Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 3 de diciembre de 2017

Reseña Nº193: Edgar Allan Poe. Cuentos selectos

Edgar Allan Poe: Cuentos selectos

Edgar Allan Poe (1809-1849)
Ediciones LEA
Colección filo y contrafilo
224 páginas

Esta antología de cuentos, tiene tras de sí, un trabajo de selección bien especial, ya que lo que busca, no es reunir lo cuentos más famosos, sino mostrar la versatilidad que tenía Poe al escribir. Es por eso que dentro encontraremos historias de todo tipo, predominando eso sí, las de horror.

Ligeia y La caída de la casa de Usher, son las dos historias que encabezan la lista de los relatos macabros en este libro. Ligeia es, según los entendidos, el cuento favorito de Poe, mientras La caída dela casa de Usher uno de los más famosos. Con atmósferas marcadas por el suspenso, sumando descripciones tanto físicas como psicológicas, nos llevan por la senda de un terror ascendente que no declina hasta que estalla. En ellas, Poe indaga en uno de los temas que más lo atormentaban: La muerte.

La Muerte aparece recurrentemente asociada a muchos de sus relatos, en algunas de forma más evidente y gráfica que en otros. Por ejemplo, en La verdad sobre el caso del señor Valdemar, recurre a la hipnosis como eje conductor, pero es la muerte la que sorprende y da el giro y remate al cuento. Pero dentro de los relatos de horror, algunos se van al extremo del sadismo con historias tan crudas y sorprendentes como lo es El corazón delator y El gato negro.

¿No les he aclarado ya que lo que ustedes, equivocadamente, denominan locura es solamente una excesiva agudeza de los sentidos? Pág. 114. (El corazón delator)

Pero así como se va hacia los extremos más oscuros, también utiliza los más ingeniosos, sin dejar de lado el elemento muerte. En la máscara de la muerte roja no solo recurre al ingenio, sino también al elemento fantástico para causar sorpresa en el lector, es un relato que urde fantasía y misterio, para que el lector descifre su significado a medida que avanza, aunque al final, la sorpresa siempre está esperando.

Hay dos relatos en donde Poe logra una tensión narrativa magnífica, y lo hace poniendo a los protagonistas de la historia en una situación que desconocen, descolocándolos por completo. Pero al mismo tiempo los presiona, lo asfixia lentamente; los deja sin esperanza. Y para eso se sirve de algo tan horroroso como ser enterrado vivo en El entierro prematuro, o verse sometido a las perversas torturas de la inquisición como en El pozo y el péndulo (el mejor relato para mi gusto del libro).

"Cuando surgimos del más profundo de los sopores, rompemos la tela sutil de algún sueño. Y sin embargo, apenas después (tan frágil puede haber sido aquella tela) no nos acordamos de haber soñado". Pág. 205. (El pozo y el péndulo)

Pero así como juega con el horror en sus distintos niveles a lo largo de sus historias, también, gracias a su prodigiosa imaginación, logró escribir cuentos de estilo analítico policial. Sentando las bases de la novela policial moderna. De esos cuentos, en este libro solo aparece uno: La carta robada. En él aparece como personaje principal, Auguste Dupin, un francés que lleva el título de Chevalier. Astuto y muy imaginativo, Dupin es aficionado a los acertijos, y gracias a sus grandes poderes de observación, percibe detalles inapreciables para la policía. Se pone en la mente del criminal y así es capaz de resolver los casos que la policía no puede. Sin la imaginación de Poe, no existirían detectives como Sherlock Holmes o Hércules Poirot.

"Las matemáticas son la ciencia de la forma y la cantidad; el razonamiento matemático es simplemente la lógica aplicada a la observación de la forma y la cantidad. La gran equivocación reside en suponer que incluso las verdades de lo que es llamado álgebra pura son verdades abstractas o generales". Pág. 83. (La carta robada).

A pesar de que ya he exhibido algo de la gran variedad de cuentos que escribió Poe. Aún en el libro quedan dos tipos bastante interesantes. El primero es William Wilson, en donde recurre a un tema muy utilizado en la literatura: El doble. Pero lo hace subyugándolo a su propio estilo terrorífico. A pesar de eso, me hizo recordar a Stevenson con su Doctor Jekyll y Mr. Hyde, o a Borges, con su cuento El otro. Y para terminar, un cuento con estilo aventurero. Un descenso en el Maelström, nos lleva a un mundo de leyenda, en donde el temible remolino pone en duros aprietos a una pequeña embarcación. Este cuento no solo puede ser considerado como de aventuras, sino también como analítico, por la capacidad de deducción del personaje principal para enfrentar el problema en el que se ve envuelto y, además, cuenta una historia dentro de otra, usando el mismo estilo que en El retrato oval, también incluido en esta edición.

Me pareció que este libro trae una espléndida selección de cuentos de Poe, capaz de retratar el poder de su imaginación. La cual disfruté mucho y recomiendo a todo aquel que quiera empezar a conocer al autor.

Muchas gracias a Ediciones LEA y a Zig-Zag Editorial 

Ricardo Carrión
Administrador del blog