Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 14 de abril de 2016

Reseña: Nº 66: Un asunto pendiente

Un asunto Pendiente (1989)

John-Katzenbach
John Katzenbach
Ediciones B
440 Páginas
Thriller psicológico, suspenso

John Katzenbach nos entrega una historia que gira en torno a la venganza. Es un tema muy controvertido ya que depende del punto de vista en que se tome, muchas veces una venganza puede no ser realmente justificada y que la persona que la ejecute simplemente está equivocada, en otras ocaciones se hace un poco difícil definir si realmente hubo una traición por alguna de las partes afectadas y es justamente a lo que juega el autor en este libro, crea una delgada línea entre dos bandos, lo que está mal y lo que está bien se confunde. Lo que sí, nos da a entender concretamente, es que si decides vengarte tienes que estar preparado para pagar las consecuencias.

El libro está ambientado en el año 1986, toda la acción se concentra en unos poco días, desde un Martes hasta un Domingo. El matrimonio de Megan y Duncan es muy feliz y próspero, él es banquero y ella agente inmobiliaria, viven de forma acomodada. Tienen dos hijas gemelas adolescentes cursando los últimos días en su instituto antes de entrar a la universidad  y un pequeño hijo llamado Tommy con capacidades diferentes, un niño que les ha costado mucho trabajo sacarlo adelante debido a su enfermedad, y por lo mismo darían todo por él.

Todo comienza un día cualquiera, en que su abuelo pasa a recoger a Tommy a la escuela, y de pronto una mujer los obliga a subir a un auto apuntándolos con un arma. Su abuelo y Tommy han sido secuestrados.

Katzenbach nos lleva en un flashback a 1968, un año donde la ideología Hippie comenzaba a  decaer entre los jóvenes, muchos de ellos impotentes ante la guerra y la destrucción que se vivía en el mundo, ya cansados de protestar y no ser tomados en cuenta, se agruparon en lugares alejados para volverse revolucionarios, aprendiendo a usar armas y explosivos.

Los padres de Tommy, fueron parte del escuadrón revolucionario "Brigada Fenix" donde la líder era una joven llamada Olivia. Ella y sus amigos planearon hacer algo mucho más radical para ser tomados en cuenta, el robo a un banco. Estaba todo planeado pero algo salió mal. Un simple robo con tintes de protesta se transformó en un suceso de miedo y muerte. Megan y Duncan debido a su labor  dentro del plan, estaban en posiciones de poco riesgo, lo que les facilitó la huída al ver que todo el plan se había derrumbado, en cambio Olivia terminó en la cárcel y fue condenada a largos 18 años de presidio.

Pero la condena ha terminado y Olivia es libre, y lo que la ha mantenido viva todo este tiempo es su sed de venganza, ya que culpa a Megan y a Duncan de su encarcelamiento y de otras atrocidades. Ella junto a un ex integrante de la Brigada Fenix y un delincuente proveniente de los bajos barrios acusado de violación a una menor, pretenden hacerles pagar de la peor manera posible. Y Deciden comenzar por el pequeño Tommy.


El comienzo de la historia parece indicar el típico secuestro para conseguir dinero, pero el autor va mucho más allá, el dinero es sólo un medio para que Olivia pueda lograr su venganza, ha perdido 18 años de su vida, lo que quiere es ver destruida la vida de Megan y Duncan, que no sólo la traicionaron a ella, sino que también a sus ideales, pasando de ser revolucionarios a simples burgueses.

"Los mejores delitos, son los que no tienen fin, aquellos en los que siempre quedan amenazas pendientes, posibilidades. Son crímenes, digamos, con vida propia que acaban por dominar la vida de las personas."

Las circunstancias que nos relata Katzenbach nos hace dudar sobre quién realmente tuvo la culpa hace 18 años, por lo que es difícil tomar partido por alguna de las dos posturas, lo único que logra que el lector se incline a favor de Megan y Duncan es que Olivia ha comenzado su brutal venganza por un niño inocente y enfermo. Pero la incongruencia en los ideales del matrimonio en su juventud con su vida actual acomodada no logra causar simpatía. Esto fue muy bien logrado por el autor, ya que su propósito es generar una situación en donde el bien y el mal se entrelazan.

Como siempre maneja estupendamente la psicología, primero acorrala a los integrantes de la familia, los atrapa mentalmente, lo deja impotentes, sin ninguna salida. Ya que la policía no es un factor a considerar en esta historia, porque es un ajuste de cuentas entre antiguos delincuentes. Y a medida que el relato avanza, el sentimiento de no tener salida termina transformándose de manera magistral en determinación.
En el bando contrario a Olivia la llena de seguridad y astucia, con algunos momentos de dudas donde comete ligeros errores cuando se deja llevar por la ira.

-¿Sabes cuánto tiempo he pensado en este día?

-Puedo imaginármelo 
-Cada minuto de cada día, durante dieciocho años.


La historia está escrita de tal forma que es muy rápida de leer, el autor sacrificó un poco la profundidad de los personajes a cambio de agilidad en el texto, por lo que se notan un poco planos. Salvo los personajes del abuelo y el niño Tommy que prácticamente son los protagonistas y que debido al encierro que sufren al ser secuestrados abundan las escenas de sus diálogos, donde los podemos conocer a fondo,  por lo que es imposible no encariñarse con ellos.

Personalmente encuentro que este libro no alcanzó la perfección como en el "El psicoanalista". Es bien difícil que logre superar esa gran obra. Pero tiene la ventaja de ser muy rápido en la lectura y cumple la función de entretener, quizá le falto un poco de sorpresa y más suspenso al comienzo, pero fue mejorando mucho hacia el término de la historia, me tenía los pelos de punta. Fue un final con mucha adrenalina y violencia, que me recordó un poco al psicoanalista por lo fantástico, pero da gusto leerlo. Lástima que no agregó unas páginas finales en forma de epílogo, me hicieron falta. Pero el resultado fue de gran calidad como todos los libros de Katzenbach, muy bien escrito.

Muchas Gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!