Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 11 de septiembre de 2017

Tres libros para comenzar a leer a Julio Cortázar

¿Con qué libro comienzo a leer a Cortázar?



No existe un orden definido para leer los libros de Julio Cortázar. Podría aconsejar leer toda su obra por orden de publicación, pero sus primeros títulos no son muy amigables con el lector. Por eso prefiero recomendar tres libros, con los cuales, el lector podrá acostumbrarse al estilo del autor poco a poco y sin aburrirse. Diría que el orden en que los recomiendo, es de menor a mayor dificultad; de menor a mayor extensión. 

Cortázar siempre fue muy lúdico para escribir, es por eso que se consagró como un cuentista extraordinario. Él se sentía muy cómodo en el universo del cuento, jugaba con las fronteras y potencialidades de dicha forma narrativa. Los límites del cuento, eran para él como combustible; se apoyaba en ellos para manifestar su ingenio. 

"El cuento tiene un perímetro limitado, y no te podés salir de él, porque entonces, haces un mal cuento". Cortázar, Entrevista. 1977.

Para entender a Cortázar, las novelas hay que dejarlas de lado; dejarlas para más adelante. Lo primero es leer sus cuentos. Es la única manera de comprenderlo. Para eso, el primer libro de cuentos que recomiendo para empezar con el autor es: Historias de cronopios y de famas. 


Historia de cronopios y de famas, es un libro de cuentos que fue publicado en el año 1962. A simple vista parece un libro corto, menudo y pequeño, lo cual es sólo una ilusión, porque dentro hay más de sesenta cuentos cortos. Sí, sorprende; el mismo libro es un cuento al estilo Cortázar. 
A pesar de que en conjunto el autor hace referencia a variados temas, hay una constante; son el sarcasmo y la ironía, un humor ingenioso y de camaradería que invita al lector a sentirse bienvenido, que lo integra y lo hace cómplice de Cortázar.

Debido a la gran diversidad de cuentos, el libro se divide en cuatro partes, agrupándolos según su temática: Manual de instrucciones; Ocupaciones raras; Material plástico e Historias de cronopios y de famas.

La última parte del libro es la que le da el nombre: "Historias de cronopios y de famas"la cual a la vez se divide en dos partes: "Primera y aún incierta aparición de los cronopios, famas y esperanzas. Fase mitológica" e "Historias de cronopios y de famas".

Los famas y los cronopios, se pueden interpretar como un contraste de clases sociales o ir más allá; caos y orden. Las situaciones en que los coloca el autor no escapan de lo cotidiano ni de lo fantástico. Viven en un mundo estable y estructurado, en el cual son presentados en diferentes situaciones y actividades, como si se tratara de una historieta o un cómic, en donde el autor da por hecho de que comprendemos su mundo. Siempre desempeñan papeles de acuerdo a sus características, es así como los fama casi siempre se asocian a los negociosos y al dinero, mientras los cronopios al arte y a la contemplación.

Humor, ingenio y brevedad, son las tres características que hacen de estos cuentos ideales para que los lectores ingresen por primera vez al universo del escritor argentino. 



Cortázar siempre provoca altos y bajos en sus lectores, no todo lo que escribe encanta, parece que lo hiciese a propósito. Como si no quisiese que nos acomodáramos con él, no quiere que nos durmamos en su estilo, sino que siempre estemos despertando constantemente. Cuando habla de cronopios y manuales de instrucciones, la brevedad se vuelve una de sus mejores compañeras, lo obliga a ser ingenioso y a evitar darse vueltas innecesarias para confundir al lector. En "Final del juego" los cuentos son breves, pero son mucho más largos, no son microcuentos. Y ese efecto de pasar de una prosa fugaz a una de mayor extensión se hace sentir. Es el siguiente paso para el lector, enfrentarse a una prosa un poco más extensa; es un nivel intermedio. 

En este libro también encontraremos una amplia gama de temas y escenarios. En ellos predomina el ingenio de Cortázar para atraparnos en los universos que crea, quizá en algunos cuentos está mejor logrado que en otros, pero esa misma diferencia lo hace impredecible.
Sus historias son encasilladas dentro del realismo mágico o del surrealismo, porque la irrealidad aflora de forma natural dentro de la realidad y nada es lo que parece; es un realismo aparente. 
Crea universos dentro de otros universos, no, no los crea, siempre han estado ahí, lo que hace es mostrarnos aquello que no podemos ver, y él sí. Toma objetos comunes y nos lleva a apreciar los mundos que hay dentro de ellos, que incluso se conectan entre sí, como en "Continuidad de los parques", uno de los mejores cuentos de este libro.




En "Final del juego (1956) e "Historias de Cronopios y de famas" (1962), nos encontramos con prosas más breves e ingeniosas, en donde el lector es sorprendido constantemente por las "bruscas" rupturas de la realidad. En ellos, el número de cuentos por publicación es alto, en contraposición con "Todos los fuego el fuego" (1966), cuyo número de relatos, es apenas ocho, pero con una prosa mucho más extensa y trabajada, donde lo fantástico se mezcla con la realidad de una forma pausada, como un arrollo que fluye. Aquí el lector no debe esperar la sorpresa. El deleite está en disfrutar la narrativa fantástica, letra a letra, que se va entretejiendo como una guirnalda alrededor de la realidad. Iniciando  en "La autopista del sur" para cerrar el decorado en "El otro cielo".

Hay muchas formas de romper la realidad, sí, eso que Cortázar llamaba falso realismo, todo ese mundo regido por un sistema de leyes científicas o morales; el mundo del sentido común. Vivimos tan encasillados y normados entre esas leyes, que no nos detenemos a pensar en sus excepciones, es en esos casos, donde Cortázar vislumbra una realidad diferente, es ahí donde indaga y nos sorprende de manera sutil, porque es tan simple el cambio, una leve desviación y el cuento abandona lo mundano para volverse una obra de arte.
Un grupo de personas va entrando a Paris en sus autos por la carretera, y de pronto, se encuentran con un embotellamiento, hasta el momento nada es anormal, salvo que el tiempo de duración del embotellamiento, comienza a extenderse demasiado. Y, además, las personas no abandonan sus autos y se quedan a esperar y a vivir allí, llegando a formar una comunidad en medio de la carretera. Dos simples sucesos fuera de las reglas, y un simple viaje en auto, se convierte en "La autopista del sur", el primer cuento fantástico del libro.


Ricardo Carrión
Administrador del blog

Muy poca gente sigue Blogs, para mí es muy importante ir aumentando día a día el número de seguidores. Si la información que encontraste en este blog te fue de utilidad, me harías un gran favor siguiendo el blog. Es muy simple, sólo debes dar click en el botón "Seguir" que se encuentra en la parte superior. Donde muestra la imagen que pongo a continuación. ¡Muchas gracias por tu apoyo!