Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 4 de julio de 2018

Protección divina - Reseña Nº 224

Protección divina

elige-un-libro
C. F. Pizant
Áurea Ediciones
Tricéfalo
207 páginas


C. F. Pizant nos lleva a un viaje por el mundo de las divinidades: aquellos seres poderosos con la capacidad de proteger y controlar los sucesos en el mundo terrenal. Dioses, ángeles y demonios ven desde su lugar privilegiado cómo sus constantes enfrentamientos repercuten sobre los habitantes de la tierra. A pesar de su inmenso poder, los seres celestiales tienen sus propias jerarquías y reglas para mantener el orden. Luego de Dios, en los siguientes escalafones se ubican los Tronos, lo arcángeles y los ángeles, estos últimos, deben recibir un entrenamiento antes de cumplir la misión a la que están destinados: ser ángeles guardianes. Cada humano deberá tener un ángel de la guarda. 

En ese contexto, el ángel Anauel, un aprendiz, está a punto de comenzar su entrenamiento en la ciudad sagrada de Wenu Waria, un mundo de transición entre lo celestial y lo terrenal.

"Wenu Waria era un tribu selecta por el mando celeste, cuya misión principal era ayudar al entrenamiento de los ángeles de la guarda". Pág. 11

Acompañado de su maestro Iustiel, debe iniciar un viaje por lo templos de los arcángeles para alcanzar la sabiduría y destrezas necesarias para convertirse en un ángel maduro. Pero antes de que todo aquello suceda y, de forma imprevista, Dios hace un llamado, y el inexperto Anauel es enviado a proteger a un humano recién nacido. 

El maestro Iustiel, no puede entender cómo de forma tan irresponsable se rompen las reglas y se envía a un ángel sin entrenamiento al mundo humano; no descansará hasta obtener una respuesta. Mientras tanto, Anauel inicia su misión y empieza a formar un vínculo con su protegido: Tomás. 

"Dime, Anauel ¿cuál es la principal misión de un ángel de la guarda?
-Proteger a su humano y ayudarlo a seguir el camino de Dios.
-¿Qué es su misión para el ángel?
-Lo más importante de su existencia". Pág. 15.

Luego, en extrañas circunstancias, Iustel desaparece y Anauel se mantiene protegiendo a Tomás. El tiempo pasa y tras largos 23 años, Dios decide que Anauel debe tomar forma humana y proteger a su humano directamente. Este hecho causa un giro estrepitoso para Anauel, quien reaparece en la tierra reencarnado en una joven mujer: Ana. Pero al tomar forma física inmediatamente sufre un accidente. El joven Edmundo que causa el accidente, intenta hacer todo por ella, y la ayudará a retomar su misión. 

Así, mientras Anauel lidia con su forma física y con otros tantos contratiempos, poco a poco, algunos arcángeles en los altos mandos celestiales comienzan a darse cuenta de que algo extraño hay detrás de la desaparición de Iustel y de las drásticas pruebas que ha debido soportar Anauel. Es posible que exista una conspiración celestial, ¿pero, para qué? ¿qué se esconde detrás de estos extraños hechos? Lo cierto es que debido a las reglas, no pueden interferir directamente, pero intentarán hacer todo lo que puedan para aclarar lo sucedido. 

De esta manera, los personajes de la historia se verán sometidos a diversos obstáculos y pruebas para intentar aclarar lo que sucede, lo cierto es que no sabrán hasta el final si sus actos son conscientes o si han sido dirigidos hasta allí de forma intencionada, siguiendo los pasos de un misterioso plan.


"Demasiadas coincidencias juntas simplemente no son una coincidencia".  Pág. 104. 

Lo medular de esta historia es ese complot celestial que alguien o algo muy poderoso está tramando. Se da a conocer nada más iniciar la historia, en la primera página, y tiene la virtud de mantenerse vigente hasta el final, es decir, crea y sostiene la tensión narrativa durante toda la obra. Y solo en la última página se resuelve el misterio. A partir de esta genial idea central se desprende el resto de los acontecimientos, ya que pone en movimiento a los personajes, como un efecto dominó, todo empieza a caer desde que se empuja a Anauel hacia una misión sin su entrenamiento. Y desde ese momento el engranaje perfectamente calculado por alguien empieza a funcionar.

Me gusta pensar en esta narración como un cuerpo compuesto de tres partes. Pero siempre desde el punto de vista del ángel protagonista: Anauel. En la primera tenemos los acontecimientos previos, en donde se hace una introducción del funcionamiento de los altos mandos celestiales y de los papeles de los ángeles. Es en esa parte donde Anauel conoce a su humano y lo protege en forma de ángel, es decir, donde mantiene su forma original. 
La segunda parte es donde el ángel pasa a ser humano y se transforma en una mujer. Creo que ésta es la parte más débil del libro, donde se sigue desarrollando esa conspiración celestial, pero toma demasiado protagonismo una especie de triángulo amoroso que para mí presentó muchos inconvenientes. 
Ya en la tercera parte, se retoma la acción y los conflictos celestiales. Es donde Anauel madura y crece, es la parte final de crecimiento, donde se vuelve completo. Estos capítulos finales del libro tienen una estructura más directa, se trata de ir superando etapas y consiguiendo ciertas metas para un fin. Creo que es la mejor del libro, donde finalmente se revela lo que se gesta en la oscuridad. 
El final es bastante sorpresivo, y realmente te cambia la perspectiva de la historia, justo en la última página. 

"Hay veces en que la mejor manera de remediar los errores del pasado es seguir adelante". Pág. 133.

Como les decía, hay un triángulo amoroso que me costó mucho digerir, es vital para la historia, ya que se deben formar lazos fuertes entre los protagonistas para que ciertas cosas sucedan, pero aún así lo encontré muy precipitado, se formaban lazos de manera muy abrupta, les faltó más desarrollo. Y cuando el ángel toma forma de mujer, se presentó como una chica débil y siempre debía ser protegida y ayudada. Creo que se muestra como un personaje demasiado frágil y le hizo falta más carácter.

En líneas generales la historia es entretenida, es creativa, y está bien estructurada. El final me encantó y demuestra lo bien planeada que está. El autor trabaja con personajes muy poderosos, son ángeles, arcángeles, demonios y dioses, entonces, el poder que tienen este tipo de seres, siempre se puede prestar para deformar la historia, pero los supo contener, les aplicó reglas que debían respetar y por lo mismo no podían saber todo lo que sucedía a su alrededor, estuvieron bien contenidos, esto hizo funcionar muy bien el complot de los altos mandos celestiales. 

Muchas gracias a Áurea Ediciones por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión 
Administrador del blog