Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 18 de abril de 2016

Reseña Nº 69: Cinco Reinos: Invasores del cielo

Cinco Reinos: Invasores del cielo

Brandon-Mull
Brandon Mull
Roca Editorial
Penguin Random House
443 Páginas
Fantasía juvenil
ISBN: 978-84-9918-962-8

En Halloween siempre parecen suceder cosas extrañas, es un día que se presta para que la realidad y la fantasía se mezclen. Al parecer así lo cree Brandon Mull. Escoge esta festividad para que su protagonista Cole Randolph presencie algo increíble. Vestido con su disfraz de espantapájaros ve como sus mejores amigos Jenna y Dalton son secuestrados por lo que parecen ser hombres con disfraces muy realistas. En su desesperación decide seguirlos a través de un extraño agujero en el suelo para tener alguna pista que darle a la policía, lo que Cole creía una alcantarilla no era nada más que un pequeño portal a otro mundo, un mundo del que difícilmente podrá salir. Ha llegado a los cinco reinos.

El pobre Cole sin saber donde se encuentra poco a poco va recabando información, al parecer ha caído en un mundo alojado en otra dimensión, lo llaman las afueras, en ella hay cinco reinos y específicamente él se encuentra en Sambria. 

Hay muchas cosas nuevas que Cole deberá enfrentar para poder encontrar a sus amigos, uno de los  tantos obstáculos que se le presentarán es la esclavitud, la cual está permitida en aquel mundo. Y la venta y compra de esclavos es pan de cada día. 
Pero también hay cosas maravillosas y sorprendentes, como la habilidad para forjar. Existen personas que nacen con un poder forjador, algo así como un poder mágico, son capaces de crear cosas de la nada, de reparar objetos, de fortalecerlos y entregarles propiedades inimaginables. El poder de forjar es una de las habilidades más apreciadas en los cinco reinos, tanto así que los principales líderes de aquel mundo son grandes y sabios forjadores. Las personas comunes que no tienen el poder se dedican al comercio y las más desafortunadas a ser esclavos de ellos. 

En su camino por encontrar a sus amigos Cole cae en manos de Adam, un comerciante, que tiene una empresa muy inusual, conocida como los "Invasores del cielo". Ellos se ganan la vida vendiendo lo que encuentran a través de sus exploraciones. Pero no se dedican a sacar minerales de una mina, no, ellos extraen objetos valiosos de castillos muy especiales, que rompen todas las leyes de la física. Pero estos castillos no están abandonados, peligrosas bestias y trampas mortales se encuentran en ellos y Cole deberá explorarlos, el oficio de explorador es muy peligroso y la posibilidades de sobrevivir son mínimas. En aquel grupo conocerá a tres exploradores como él. Jace un tipo muy intrépido y decidido, Twitch un precavido muchacho experto en huir. Y Mira, una chica que tiene indicios de tener habilidad forjadora y que además guarda un secreto. Ellos al igual que Cole son prácticamente niños que no superan los doce años de edad.

"Ya me consideraba muerto cuando salí en mi primera misión a los castillos. Todo lo que ha venido después ha sido extra. Un regalo".

En un mundo como las afueras donde la magia es algo habitual, a veces las cosas se salen de control. Una bestia enorme arrasa las ciudades destruyendo todo a su paso, la llaman Carnag. Por azares del destino Cole y sus nuevos amigos inevitablemente deberán enfrentarse a este inmenso monstruo. No sólo para salvar su existencia, sino que también para obtener la información y la ayuda necesaria para poder dar con el paradero de Jenna y Dalton, y llevarlos de vuelta a la Tierra antes de que sean olvidados para siempre.

"¿Qué sería de Dalton, Jenna y los otros niños de su mundo? Supuso que no podrían culparle por no salvarlos si moría. Era la excusa perfecta".

Fantasía juvenil pura es la que nos entrega Brandon Mull, tan entretenida que es ideal para que  personas de cualquier edad se pasen un rato increíble mientras leen. Te atrapa no sólo con la agilidad de los diálogos y la fluidez del texto,  sino que te sorprende en cada página con un mundo extraordinariamente original, rebasando los límites del género.
Estructura una nueva realidad que no tiene límites, para que en cada página te encuentres con algo novedoso, ya sean objetos mágicos o nuevos personajes. Ese pulso entre acción, y nuevos descubrimientos lo hace adictivo y refrescante.

El personaje del héroe interpretado por Cole, no cae en el típico cliché de querer salvarlos a todos sin importar nada, Cole debe decidir que hacer de acuerdo a sus posibilidades, dando prioridad a sobrevivir día a día y a esperar el momento adecuado para actuar, ya que en aquel mundo no podría hacer nada sin la ayuda y el apoyo necesario de las personas adecuadas. Se equivoca constantemente y no puede salvar el día solo.

"Relájate, hijo. Estás aquí. Eso no puedes cambiarlo de golpe. Ve día a día. Aprende por el camino. Tienes muchos nudos que deshacer, pero no podrás soltarlos todos de golpe".

Junto con Mira, Jace y Twitch se apoyan para alcanzar sus objetivos, aunque algunas discusiones son inevitables, el grupo siempre se mantiene unido.

El principal motor de acción de esta historia es el deseo de poder, capaz de saltarse todas las reglas para poder cumplir con objetos individualistas, hay una lucha entre justos e injustos. Donde inocentes quedaran en medio del fuego cruzado y deberán luchar para sobrevivir.

Este es el primer libro de cinco que planea escribí Brandon Mull, por lo cual trae dos argumentos: el argumento general sobre el regreso de Cole a la Tierra y el argumento autoconclusivo de esta primera entrega que tiene que ver con el personaje de Mira, que nos entrega un final infartante lleno de magia y acción. Pero que nos deja la puerta abierta para explorar el segundo reino en el próximo libro de este nuevo universo creado por Mull. 

Muchas Gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar