Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 27 de junio de 2018

El rey de mimbre - Reseña Nº 223

El rey de mimbre (2017)

The Wicker King

elige-un-libro
Kayla Ancrum
V & R Editoras
320 páginas


Jack y August son dos estudiantes de último año de instituto. Han vivido desde siempre en un pequeño pueblo que colinda con un bosque, el cual es cruzado por un río. Sus madres se conocían desde siempre, por lo cual son amigos desde la infancia. Sin embargo, en el instituto aparentan no llevarse bien, ya que son muy distintos. Mientras Jack es un deportista popular, August es un tipo con mala fama que se dedica a traficar drogas que no consume. Los dos tienen familias disfuncionales, con presencias intermitentes por parte de sus padres o de alguno de ellos. Sin una familia sólida a la cual aferrarse solo se tienen el uno al otro. Sus vidas giran en torno al instituto, a sus visitas al bosque, a la fábrica abandonada de juguetes y a sus casas. Viven el día a día de forma normal, hasta que Jack comienza a sufrir extrañas alucinaciones, que lo hacen creer en la existencia de un mundo paralelo que sólo él puede ver. Un mundo asentado en el mismo pueblo, pero que pareciese ser de épocas pasadas. August intenta ayudarlo, pero sin llevarlo a un psicólogo, ya que siente que sería traicionarlo. Las alucinaciones empiezan a empeorar día tras días, hasta que Jack escribe en un papel una misteriosa profecía en que un antiguo juego al que jugaban desde niños toma el protagonismo. Mientras Jack es el Rey de Mimbre y August el de madera, y a la vez el héroe de leyenda del mundo imaginario de Jack, deben intentar cumplir con la profecía para salvar el reino. 


elige-un-libro

Todo en este libro es bastante original. No es una novela tradicional, es de tipo fragmentario. No tiene capítulos, sino que muestra pequeños episodios de la vida de los protagonistas, siempre desde la perspectiva de August. Todas las escenas que se  describen tienen un orden cronológico, pero el espacio temporal entre cada una puede variar entre unas horas, unos días o ser inmediatos; se juega mucho con el salto temporal de una escena a otra. Con aquella estructura, la autora solo se dedica a mostrar los momentos o hitos más importantes, y no describe los sucesos triviales que los desencadenan, lo que le da fluidez al relato. Pero no solo hay fragmentos de la historia, sino que también fragmentos de reportes, noticias de periódicos, notas en papel, fotografías, cartas, cualquier elemento escrito aparece de forma aleatoria, complementando la historia y volviéndola interactiva. 

"Estar solo te hace sentir más débil cada día, incluso si no lo estás. Pero no es tan malo si estás con otras personas que también están solas". Pág. 195.

elige-un-libro

La novela es promocionada como si fuera de suspenso, lo cierto, es que hay un intento de que lo sea; hay un intento de thriller psicológico, pero no, no alcanza a serlo. En lo que realmente se centra todo el relato es en la relación de August y Jack, una relación de dependencia del uno y del otro; codependencia. No alcanza a ser una relación romántica, pero sí algo tóxica, en que uno domina y el otro se preocupa de cuidarlo. A pesar de que pareciese que algo pasa entre ellos, no se aprecia nada concreto, no podría calificar la novela como LGBT, pero tiene un toque de aquello. 
La relación de amistad profunda que tienen los dos protagonistas, tiene como telón de fondo el instituto y sus amigos y una que otra chica ocasional que aparece en sus vidas. Hay novias, amigos y amigas de por medio. Pero todo este trasfondo típico de instituto está muy mal dibujado y carece de profundidad. Es un mero escenario en donde los personajes principales se mueven. Los personajes secundarios están muy poco desarrollados y solo sirven como acompañamiento y nada más. 

Por lo tanto, como les decía, lo que realmente se cuenta es la relación que hay entre los dos protagonistas, que luego se ve afectada por las alucinaciones de Jack. Ese mundo imaginario que crece en su mente intenta generar cierta tensión narrativa al plantearse la posibilidad de que podría existir, pero no se logra, la autora no logró explotar esa posibilidad y se difuminó; la tensión desaparece y el libro se vuelve rutinario, un ir y venir de los personajes. La supuesta relación románica que hay entre Jack y August tampoco prospera, y se queda en algo intermedio. Las dos líneas temáticas de la novela, el supuesto romance y el mundo fantástico, no se concretan, no se alcanzan a desarrollar, y el relato se torna desabrido y sin sentido. Casi llegando al final hay un giro, pero en vez de potenciar el argumento, lo termina por acabar. Los pocos rastros que le quedaban de fantasía desaparecen y la novela finalmente muere. 

¿Y si tienes razón y todo lo que veo es real? Pág. 104. 



elige-un-libro

A pesar de que el libro carece de sustancia y se torna desabrido, no es difícil leerlo, ya que cuenta con la agilidad que le entrega la estructura fragmentaria, las imágenes que aportan información y la extraordinaria edición de V & R, una edición inteligente que aprovecha muy bien la historia. A medida que Jack empeora en sus alucinaciones, la vida de los dos personajes se torna más oscura y complicada. Y por eso las páginas pasan de color claro y letra negra, a una transición gris oscura, para finalmente terminar con páginas de color negro y letra blanca. Es un efecto grandioso que potencia mucho el pobre desempeño del argumento. Gracias a esto último el libro gusta a pesar del poco peso de la historia. Entretiene, pero decepciona que no se haya explotado el potencial de una buena idea. 

Muchas gracias a V & R Editoras y a Zig-Zag Editorial por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog