Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 28 de abril de 2016

Reseña Nº 72: Steelheart

Steelheart


Brandon-Sanderson
Brandon Sanderson
Ediciones B
408 Páginas
ISBN: 978-84-9070-095-2
Fantasía

¿Sueñas con un mundo donde los Superhéroes existan? Puede que ese sueño se transforme en una pesadilla...

Cosas extrañas han estado sucediendo en el mundo desde que Calamity apareció en forma de una gran explosión. Algunos piensan que es un asteroide o un cometa que quedó atrapado por la gravedad de la tierra, quizá sea un nuevo satélite. Su intenso brillo rojo encandila a todo aquel que mire hacia el cielo. Pero no es su presencia la que causa inquietud, sino sus efectos sobre algunos seres humanos, a los que ha dotado de poderes sobrenaturales. A todos ellos se les conoce como Épicos. 

Muchos pensaron que la adquisición de poderes por parte de una pequeña fracción de la humanidad sería beneficiosa para la sociedad, que los usarían para hacer el bien, que estarían del lado de la justicia. Pero los Épicos no comparten esa idea, todos y cada uno de ellos sólo piensan en gobernar ciudades y países por la fuerza, como una verdadera tiranía.

"No hay Épicos buenos. Ninguno de ellos nos protege. El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente". Pág. 31

David Charleston vivió en carne propia la aparición de los épicos. A la temprana edad de ocho años, mientras visitaba un banco con su padre, un épico llegó para imponer su fuerza. Era glorioso, gigante, con enormes músculos, un ser invencible. Se hacía llamar Steelheart, a pesar de los esfuerzos de la policía ninguna bala lo podía atravesar, era un Dios que venía a marcar territorio y a asegurarse de que los humanos y los épicos más débiles le obedecieran. Además de su fortaleza e invencibilidad, tenía el poder de convertir en acero cosas inanimadas. 
En medio de su proclamación en el banco ocurrió un accidente que puso de mal humor a Steelheart. Algo que él no esperaba sucedió, su desesperación lo llevo a convertir todo en acero y destruir el edificio, matando a muchas personas incluido el padre de David. Pero el pequeño logró escapar del incidente, es el único testigo de lo que ocurrió en ese lugar, nadie más lo sabe. Es la única persona viva que ha visto sangrar a Steelheart. 

Diez años más tarde la ciudad de Chicago Nova está casi en su totalidad convertida en acero. Steelheart gobierna a su antojo, es indestructible, a pesar que otros Épicos lo han desafiado nadie logra derrotarlo. Tiene bajo su mando algunos Épicos menores, que lo ayudan a estabilizar su tiranía. Así está el mundo en general. Épicos dominando ciudades, mientras otros disputan con ellos su poder, lo que causa siempre la destrucción y la desolación. Pero en Chicago Nova hay más estabilidad. Steelheart es tan poderoso que muy pocos se atreven a desafiarlo. 

La policía quedó bajo el dominio de Steelheart y pasó a llamarse "Control". La humanidad había sido sometida. Los únicos que se resisten es un grupo de seres humanos llamados "Reckoners", ellos utilizan estrategias especiales para asesinar Épicos menores. Era lo único que podían hacer. Sus hazañas se divulgan a través del boca a boca de las calles. Ellos son la última resistencia de la humanidad. 

David Charleston, ahora con dieciocho años, ha investigado todo sobre los Épicos, lo único que lo aferra a la vida, es su deseo de venganza, quiere ver morir a Steelheart. También se ha dedicado a investigar a los Reckoners con el fin de encontrarlos y pedirles que lo dejen entrar en el equipo. Él hará todo lo posible para que lo acepten y poder llevar a cabo su venganza.

Brandon Sanderson me ha vuelto a sorprender con una historia alucinante y adictiva, no tiene pausas, no hay espacios para el aburrimiento, hace las descripciones justas y utiliza diálogos cortos dando mucha agilidad al texto. La historia tiene mucha acción, explosiones, persecuciones, disparos entre muchas otras cosas. Y unos giros espectaculares, que me dejaron con la boca abierta. 

Los personajes son muy carismáticos, eso impide que cuando entablan diálogos uno se aburra. David es el protagonista, es improvisador, valiente y arrojado, hace comparaciones bastante absurdas de las cosas, tiene un gran conocimiento en armas y en Épicos, pero se le da fatal conducir. 
Él narra la historia, por lo que sólo podemos ver el comportamiento de Steelheart y de los demás Épicos desde su limitado punto de vista. En cambio podemos conocer más a fondo a los Reckoners, estos humanos que se han dedicado a asesinar Épicos y se esconden en túneles secretos bajo tierra. David al conocerlos, él mismo se da cuenta de que no son lo que parecían en realidad, él los admiraba, los encontraba implacables, pero se dio cuenta de que son como cualquier ser humano.

"Se me hacía raro que fueran personas. Me sentía en parte decepcionado. Mis dioses eran seres humanos normales que reñían, reían, ponían a los otros de los nervios y roncaban cuando dormían, y fuerte." Pág. 136

Los cuestionamientos sobre lo que hacen son parte de sus conversaciones diarias. Tienen un eterno debate de si es o no bueno derrocar a Steelheart. La sociedad estaba empezando a estabilizarse bajo su dominio, los seres humanos se estaban acostumbrado a la tiranía. Sí lo destruían el caos aparecería.

No hay respuestas; no hay decisiones acertadas. Sometimiento a un tirano o caos y sufrimiento. Al final yo elegí lo segundo, aunque me duela en el alma. Si no luchamos la humanidad está acabada. Pág. 241

Lo genial de esta historia es como Sanderson aplica sus principios básicos de la fantasía. Está magia que se materializa en forma de poderes sobrenaturales, tiene un costo. Y así como los hace invencibles también los hace débiles, sí, estos superhéroes tienen debilidades y si son descubiertas serán derrotados fácilmente. Su poder y su vulnerabilidad se igualan; acción y reacción, uno de los principios de Sanderson aplicados de forma magistral.

Pero el gran Steelheart parece no tener debilidades,  sólo una persona tiene una remota idea de cual puede ser y ese es David. Y gracias a ese conocimiento intenta convencer a los Reckoners de que  lo ayuden a exterminarlo.

El misterio también forma parte de la historia, no sólo los Épicos guardan secretos sobre sus debilidades, también los Reckoners tienen pasados poco claros y misteriosos que a lo largo de la historia se irán dilucidando. Sanderson va dejando pistas para que podamos deducirlo por nosotros mismos pero aún así no fui capaz de hacerlo ya que me sorprendió en más de una ocasión. Cuando todo parece un caos te asombra con movimientos inesperados de los personajes como si se tratara de una partida de ajedrez, cuando uno ejecuta un movimiento el otro ya lo tenía previsto. El final fue lo mejor, no sólo por los secretos que se desvelan sino por el pensamiento rápido de los personajes en los momentos límite, cuando todo parece perdido.

"No tenemos tiempo para la pena: solo tenemos tiempo para la venganza." Pág. 325

Imposible aburrirse con este libro, es la primera parte de la trilogía Reckoner. Es ideal para todo aquel que busque acción trepidante y misterio, con un poco de romance y humor. Tiene un buen desenlace del argumento específico de esta primera entrega, pero deja abierto el desenlace del argumento general para que continue en el próximo título. Lo que me parece excelente porque quiero más Reckoners, más épicos y más acción.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar