Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 3 de enero de 2018

Reseña Nº 197: El fantasma de Canterville y otros cuentos

El fantasma de Canterville y otros cuentos 

ricardo-carrion
Oscar Wilde (1854-1900)
Ediciones LEA
Colección Filo y Contrafilo
155 páginas

¡Ah, de qué cosa más insignificante depende la felicidad! Pág. 11. 

(El ruiseñor y la rosa)



En esta edición se hace una recopilación bien especial de cuentos de Oscar Wilde. Se utiliza un concepto muy asociado al autor: el de la música como el más perfecto modelo del arte. Es así que, utilizando como base "El fantasma de Canterville", que va ubicado al final de la selección. Se teje a su alrededor una sinfonía de cuentos que, individualmente son una maravilla, pero que en su conjunto logran un efecto musical, como notas en una partitura, cada cuento es parte fundamental de una melodía que se escucha a través de la lectura. 

Todo inicia con el cuento de El ruiseñor y la rosa, un cuento en donde Wilde hace una revalorización de lo irracional. A través de una maravillosa humanización de los animales y la naturaleza, destaca temas tan irracionales como el Amor y la Muerte. En donde paralelamente cada uno de ellos, alejan a los protagonistas de su eje con la realidad, desplazándolos hacia la desesperación. El resultado es una moraleja que nos invita a apreciar el esfuerzo de los demás; el aprecio a los pequeños detalles que esconden grandes sacrificios.

La moraleja es la piedra angular de todos los cuentos. En El gigante egoísta, es la amargura, el aislamiento y el egoísmo lo que el autor busca destacar a través de las actitudes de los personajes y de las fuerzas de la naturaleza, para luego dar un giro y mostrar la manera en que esos temas se pueden transformar en algo positivo. En El amigo fiel habla del aprovechamiento, y del exceso de confianza en personas que no se lo merecen, en general, de falsas amistades, la cuales siempre buscan aprovecharse sin dar nada a cambio.

Los relatos más cortos del libro son El discípulo, El artista y El maestro. Estos textos, por su brevedad, requieren una lectura mucho más activa, ya que dan por hecho ciertas explicaciones, entendiendo que el lector sabe a lo que se refiere. Hay una gran utilización de la intertextualidad. Son relatos cortos con finales explosivos, que juegan con la atención del lector.

En El joven Rey y El niño estrella, el autor nos presenta a personajes contrapuestos, pero de alguna forma conectados por su origen humilde, para luego ser descubierto su verdadero linaje real. Hay en ellos dos formas de comportamiento, el de la soberbia y el de la humildad. En el caso de El niño estrella, se puede apreciar una transformación importante en un punto de la historia, hay un cambio en la visión del protagonista, en donde se redime de sus acciones. Pero el final del cuento nos demuestra que todo es un ciclo y las historias se repiten. En El joven rey, en cambio, el personaje sufre sueños que le hacen ver la injusticia en su reino, y a pesar de lo que todo el mundo diga, él es capaz de dar el primer paso en detener una cadena de injusticias y abusos. El final en este cuento es de los más bellos de todo el libro.

Esta edición comienza a finalizar con El crimen de Lord Arthur Savile y La esfinge sin secretos, dos cuentos en donde la figura de la mujer tiene un papel preponderante. Viven en ese ambiente de hastío y aburrimiento, donde las comidas y bailes apenas logran espantar esa sensación de monotonía de sus vidas. Es en La esfinge sin secretos, donde se puede apreciar un intento desesperado por escapar de esa rutina. Uno de los personajes, creando una ilusión, logra el aislamiento, la soledad, escapando de los ciclos repetitivos, de la banalidad enmascarada en vestidos, trajes, maquillajes y relojes de bolsillo. Pero en El crimen de Lord Arthur Savile, esa monotonía provoca las más delirantes imaginaciones en un hombre que cree en una predicción como si se tratara de una verdad inquebrantable. Es tanta la necesidad de escapar de la realidad, que el menor atisbo de fantasía causa en el personaje y en los que lo rodean, una suerte de impedimento para cambiar su propia vida. Posponiendo su matrimonio, este hombre no descansará hasta cumplir la brutal profecía que cae sobre él.

Es El fantasma de Canterville el encargado de cerrar esta edición. Esta joya literaria, que viene a demostrar la habilidad narrativa de Wilde en el relato corto, en donde desata toda su imaginación y genio, en una historia rupturista, que utiliza el humor como un elemento de crítica. La historia, leída someramente puede tildarse hasta de liviana, pero tiene una segunda lectura implacable. Apoyado por la brevedad del texto y presionando con situaciones cómicas, logra encerrar al lector en un camino cuesta abajo, donde no podrá parar hasta llegar al final en esta crítica a una sociedad norteamericana consumista y materialista. El fantasma choca constantemente contra esta ideología que no entiende, que no lo deja encajar en el mundo, por lo que busca una forma alternativa de encajar, a través del arte y el amor.

La edición de LEA me encantó, no solo trae una selección de los cuentos más representativos del autor, además, incluye una introducción con datos biográficos de Oscar Wilde y una explicación de la selección de cuentos y sus posiciones en el libro, complementando de forma muy asertiva el universo narrativo del escritor.

Muchas gracias a Ediciones LEA y a Editorial Zig-Zag por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog