en un inicio con José de San Martín, el que después terminó dándole la espalda. 

Lo cierto es que a partir de esta reconstrucción, se puede apreciar el carácter, los orígenes, el estilo de vida y las ideas de Manuel Rodríguez, por lo que se entienden muchas de sus actitudes y acciones. Se comprende además, su rol vital en un momento en que todo parecía perdido para la independencia de Chile. En plena Reconquista, fue su personalidad impetuosa y su amor a la patria la que abrió el camino para el comienzo de la Patria nueva. Y lo logró precisamente por pensar diferente, por tener una perspectiva mucho más amplia que los próceres de alta alcurnia. Rodríguez confiaba en el pueblo chileno, y no así en las clases acomodadas quienes solo pensaban en su dinero. Gracias a la relación que tenía con los marginados, se alió a todo tipo de hombres que destacaban por sus habilidades y valentía. 

Pero este implacable guerrillero, libertador y héroe chileno, quedó en medio de una pugna entre dos bandos patriotas, los O´Higginistas y los Carreristas. Por culpa de aquellos conflictos internos, se desaprovechó el gran talento de Rodríguez y finalmente provocó su muerte, la cual aún está envuelta en un halo de misterio que no se ha podido aclarar incluso en nuestros días.  

A medida que avanzan las páginas, la lectura se agiliza, debido al talento de la autora que supo organizar los hechos de una manera fluida y natural, a la vez que incorpora citas bibliográficas que enriquecen la narración. Así, va apoyando el texto con fragmentos de cartas, crónicas e investigaciones académicas. Todo esto, en conjunto con los propios acontecimientos históricos, que son muy intensos, generan una lectura adictiva que gusta por el esclarecimiento de un pasado desde todos los puntos vista, tanto de detractores del personaje, como de partidarios. En conclusión, al leer esta biografía se puede conocer de una forma más exhaustiva y tener una opinión completa sobre un gran héroe olvidado de nuestra patria: Don Manuel Rodríguez y Erdoíza. 

"Soy de los que creen que los gobiernos republicanos deben cambiarse cada seis meses, o cada año a lo más, para de ese modo probarnos todos, si es posible. Y es tan arraigada esta idea en mí, que si fuese director supremo y no encontrase quién me hiciese la revolución, me la haría yo mismo". Pág. 111. Manuel Rodríguez.

Muchas gracias a Ediciones El Mercurio y a Zig-Zag Editorial por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog