Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 22 de enero de 2018

Reseña Nº 199: La metamorfosis

La metamorfosis y otros cuentos

Franz Kafka (1883 - 1924)
Ediciones LEA
Colección Filo y Contrafilo
160 páginas


La presente edición trae una selección muy acertada de los cuentos más representativos de Franz Kafka. Lo cual me parece ideal para cualquier persona que quiera conocer a grandes rasgos el estilo del autor. Trae relatos tan icónicos como "Ante la ley" el cual forma parte de su novela inconclusa "El proceso" pero que fue presentado individualmente junto a otros relatos en uno de sus últimos libros publicados en vida: "Un médico rural" (1919). 

"El hombre no ha tenido en cuenta estos obstáculos. Piensa que todos los hombres, en todo momento, deben acceder a la ley". Pág. 67.

Esta edición también incluye La condena, uno de los relatos más destacados de Kafka, también considerado una novela corta llena de abstracciones no declaradas. Fue escrito en tan solo una noche, desde las once hasta las seis de la madrugada. Se le considera autobiográfico y lo dedicó a su novia Felice. Al protagonista de La condena le sucede lo que ya se ha convertido en una tradición para los personajes Kafkianos: no hay salida para ellos. El mundo no les da una nueva oportunidad, su camino es oscuro y su final trágico está determinado con antelación. 

"Por eso has de saber que yo te condeno a morir ahogado". Pág. 121. 

En Un artista del hambre, se puede apreciar claramente cómo el personaje principal, crea, porque es un artista, un creador, al igual que un escritor, al igual que Kafka que está creándolo, pero como el escritor, su personaje comparte su destino trágico, el cual ni siquiera tiene un fin, sino que simplemente no encuentra una salida. 

Al contrario de estos relatos, en La preocupación de un padre de familia, la historia se centra en un objeto cuya descripción es realizada con mucho detalle y celo por Kafka. Es un engendro Kafkiano que no es antropomórfico ni zoomórfico, algo nunca visto en sus otros relatos. Kafka le otorga propiedades sobrenaturales a dicho objeto, que contrastan con su origen inanimado, dotando al relato de las propiedades necesarias para seducir al lector. 

"Habita alternativamente bajo la techumbre, en la escalera, en los pasillos y en el zaguán. A veces no se deja ver durante varios meses, como si se hubiese ido a otras casas, pero siempre vuelve a la nuestra". Pág. 104. 

A pesar de los extraordinarios cuentos que trae esta edición, es La metamorfosis la más impactante y la más destacada. Nadie que haya leído u oído hablar de la metamorfosis podrá borrar de su cabeza a ese extraño personaje que por la mañana se despierta convertido en un insecto. Una imagen imperecedera, que Kafka supo plasmar en la mente de todos sus lectores. La transformación Kafkiana, la metamorfosis de un hombre en un insecto, un cambio en apariencia drástico y fantástico; sucede nada más iniciar el relato. Este hecho hace creer o malinterpretar que la famosa transformación sucedió demasiado pronto y de forma muy rápida y misteriosa. Pero aquello no es nada más que el inicio de la verdadera metamorfosis, ya que ésta se desarrolla a lo largo de toda la historia y termina en la última página. 

Gregorio Samsa, una suerte de álter ego del mismo Kafka, va perdiendo su humanidad lentamente, de forma progresiva. El perder el cuerpo humano y obtener el de un insecto no es un cambio definitivo, es solo el inicio de un proceso de pérdida de identidad, en donde el insecto va creciendo, eliminando a la persona. Pero no es una batalla netamente interior, ya que sufre la influencia del exterior. Gregorio Samsa, se debate entre el humano y el insecto, pero este último va ganando terreno y apropiándose de su ser a medida que se va dando cuenta de cómo su familia, a la que adoraba, lo va decepcionando al serle reveladas sus verdaderas personalidades. Samsa, poco a poco va perdiendo el poco apoyo que le quedaba, perdiendo sus tres soportes principales en el mundo: su padre, madre y hermana. 

Es un proceso degenerativo, la apariencia de insecto no es más que el síntoma de una enfermedad parasitaria que lentamente va matando al protagonista, siendo los parásitos su familia; ellos son los verdaderos insectos. Es una novela corta plagada de momentos emotivos, de escenas brillantes que conmueven. La apariencia de insecto no hace más que destacar la nobleza, generosidad y la belleza del alma de Gregorio, que se contrasta con la horrible y fría alma del resto de los integrantes de su familia. A pesar de ser un insecto, de estar imposibilitado, él se preocupa por ellos, por volver pronto a ese trabajo que tanto odia, por ocultar su fealdad y evitar así el espanto en su hermana y su madre. No hay ser más dulce y bondadoso que Gregorio.
Sin adornos verbales, sin metáforas, es una pesadilla a todas luces, que se inicia al despertar y no al dormir. La extensión es perfecta, cada escena va revelando atrocidades que no hacen más que sepultar más y más la dulce alma de Samsa. Es un salto hacia la desolación, hacia la nada para cualquier lector. La emotividad que transmite el personaje, ese contraste que se genera entre la felicidad de la familia y la desgracia de él, se unifica a la estructura, al perfecto entrelazamiento entre temáticas y al cuidadoso estilo de Kafka, donde predomina la selección de palabras. Todo se mezcla de una manera perfecta en una historia que no dejará indiferente a nadie.

Muchas gracias a Ediciones LEA y a Zig-Zag Editorial por el envío del ejemplar. 
Ricardo Carrión
Adminstrador del blog