Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

martes, 10 de octubre de 2017

Reseña Nº 184: El oro de la corona

El oro de la corona 

ricardo-carrion
Sara Bertrand
Editorial Zig-Zag
Colección Viento joven
128 páginas


Martín tiene doce años, vive en Valparaíso. A su edad es muy inquieto y se cuestiona ciertos aspectos de su vida, como la de tener un padre ausente. Sus amigos se burlan de él, y eso no hace más que acentuar su dolor. 

"¿Qué le costaba aparecer una vez? Con eso bastaría para callar a tantos y demostrar que él no era una hijo de nadie". Pág. 8.

A Martín le gusta pasear solo por el puerto después de salir de la escuela, a pesar de las advertencias de su madre. Un día,  observando el trabajo de los pescadores, es tomado por sorpresa y llevado a la fuerza, por un misterioso personaje hacia una casa de dos pisos ubicada en el cerro Barón. Allí es obligado a prestar ayuda en un robo. En esta penosa situación, Martín conoce a Alice Petersen Brown, una chica de su edad, que viene desde Inglaterra, y que es la nieta de Nicholas Brown, un viejo lobo de mar inglés, dueño de la casa. El encuentro con Alice, de alguna forma lo ayuda a liberarse de su captor, pero al mismo tiempo, comienza a sentir esos impulsos juveniles del amor.

"Entonces se dio cuenta que en sus doce años de vida, jamás había visto una niña tan linda." Pág. 21.

Luego de una una seguidilla de sucesos, cuando la situación ya se encontraba bajo control, Martín termina por enterarse de grandes revelaciones, como que su familia y la de Alice, tienen lazos en común desde el pasado, y lo más sorprendente: la misteriosa desaparición del abuelo de ella, que al parecer involucra una vieja historia de un tesoro oculto en Chiloé.

"-¿El oro? ¿Qué oro? -le preguntó Alice a su madre.
-El oro que la Corona Británica supuestamente escondió en Chiloé." Pág. 35.

En las indagaciones por hallar a Nicholas Brown, Martín irá encontrando ciertas pistas que le orientarán en la misteriosa ubicación del tesoro. Junto a su amigo José y Alice, comienzan una gran aventura que los llevará desde los cerros de Valparaíso hasta la mítica isla de Chiloé. Aventura que inevitablemente involucrará a su madre, a los padres de sus amigos, y a unos misteriosos agentes de la corona británica.

"-¿Siempre eres así?
-¿Así cómo?

-Valiente, queriendo resolver misterios...

-Quizás cuando pierdes a alguien, pierdes el miedo." Pág. 26.

La extraña desaparición del abuelo de Alice, le da el impulso a la novela. Todos los personajes se mueven gracias a ello. Lo que está directamente relacionado, con el misterioso paradero del oro de la corona británica. Nada mejor que un tesoro para despertar la curiosidad de los jóvenes lectores.

Todo se desarrolla en Chile, pero en dos localidades muy particulares. Tanto Valparaíso como Chiloé, por su contacto con el mar, tienen habitantes que han llegado a Chile de otros países a través de la vía marítima, como por ejemplo, Inglaterra. Y es por medio de estos personajes foráneos, como la autora va enriqueciendo la novela, ya que su idioma y costumbres destacan dentro del comportamiento común del chileno. Con ello, logra captar el interés del lector, sobre todo en los diálogos, donde alterna el idioma español, con pequeñas frases simples en inglés.

"-Y usted -dijo Alice- es la peor de todas, you have no excuses." Pág. 97.

Cada personaje tiene un comportamiento acorde a sus orígenes y a su edad. Como se trata de una novela juvenil, los protagonistas sufren las típicas inquietudes de los chicos de su edad. Sus actitudes y desiciones, muchas veces se dejan influir por sus sentimientos y conflictos internos, como las típicas rencillas entre amigos cuando hay una chica de por medio.

"A José le parecía inverosímil que una chica tan linda fuera verdadera y que estuviera sentada tan cerca suyo". Pág. 52.

La historia está estructurada de tal forma que resulta rápida de leer, con muchos diálogos y transiciones dinámicas, todo el tiempo están sucediendo cosas, evitando caer en lagunas o en descripciones innecesarias. Sobre todo cuando ocurren grandes desplazamientos. Los viajes entre Valparaíso y Chiloé, se concretan de forma precisa, sin explayarse innecesariamente en preparativos y desplazamientos, manteniendo siempre el buen ritmo de la novela. El final es muy bueno, debido a la resolución de los misterios de la historia, y a unos giros inesperados. En conclusión, es un libro ideal para encantar al público juvenil y adulto.

Muchas gracias a Editorial Zig-Zag por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog