Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

viernes, 25 de enero de 2019

¿En qué orden leer los libros de Joe Abercrombie?

¿Cómo leer las obras de Joe Abercrombie?

Cronología

orden-libros

Saga La Primera ley y la Trilogía del mar quebrado son las obras de Joe Abercrombie que tengo muchas ganas de leer. El asunto es que he dejado pendientes sus libros porque no he tenido tiempo y antes quiero conseguirlos todos en formato físico. No son tantos y estoy seguro que me pasaría todo un mes disfrutando sus historias sin parar. He averiguado de qué tratan las temáticas y tienen muchos elementos que estoy seguro me encantarán. He escrito esta entrada para hacerme una guía de lectura personal, donde explico el orden en que voy a leer los libros. Según lo que he investigado es la mejor forma de hacerlo. Partir leyendo todo lo que tiene relación con el universo de La primera ley es fundamental ya que es ahí donde se encuentran las mejores obras del autor, para luego leer la trilogía del mar quebrado que tiene un tono más juvenil. 
Y como siempre aprovecho de compartirlo en el blog para todo al que le pueda ser de ayuda. A continuación les dejo el orden de lectura de los libros:



Trilogía Primera Ley


Lo que he podido averiguar de esta trilogía sin ganarme ningún spoiler es que la ambientación de esta saga de Abercrombie es la típica de los libros de fantasía épica, con aspectos del medioevo, habitado por distintas razas y clases, más las típicas armas medievales, ejércitos y la infaltable magia. Además, la estructura es la clásica del viaje del héroe con compañeros donde se viven muchas aventuras. Los libros son bastante voluminosos pero muy entretenidos, la recomiendan mucho para los fanáticos de la literatura de fantasía. Pero el primer libro es muy introductorio, tanto así que dicen que no sucede nada relevante en la primera mitad y que incluso dan ganas de abandonarlo, ya que parece que las historias de los distintos personajes no parecen tener conexión. Lo bueno es que luego de eso la historia toma un ritmo increíble que ha logrado convencer a los más exigentes lectores. Tanto así que se está volviendo una saga de culto. Según los entendidos, el segundo libro es el mejor, el que mejor representa el viaje del héroe. Siendo en el tercer tomo donde toma algunos tintes del estilo de Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin, sobre todo en algunos de sus personajes. La historia es de carácter bastante adulta, tiene violencia y una magia no tan fantasiosa sino más racional y realista. 


La voz de las espadas (2006) (Primera Ley 1)
primera-ley-1
Antes de que los cuelguen (2007) (Primera Ley 2)
primera-ley-2
El último argumento de los reyes (2008) (Primera Ley 3)
primera-ley-3


Novelas Independientes de la Saga Primera Ley


Estas novelas se deben leer preferentemente luego de la trilogía La primera ley, ya que acontecen años después de los hechos acaecidos allí, tres años en el caso de La mejor venganza, y están ambientadas en el mismo mundo. Son novelas autoconclusivas, no tienen una continuación entre sí, pero temporalmente se suceden, por ejemplo, Los acontecimientos de Tierras Rojas son seis años después de los hechos ocurrido en Los héroes. Entonces, lo ideal es que se lean en orden para tener una mejor sensación de temporalidad. 


La mejor venganza (2009) (Primera ley 4)
primera-ley-4
Los héroes (2011) (Primera Ley 5)
primera-ley-5
Tierras Rojas (2012) (Primera Ley 6)
primera-ley-6
Filos Mortales (2016) (Historias del mundo de la primera ley)
historias-primera-ley


Trilogía El mar quebrado


En esta trilogía el autor toma un tono más juvenil comparado con su saga anterior Primera Ley, aunque no menos violenta. Sus personajes siguen teniendo esos matices de no pertenecer al lado bueno o malo, siempre jugando entre lo correcto e incorrecto, sin embargo, al parecer no resultan ser tan emblemáticos como en La primera ley, aunque tienen esa evolución de aprendizaje a través de errores duros y violentos. Es una saga que tiene una agilidad narrativa mucho mayor, se lee muy rápido con escenas muy cinematográficas. La trilogía se estructura en tres etapas clásicas: el regreso del héroe, la búsqueda y finalmente la gran batalla. Si bien no se la considera la mejor saga del autor tiene un nivel muy alto y dejará satisfechos a todos los fans del género. 

Medio Rey (2014) (El mar quebrado 1)
mar-quebrado-1

Medio mundo (2015) (El mar quebrado 2)
mar-quebrado-2

Media Guerra (2015) (El mar quebrado 3)
mar-quebrado-3
Comprar

Ricardo Carrión
Administrador del blog

martes, 15 de enero de 2019

RESEÑA: De animales a dioses. SAPIENS. Yuval Noah Harari

Reseña Nº 248: Sapiens. De animales a dioses

Breve historia de la humanidad


yuval-harari
Yuval Noah Harari
Debate
Ensayo
Comprar

Análisis y opinión


De animales a dioses es un ambicioso proyecto del historiador israelí Yuval Noah Harari en donde intenta entregar la visión global del proceso que ha vivido la humanidad desde su aparición en el planeta Tierra hasta nuestros días en aproximadamente 500 páginas. La evolución de la humanidad abarca más de 200.000 años desde que el Homo Sapies se hizo presente en una reducida localidad africana hasta nuestros días.

El libro se divide en cuatro partes. En la primera denominada "La revolución cognitiva" indaga en los  detalles de la aparición del género Homo en la Tierra. Impresiona que en aquellos tiempos el Homo sapiens no haya sido la única especie humana sobre la superficie terrestre, otras especies como Homo erectus y Homo neaderthal coexistieron con nuestra actual y única especie. Pensar hoy en día que existieron otras especies de seres humanos parece una historia de ciencia ficción. Harari explica a grandes rasgos el proceso mediante el cual el Homo sapiens empezó a expandirse a través del globo, abandonando las tierras africanas para colonizar otros hábitats. Esto irremediablemente causó su enfrentamiento con las demás especies de seres humanos y con diversas especies de animales y plantas. El resultado ya en aquellos tiempos fue el mismo que conocemos en la actualidad, el Homo sapiens provocó un daño terrible causando tempranamente la extinción de otros seres humanos y animales a medida que crecía en número y se expandía por la Tierra. Harari explica que la razón por la que nuestra especie se impuso a las demás tiene que ver con un desarrollo en el cerebro, pero no se trataba de más inteligencia, sino de la capacidad de moldear realidades imaginadas permitiendo que un gran número de Homo sapiens colaborarán entre sí por creer en una misma realidad, mientras las otras especies solo colaboraban en pequeños grupos. 


"Cualquier cooperación humana a gran escala está establecida sobre mitos comunes que solo existen en la imaginación colectiva de la gente".

En la segunda parte denominada "La revolución agrícola" el autor explica el segundo punto de inflexión que permitió al Homo sapiens aumentar su dominio sobre la Tierra, ya no solo por su colaboración en grandes grupos de personas, sino también por el abandono de su hábito como cazador-recolector para pasar a ser sedentario y cultivar sus propios alimentos. Aquí se hace un contraste entre el estilo nómada y sedentario, donde la vida del ser humano al instalarse en un solo lugar le produjo más sufrimiento por la dependencia de su terreno, lo que provocó rencillas y altercados debido a la aparición del término de propiedad, además le causó serios problemas de desnutrición por el aumento de la cantidad de hijos por familia y el cambio drástico de la dieta variada de los cazadores-recolectores a una monótona influenciada por el monocultivo del trigo.  Debido a esto empezó a gestarse una estructuración de clases, entre los que tienen más y los que tienen menos. Aquí se deja claro el abuso de los que tienen poder, y realiza una interesante discusión sobre los orígenes del patriarcado como algo completamente antinatural. 


"Cuando el crecimiento se convierte en un bien supremo, no limitado por ninguna otra consideración ética, puede conducir fácilmente a la catástrofe".

En la tercera parte "La unificación de la humanidad" hace referencia a los comienzos de la globalización, en cómo la humanidad pasó de constituir pequeños grupos aislados a grandes agrupaciones. El Homo sapiens al dispersarse por el mundo formó cuatro mundos en el globo: el mesoamericano, andino, australiano y el mundo oceánico. Y estos mundos a la vez tenían un gran cantidad de culturas. Según el autor, para lograr unificar tal diversidad hicieron falta tres factores, El dinero, los imperios y las religiones. 


“El dinero es el más universal y más eficiente sistema de confianza mutua que jamás se haya inventado.”

Cuando se trata de que muchas personas cooperen entre sí se requiere de ordenes imaginados, entre ellos el más exitoso es el dinero, quien en cualquier parte del mundo, cualquier cultura o persona lo acepta y lo entiende, puede ser un trozo de concha, un metal, un papel, pero se vuelve dinero cuando todos se ponen de acuerdo de que tiene un valor y puede ser intercambiado por algo.

"Personas que no creen en el mismo dios ni obedecen al mismo rey están más que dispuestas a utilizar la misma moneda. ¿Cómo consiguió triunfar el dinero donde dioses y reyes fracasaron?"


Esto lograba que incluso culturas diferentes tuvieran algo en común. Luego se las reunía en lo que se conocía como imperios, los que intentaban mantener la diversidad en una sola línea. Harari muestra de alguna manera la cara positiva que tenían los imperios, principalmente los europeos. Finalmente fueron las religiones el siguiente orden imaginado que logra unir personas. En este punto el autor las explica desde sus orígenes y de como la sociedad pasó de ser politeísta a monoteísta, en una brillante demostración de como el culto a muchos dioses o a uno solo dependía de como las sociedades se iban desarrollando.


En la cuarta y última parte entra de lleno a lo que llama "Revolución científica" y explica de una manera muy interesante por qué se produce un gran salto tecnológico en apenas 500 años, cuando anteriormente los seres humanos habían pasado miles de años en una tecnología pasiva. Con su acostumbrada elocuencia, el historiador relata como el periodo de conquista europeo, y principalmente británico, va de la mano del desarrollo tecnológico como algo primordial a la hora de ir por nuevos territorios, a la vez que explica como su ansia por conquistar lo diferenciaba enormemente de sus contemporáneos asiáticos. La conquista y el conocimiento científico se retroalimentaban y eso volvió al imperio británico uno de los más grandes de Europa. Así fue como, en los tiempos actuales en los que ya no existen más territorios por conquistar, la ciencia ha debido reinventarse para crear nuevas industrias y mercados con el fin de sostener nuestra economía actual, la cual, según Harari, está basada en la confianza en el futuro, y que utiliza como instrumento a los bancos y su capacidad de dar créditos a una sociedad profundamente adoctrinada por el consumismo. De esta manera, si no hay más progreso, si no hay más descubrimientos científicos que generen más confianza en el futuro, nuestra actual economía dejaría de existir. El problema de esto, es que, antes destruyamos el planeta agotando sus recursos naturales. 

Conclusiones


Existen ideas recurrentes en los libros del autor israelí, con las cuales sostiene sus argumentos sobre el futuro de la humanidad, principalmente en cómo la economía, el desarrollo tecnológico y la sociedad capitalista y altamente consumista están llevando al ser humano en una dirección equivocada y trágica, que ya se está manifestando en el desarrollo del cambio climático. Además, al observar el proceso histórico del desarrollo del Homo sapiens desde fuera, se ve nítidamente como la humanidad ha ido lentamente pasando de pequeños grupos variados a grandes conjuntos, es decir, cada vez nos unimos más en un gran entidad. De la mano de la globalización y la tecnología esto se está acelerando, como si se tratara de una tendencia natural, y probablemente, los problemas ambientales aceleren aún más este proceso, parece inevitable que empecemos a dejar diferencias de lado e iniciemos un pensamiento conjunto como humanidad. El problema es si seremos capaces de hacerlos antes de destruir irreparablemente nuestro planeta. Harari hace hincapié en que el desarrollo humano no se produjo de la manera en que fue porque así debería ser, la historia manifiesta claramente que el camino pudo haber sido diferente y que todo está en nosotros para cambiar nuestro destino. Somos dioses caprichosos que jugamos con nuestros descubrimientos sin saber que consecuencias pueden tener para nuestra propia existencia y para los demás organismos que nos rodean, somos peligrosos si no tenemos conciencia de nuestros actos. 


"Estudiamos historia no para conocer el futuro, sino para ampliar nuestros horizontes, para comprender que nuestra situación actual no es natural ni inevitable y que, tenemos ante nosotros muchas más posibilidades de las que imaginamos".


Ricardo Carrión
Administrador del blog




viernes, 11 de enero de 2019

Frases: Los años de peregrinación del chico sin color. Haruki Murakami

Las mejores citas, frases y fragmentos de la novela de Murakami


quotes

Hoy toca una de esas entradas que me encantan en donde les comparto todas las citas que anoté de un libro que me encantó. Los años de color del chico sin color. En esta ocasión reuní muchas así que espero las disfruten.


Por lo general, ella era parca en palabras, pero cuando la conversación versaba sobre perros o gatos, su rostro se transformaba por completo y hablaba con arrobo


Se asemejaban a una venturosa fusión química que se hubiera producido por pura casualidad.


En aquella época nunca soñaba. Y si lo hacía, los sueños, no bien asomaban, resbalaban por la pendiente escurridiza de su mente, sin nada a lo que sujetarse, hasta una zona completamente vacía.


Se movía en función del horario que tuviera que cumplir. No hablaba con nadie salvo que fuera necesario y, una vez de vuelta en su apartamento, apoyado contra la pared de su dormitorio, reflexionaba sobre la muerte.


Durante meses vivió como un sonámbulo, como un cadáver que todavía no se ha percatado de que está muerto. Cuando el sol se levantaba, abría los ojos, se cepillaba los dientes, se vestía con lo primero que encontraba.


¿Cómo era posible que ese anhelo por morir hubiese adquirido tanta fuerza como para adueñarse de él y engullirlo?


Más bien era un chico taciturno, reservado, que enseguida se sonrojaba y se sentía incómodo delante de las personas que acababa de conocer.


Tratar de averiguar su propia valía se asemejaba a calibrar una sustancia sin disponer de una unidad de medida.


Se trataba del vínculo entre dos personas. Para recibir hay que ofrecer.


Existir y seguir existiendo era en sí un propósito.


Para nosotros era muy importante conservar esa química que se creaba cuando estábamos juntos. Era como intentar evitar que el viento apagase una cerilla encendida
-¿Química has dicho?
-Sí, esa fuerza que surgió por pura casualidad en unas circunstancias que jamás se repetirán.


Los objetivos concretos simplifican la vida.


No era de esas personas que salen por voluntad propia de su mundo en busca de nuevos estímulos.


Pasaba la mayor parte del tiempo solo. Gracias a ello, empezó a leer mucho más que antes.


Sabía que estaba solo, pero no me deprimía, Es más, me parecía que era lo natural.


Aunque logres ocultar los recuerdos o enterrarlos muy hondo, no puedes borrar la historia. Más vale que te quedé grabado: La historia no puede borrarse ni alterarse. Porque significaría matarte a ti mismo.


Durante los cinco meses posteriores a su regreso a Tokio, Tsukuru vivió a las puertas de la muerte. Su vida pendía de un hilo, y le parecía que, con sólo darse la vuelta en la cama, caería en un abismo, en un vacío. Pero no tenía miedo. Tan sólo pensaba cuán simple sería caer. Hasta donde alcanzaba su vista, todo se le antojaba un páramo rocoso. Ni una sola gota de agua, ni la más pequeña brizna de hierba. Había desaparecido todo color, cualquier cosa semejante a
la luz.

En ese momento, por fin lo acepó. En lo más profundo de sí mismo, Tsukuro Tazaki lo comprendió: los corazones humanos no se unen sólo mediante la armonía. Se unen más bien, herida con herida. Dolor con dolor. Fragilidad con fragilidad. No existe silencio sin un grito desgarrador, no existe perdón sin que se derrame sangre, no existe aceptación sin pasar por un intenso sentimiento de pérdida. Ésos son los cimientos de la verdadera armonía.

Y es que hay cosas que bajo ningún concepto pueden salir de uno mismo.


Los celos son la prisión más desesperanzadora del mundo. Porque es una prisión en la que el preso se confina a sí mismo.


Aunque, en el fondo, reflexionar de forma pura quizás sea como crear un vacío.


Supongo que en este mundo también hacen falta personas que creen vacío.


Es el dolor lo que genera la introspección.


Ninguno de los dos era demasiado sociable, pero se veían a menudo, charlaban, se cayeron bien y acabaron abriéndose el uno al otro.


Emanaba esa belleza armoniosa que uno sólo descubre después de observarla repetidas veces.


Era sumamente tímido y, cuando coincidían en algún lugar con más de tres personas, prefería que lo tratasen como si no existiese.


Era como si todos aquellos hermosos instantes se hubieran revelado contra la opresión del tiempo y hubiesen remontado el cause con firmeza.


Pero pensar libremente no me parece nada sencillo.
A fin de cuentas, pensar libremente significa también distanciarse del cuerpo, salir de esa jaula que te limita. Romper las cadenas y simplemente darle alas a la mente. Proporcionarle a las ideas una vida natural:ahí es donde radica el núcleo de la libertad del pensamiento.


Todo tiene su molde. El pensamiento también. Pero así como no hay que temer a los moldes tampoco hay que tener miedo de romperlos.


Las cosas importantes en esta vida siempre contienen cierta dualidad.


Sea como fuere, cuando estaban juntos perdían la noción del tiempo, charlaban animadamente e intercambiaban opiniones sobre temas de toda índole.


No merece la pena pensar en algo que, por mucho que uno se esfuerce, nunca conseguirá saber.


Utiliza el hilo de la lógica para coser a tu cuerpo, lo mejor que puedas, aquello que merece la pena vivir.


Una vez más, constató hasta qué punto, en el fondo de su corazón, aquella mujer se había vuelto imprescindible para él. Cuando pasaba un tiempo sin verla, tenía la impresión de que le faltaba algo, algo muy importante, y sentía una ligera punzada en el pecho. Hacía una eternidad que no experimentaba algo así.


Tal vez tenía miedo de que, si acabase amando o necesitando en serio a alguien, al final esa persona podría desaparecer y dejarme solo.


Aún no discernía con claridad las fronteras entre el sueño o la fantasía y la realidad.


Vivimos en una época de apatía generalizada. Tenemos al alcance muchísima información sobre los demás. Si uno se lo propone, puede obtenerla con facilidad. Sin embargo, realmente no sabemos nada de nadie.


¿No te parece una gran paradoja? A lo largo de nuestra vida vamos descubriendo poco a poco nuestro verdadero yo; y, a medida que lo descubrimos, perdemos parte de nosotros mismos.


En la vida siempre hay cosas demasiado complicadas para explicarlas en cualquier idioma.


Y cuando se fuerzan las explicaciones a menudo se acaba mintiendo.


El corazón humano es un pájaro nocturno. Espera algo en silencio y, cuando llega el momento, alza el vuelo y se dirige en línea recta hacia ello.


Y si lo piensas, verás que, aunque creamos que tomamos desiciones equivocadas, o que adoptamos una actitud errónea, seguramente todo habría acabado como acabó. Habríamos llegado al mismo punto en que estamos.


Todo el mundo tiene personalidad. Solo que unas personas la manifiestan más que otras.


Hemos sobrevivido. Tú y yo. Y los que sobreviven tienen un deber que cumplir, que es seguir viviendo hasta el final. Aunque muchas de las cosas que hagamos sean imperfectas.


Por muy sincero que uno sea, hay cosas que uno debe guardarse para sí.


Al pensar en ello, la tristeza surgió de alguna parte y lo inundó sin ruido, como si fuera agua. Era una tristeza transparente, sin forma concreta. Era su propia tristeza y, al mismo tiempo una tristeza inalcanzable, en un lugar distante. Lo ahogaba y le dolía como si le horadase el pecho.

Ricardo Carrión
Administrador del blog

jueves, 3 de enero de 2019

¿En qué orden leer The Maze Runner? James Dashner

Orden de lectura de los libros de la Saga Correr o morir

Maze Runner de James Dashner se ha convertido en uno de los bestseller más vendidos en los últimos tiempos. Su trilogía de ficción distópica llena de suspenso conquistó al público juvenil. Debido a ello escribió dos precuelas y un libro ilustrado con expedientes secretos de la organización C.R.U.E.L. El autor escribe en tercera persona, con pocas descripciones, sin tomarse párrafos enteros para ello, solo da las justas, y apoya el relato con mucho diálogo, capítulos cortos con frases finales que enganchan con el principio del siguiente. Este estilo de escritura es ideal para conquistar a los lectores más jóvenes e inquietos. 
Nunca tuve la oportunidad de leer esta saga y la fui dejando en espera hasta tener la oportunidad de tenerla completa para leerla de corrido. Tampoco quise ver las películas porque no quería enterarme del argumento. Lamentablemente fui débil y terminé viendo las adaptaciones en el cine. Y creo que me pasó lo que a mucha gente, quiero saber más sobre la saga, conocer todos los detalles y volver a revivir esa atmósfera distópica. Pero para ello necesito leer los libros en orden y lo primero que averigüé fue que debo partir por la trilogía

Trilogía Correr o Morir


1.- Correr o morir - El corredor del laberinto (2009)
corredor-laberinto


2.- Prueba de fuego (2010)
corre-o-morir


 3.- La cura mortal (2011)
correr-o-morir-3

Precuelas y libro extra


4.- Virus letal (2012)
el-comienzo
En esta precuela se centra más en los acontecimientos que dan origen a todo lo que sucede en la trilogía, en las llamaradas solares y las mutaciones que dan origen a la distopía, dejando de lado a las historias que hablan de los inicios de los personajes principales.


5.- Expedientes secretos - Información clasificada (2013)
información-clasificada


6.- El código cruel (2016)
precuela-2

Aquí sí se centra en la creación de C.R.U.E.L, en los orígenes del laberinto, Theresa y Thomas y resuelve misterios que quedaron ocultos en la trilogía. Un libro muy necesario para fans. Recuerden leer antes la trilogía para no llenarse de spoilers 






Ricardo Carrión
Administrador del blog