Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 8 de julio de 2018

Albert Einstein: El libro definitivo de citas - Reseña Nº 225

Albert Einstein: El libro definitivo de citas

libro-definitivo-de-citas
Alice Calaprice
Plataforma editorial
490 páginas


Cuando escuchamos el nombre de Albert Einstein inmediatamente se nos viene a la mente su descubrimiento más conocido: La teoría de la relatividad. En cierto modo, esta teoría opaca un poco a su descubridor. Pero cuando nos quedamos pensando en cómo un hombre tuvo la capacidad de ver el mundo desde otra perspectiva, cuya imaginación lo llevó a revolucionar la física, empieza a nacer esa curiosidad por saber más de él, por conocer sus ideas ya no solo en el campo de la física, sino también en otras áreas. Entonces, deseamos comprender a la persona, más allá de sus logros. 

Para saber más de una figura como Einstein, lo básico es leer su biografía, y así conocer sus orígenes y los hitos más importantes de su vida. A veces, un texto biográfico puede resultar un poco tedioso, y nada atractivo para el lector interesado que, a pesar de tener curiosidad, no le basta para concentrarse en una serie de hechos o sucesos cronológicos. Pero no solo existen biografías, sino que hay una gama enorme de libros sobre Einstein que exploran su pensamiento. Sin embargo, el formato de citas que conforma esta edición me parece el más acertado para entusiasmar a los lectores actuales, quienes en su gran mayoría son usuarios de redes sociales, en donde las citas, tienen un papel fundamental debido a la brevedad y al contenido exacto. 

Es por eso que, un texto en donde solo se incluyan frases representativas del pensamiento del científico alemán, le quita densidad a la lectura, la hace más liviana, provocando en el lector placer y curiosidad por seguir avanzando. 

En este libro donde se recopilan más de 1500 citas, extraídas de las más diversas fuentes, como entrevistas, cartas íntimas, libros y conversaciones que en su mayor parte provienen del archivo de Einstein: Logran encantar al lector por la cuidadosa selección y documentación de Alice Calaprice, reconocida especialista en Albert Einstein y editora en Princeton University Press. El criterio de Alice como compiladora, se basa en brindar un conocimiento global de Albert Einstein y no solo mostrar su  mejor lado como han hecho otros autores. Hay una clara intención de presentarlo como un ser humano completo y totalmente desarrollado, incluyendo su perfil más oscuro y sus errores. Nos muestra a un Einstein real, brillante e imperfecto. Hay un equilibrio entre sus citas provenientes desde la intimidad y las de carácter público. 

Las frases y fragmentos vienen organizadas y documentadas en veinte temáticas, en las que se incorporan dibujos y fotografías. Gracias a esto, no se requiere una lectura de principio a fin, sino que el lector puede elegir por qué temática comenzar. Es interactivo, el lector escoge qué lado de Einstein quiere conocer. No es un libro que te obligue a terminar un capítulo para concretar una idea, sino que te permite ir y volver de uno a otro, según tu curiosidad. 
Hay citas en que Einstein se refiere a sus cercanos, como a su familia, a sus esposas e hijos, y también a sus amigos. También sobre temas globales como la guerra, la vida, la paz, la religión, la raza y la ciencia. Y otros más personales como la música, la muerte, y sobre sí mismo.

Así como podemos ver a un Einstein sumamente preocupado por la guerra y la bomba nuclear, con ideas revolucionarias para su tiempo en cuanto a educación y enseñanza superior, y que daba una enorme valorización a la imaginación y a la curiosidad. También podemos apreciar como, asimismo, es parte del pensamiento machista de la época, mostrando un trato despectivo hacia la mujer científica y hacia sus propias cónyuges  Desde sus errores, por los que se muestra arrepentido, hasta sus ingeniosas ideas, conoceremos a un Einstein tremendamente humano.

Cada una de las citas está muy bien documentada. Bajo cada una de ellas viene la referencia correspondiente, incluyendo todos los detalles para ponernos en el contexto temporal y temático al cual pertenecen. Desde ya les recomiendo este libro a todos a los que les interese conocer más al Nobel de física. Les dejo una pequeña muestra de las citas que encontrarán en el libro: 



La mayoría de los maestros pierden el tiempo plantenado preguntas que pretenden descubrir lo que los alumnos no saben, mientras que el verdadero arte del planteamiento de preguntas es descubrir lo que el alumno sabe o es capaz de saber.


El valor de una educación en una universidad... no radica en aprender muchos hechos, sino en entrenar la mente para que piense en algo que no se puede aprender en los manuales.


Nunca consideres los estudios como un deber, sino como la envidiable oportunidad de aprender la belleza liberadora del intelectual.

Bernard Shaw es sin lugar a duda una de las grandes figuras del mundo. Una vez dije de él que sus obras me recordaban a Mozart. En la prosa de Shaw no existe ninguna palabra superflua.


El adulto normal nunca piensa en los problemas del espacio-tiempo. Yo, por el contrario, me desarrollé tan lentamente que no empecé a preguntarme sobre el espacio y el tiempo hasta que fui adulto.


Me opongo a los exámenes solo desalientan el interés por estudiar. Ofrecería seminarios, y si los jóvenes están interesados y escuchan, les daría un diploma.


La música de Mozart es tan pura y hermosa que la veo como un reflejo de la belleza interna del universo.


Esto es lo que tengo que decir sobre la vida y la obra de Bach: escucha, interpreta, ama, reverencia...


Creo con Schopenhauer, que uno de los motivos más fuertes que conducen al hombre al arte y a la ciencia es la huida de la vida cotidiana, con su rudeza dolorosa y su desesperada monotonía.


Estudiar, y en general buscar la verdad y la belleza, es una esfera en la que se nos permite seguir siendo niños a lo largo de toda la vida.


La fuente principal del pensamiento científico no es una meta externa hacia la que es necesario afanarse, sino el placer de pensar.


He vivido en la soledad, que es dolorosa durante la juventud, pero deliciosa durante la madurez.


No tengo ningún talento especial. Solo soy apasionadamente curioso.


La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación abarca el mundo.


Al principio se suponía que iba a convertirme en ingeniero. Pero la idea de gastar mi energía creativa en cosas que iba a refinar aún más la práctica de la vida diaria, con el objetivo de ganar un capital aborrecible, me resultaba insoportable.


No sabía que el destino iba a permitirme encontrar un par de buenas ideas después de muchos años de trabajo intenso.


El arte supremo del maestro consiste en despertar la alegría por la expresión creativa y el conocimiento. 


Muchas gracias a Plataforma Editorial y a Zig-Zag Editorial por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog