Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 25 de octubre de 2015

Recomendación Nº6: Detectives Clásicos

Mis detectives clásicos favoritos

Me encanta la novela policial clásica, los métodos de deducción de los diversos detectives y la originalidad de los asesinatos. En esta entrada les recomiendo leer a mis detectives clásicos favoritos. 


Auguste Dupin 

Creado por Edgar Allan Poe en 1841, es uno de los precursores del detective clásico. Fue creado por Poe antes de que se impusiera el tema de los detectives, ni siquiera el mismo Poe lo trata como tal. Aparece en tres cuentos: "Los crímenes de la calle morgue", "La carta robada" y "El misterio de Marie Roget".


Dupin es analítico, encuentra pistas no sólo en el lugar de los hechos, sino que también en la prensa escrita. Hace alarde de su habilidad mental al leer la mente de su amigo y cronista, un compañero ideal, algo inocente y que admira los grandes dotes de su amigo. En este cronista del cual no sabemos su nombre y que relata las aventuras de Dupin, encontramos los primeros trazos de lo que será un futuro Watson en la pluma de Doyle.



Sherlock Holmes


Creado en 1887 por el escocés sir Arthur Conan Doyle. Sherlock Holmes es un investigador que trascendió en el tiempo por su peculiar método de investigación y exótica personalidad. Su contextura delgada y enjuta crean la ilusión de un hombre alto de casi dos metros con un perfil aguileño. Esto lo acrecienta la compañía de un colega más bajo que él, John Watson, una especie de Sancho Panza que sigue a un alocado Quijote detectivesco. Frío y calculador, la personalidad de Holmes es una de las cosas que más atrae a los lectores. Sin que los sentimientos interfieran en su labor de buscar la verdad asombra su habilidad de observación que puede dilucidar la vida completa de un hombre con sólo observarlo. 


Hércules Poirot


Creado por Agatha Christie en 1920, es uno de los detectives clásicos más conocidos del mundo junto con Sherlock Holmes. Poirot es un ex agente de la policía belga y llega como refugiado a Inglaterra durante la primera guerra mundial. Debido a sus cualidades como detective gana una gran fama y una muy buena fortuna. Aunque con el paso del tiempo ya no mucha gente lo recuerda. Cosa que a Poirot le irrita mucho, lo que más de alguna vez causa situaciones muy graciosas.

Es un amante de la simetría en varias ocasiones se le ve ordenando adornos en casas donde realiza investigaciones. Siempre viste de forma impecable, detesta el polvo, y se siente muy orgulloso de su bigote, según él, uno de los mejores de inglaterra. Siempre llama la atención por su cabeza de huevo y su contextura algo gruesa, además de sus finos modales. El método de Poirot es la reflexión; utiliza las pequeñas células grises para resolver los casos. Entiende muy bien la naturaleza humana de las personas y mediante la psicología logra dar con la clave, muchas veces sin despegarse de su asiento.



El padre Brown


Creado por el escritor inglés Gilbert Keith Chesterton en 1901. De apariencia inocente, un tanto rechoncho y siempre con un paraguas en la mano, resuelve diversos asesinatos y misterios que sólo un genio como Chesterton podría imaginar. En donde parece que fuerzas sobrenaturales son las responsables, pero siempre se descubre que tras de todo aquello, está la mano del hombre.

Nada mejor que un cura para estar presente en los más diversos escenarios, en donde en más de alguna ocasión ocurre un asesinato. Su método se basa en pensar como el asesino. El padre Brown asesina a la victima en su mente. Se convierte en asesino para poder dar con la solución. En varios de los relatos se enfrenta a una suerte de archienemigo, un hábil ladrón llamado Flambeau. Muchos son sus enfrentamientos pero el Padre Brown siempre resulta vencedor, incluso termina convenciendo a Flambeau de que deje el mal camino y lo ayuda a convertirse en detective privado. Juntos resuelven muchos misterios emulando a Holmes y Watson, pero en esta inusual pareja de un ladrón rehabilitado y un cura, es el Padre Brown quién pone el cerebro y Flambeau su habilidad, juventud, agilidad y su bastón de estoque. 


Lord Peter Wimsey


Creado por la escritora británica Dorothy Leigh Sayers. Lord Peter Wimsey es un noble de la alta sociedad inglesa, coleccionista de libros exóticos, es un hombre muy preparado, poseedor de un gran conocimiento. Tiene dinero y tiempo para dedicarse a ser detective amateur. Junto a su mayordomo Bunter (siempre a cargo de las fotografías) realizan diversas investigaciones, unas veces se encuentran por casualidad en medio de un asesinato y otras su amigo de Scotland Yard Charles Parker le pide su ayuda. Sin lugar a dudas una de las mejores historias escritas por Sayers es el misterioso caso de Los nueve sastres.