Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 8 de enero de 2018

Reseña Nº 198: Pulp

Pulp (1994)

Charles Bukowski (1920 - 1994)
Anagrama
Colección compactos
200 páginas

No era mi día, ni mi semana, ni mi mes, ni mi año. Ni mi vida. ¡Maldita sea!

Pulp es la última novela escrita por Charles Bukowski. Fue publicada en 1994 antes de su muerte. En ella, hace algunos cambios con respecto a sus anteriores trabajos. Deja de lado a su alter ego y protagonista de todas sus otras novelas, Henry Chinaski —aunque aparece someramente en la historia—, y coloca en su lugar al detective Nick Belane. Este detective de cuarta categoría, que es un rotundo fracaso y no tiene ni como pagar el alquiler de su oficina, tiene mucho de Bukowski, está impregnado de él, no será Chinaski, pero es el reflejo del autor. Es un tipo grosero, alcohólico, mujeriego, y al que le duele vivir.

"La existencia no solo era absurda, era una trabajo duro y nada más".

A través de Nick Belane, el autor parodia a las ficciones pulp (Pulp fictions), esas historias que se publicaban en un formato semejante al de un cómic y que tocaban diferentes géneros como la ciencia ficción, el suspenso, el terror y la fantasía. Basándose en eso, y con su clásica chispa de ingenio, Bukowski nos sumerge en una hilarante historia, donde Belane, que no recibe nunca un buen caso, se encuentra de repente con varios entre las manos, y con unos clientes bastante extraños y extravagantes. Hasta ahí todo podría parecer normal, hasta que las situaciones más fantásticas comienzan a suceder. Los casos comienzan a cruzarse entre sí, algunos toman connotaciones bastante sobrenaturales, involucrando a extraterrestres, matones y guardaespaldas gigantescos, y a un escritor que debió morir hace décadas. Pero también da cabida para casos muy típicos como el de investigar una supuesta infidelidad, la de Cindy, esposa de Jack Bass.

"La mayoría de los hombres no sabe vivir en absoluto, se van desgastando simplemente". 

En esta última novela del autor, se pueden apreciar todos sus años de oficio como escritor. Es que Bukowski, cambia el esquema autobiográfico para utilizar el de la parodia, pero aún así, a pesar de los cambios, mantiene vigente su estilo y la novela resulta grandiosa. Persiste el lenguaje de la calle, y el recorrido por lugares sórdidos y los barrios bajos de Los Ángeles, pero al mismo tiempo, escenas surrealistas y fantásticas invaden el panorama, lo cruzan y desconciertan al lector. Estos elementos de ciencia ficción y fantasía destacan dentro del panorama urbano en que se desarrollan los hechos, parecen escenas inadecuadas, fuera de lugar, pero la narración de Bukowski las hace parecer naturales y divertidas, las hace encajar tan bien en la historia, que produce risa y satisfacción. Es el talento de un genio, de un escritor que a pesar de los drásticos cambios, mantiene su autenticidad. Las palabras siguen bailando al ritmo del irresponsable escritor maldito.

"Todo el mundo estaba jodido. No había ganadores. Solo había ganadores aparentes. Todos íbamos detrás de un montón de nada. Día tras día. Sobrevivir parecía ser lo único necesario. Y eso no parecía suficiente".

Considerando todo lo anterior, se podría pensar que se trata de una simple novela divertida y liviana, pero detrás de toda esta parodia y humor, hay un tema muy profundo que se trata a cada instante: El de la muerte. Bukowski constantemente reflexiona sobre la vida y el destino final de ella, el destino final de todos nosotros. Esta novela la escribió en sus últimos años de vida, y él presentía su muerte. Es por eso que constantemente hace alusión al tema a través del detective Belane. Por medio de los monólogos del protagonista y por el simbolismo que lo rodea, nos da a conocer sus miedos. 
Lo que llama la atención es que un hombre tan desapegado como Bukowski, desapegado a todo, al amor, al éxito, al dinero y a la fama. Un hombre al que no le importaba nada, teme morir, y lo teme porque ya no podrá seguir escribiendo. Es la escritura la que lo mantiene vivo y lo que ama por sobre todas las cosas. En el final del libro se puede apreciar que Bukowski ha tomado una decisión respecto al tema, es más una aceptación del destino irrevocable de todo ser humano.

"A los hombres siempre les persigue algo que no pueden evitar. Sin descanso, siempre."

No es una novela que yo recomendaría para los que quieren iniciar con Bukowski, pero sí la recomendaría para los lectores habituales de él y que busquen algo diferente. Porque al comparar Pulp con sus otros libros, hay una clara distinción y puede resultar realmente refrescante. A algunos puede molestarles el cambio, pero a otros les parecerá novedoso e innovador, como a mí. Ya que es una novela que se sale de la clásica autobiografía, dándoles alas propias a las irreverentes ideas de Bukowski. Es una novela completa, que cierra de forma simbólica. Bajando el telón a una magnífica carrera de escritor.

"El hombre ha nacido para morir. ¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar." 

Ricardo Carrión
Administrador del blog