Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 18 de junio de 2017

¿No tienes tiempo para leer?

Mis reflexiones: ¿No tienes tiempo para leer?


No, no es culpa de la TV. Pero la imagen me parecía ideal para captar la atención de todos jaja.

Yo, siempre estoy leyendo, ando con mis libros para todos lados. Esto ocasiona que la gente me haga alguno que otro comentario. Uno de los que más se repite es: "Me encantaría tener tiempo para leer". 

Muchos creen que los que amamos la lectura, nos creemos superiores o algo así, como si leer fuera un superpoder. De hecho, creen que los estamos obligando a leer cuando recomendamos libros. No todos tienen que leer, no todos deben ser fanáticos de la lectura. Porque leer es un afición que implica placer y felicidad, y hay miles de otras cosas que nos pueden proporcionar dichas satisfacciones. Lo que intentamos hacer, los que  promovemos la lectura, es algo muy diferente: motivar al que sí tiene la intención de leer, ayudándolo a descubrir su amor por la lectura. 
Hay mucha gente que tiene la intención y que quiere probar. Muchos "Me encantaría tener tiempo para leer" podrían transformarse realmente en lectores. 

El problema es que ya tienen rutinas establecidas, y nunca han incorporado la lectura a ellas. La mayoría trabaja y estudia, su mundo gira en torno a eso y, a partir de ello, estructuran su vida. Luego, el tiempo que les sobra, lo reparten en sus quehaceres domésticos y en la familia, dejando muy poco tiempo para hobbies. 

Algunos me podrán decir, que si a una persona le gusta leer, entonces sacará tiempo de cualquier parte para hacerlo. Pero estamos hablando de personas que están tanteando el terreno, que están averiguando si la lectura es algo que les gusta de verdad. Entonces, lo primero que tienen que hacer, es incorporar a su rutina pequeños momentos de lectura, y a partir de ellos, determinar si realmente la lectura mejora sus vidas.

La clásica recomendación para incorporar la lectura a la rutina, es la de encontrar nuestro mejor momento del día para leer y trazar un horario de lectura. Lo que implica establecer un régimen regular. Para esto, se recomienda elegir un lugar adecuado y constante, es decir, lejos de elementos perturbadores y siempre en un mismo lugar. Lo que implica, además, comodidad y buena iluminación.

No me parece un mala forma de intentar mejorar los hábitos de lectura. Pero creo que, la imposición y la preparación, solo implica que sea una tarea más en el día. Eso desmotiva a cualquiera.

Por eso yo sugiero "pequeños momentos de lectura". Quiero que la lectura sea algo tan casual y aleatorio, como mirar las redes sociales en tu teléfono o prender la TV. Que sea un acto sin premeditación, sin una planificación; completamente espontáneo.
¿Cuál es mi consejo para insertar la lectura en tú vida? Lleva un libro contigo a todas partes, llévalo junto con tu teléfono, no importa que no lo leas en todo el día, pero llévalo contigo. Cuando te acostumbres, en el algún momento te dará curiosidad y comenzarás las primeras páginas. No necesitas más de cinco o seis minutos para ir avanzando, y lo harás cuando tú quieras, especialmente en esos momentos clave del día en que desperdiciamos el tiempo sin darnos cuenta: En las filas de los bancos, en los viajes del transporte público, en el baño, en la consulta del médico, en horas de colación, etc. Incluso hay momentos en que llegamos a la casa y prendemos la TV, y luego de que vemos el programa o serie, nos quedamos mirándola sin hacer nada, sin ni siquiera entender lo que pasa en la pantalla, en ese momento, apágala o quítale el sonido y lee cinco minutos, o dos páginas. Esa sumatoria de pequeños momentos, azarosos, sin premeditación, lentamente te irán preparando para descubrir si la lectura es lo tuyo o no.

Hace unos días atrás en twitter, escribí el siguiente tweet:

lectura

¿A qué me refería con el tweet? Que leer no sea una obligación. Quitar completamente la palabra "presión" del acto de leer. ¿Prendemos la TV por obligación? No. ¿Abrimos un libro por obligación? Tampoco. Eso es lo que quiero. Muchos, como siempre, se molestaron, y no entendían cómo pretendía crear el hábito de lectura si sugería que no se terminarán el libro. ¿Se dan cuenta de lo que les pasa a esas personas? Están completamente condicionadas por el sistema educativo. En donde, si abres un libro, debes terminarlo sí o sí. Si no lo lees completo reprobarás el examen, porque no conocerás todo el contenido. ¡Alto! No estamos leyendo para un examen, es por diversión. Yo puedo abrir un libro y reírme a carcajadas con las dos primeras páginas, luego, el resto puede que no me guste y lo dejo. Punto. ¿Por qué debo terminarlo? Hay que disfrutar el proceso, esos momentos en que uno es feliz leyendo y no autoimponerse la tortura de terminar un libro que no te gusta. Cuando un libro gusta, se termina solo.

Así como cambias de canales en la TV, puedes cambiar a otro libro, o incluso retomar más tarde o años después el que dejaste porque en un momento de tu vida no conectó contigo. Por eso, siempre lleva tu libro a todas partes, si no te gusta, cambiálo por otro, se lee por diversión y espontáneamente, no hay reglas. No busques tiempo para leer, lo encontrarás sin darte cuenta. Leer es divertido. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog

36 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Que bonito todo lo que acabo de leer. Y ¡que razón tienes! Leer no es obligatorio pero si es magnifico para aquellos a los que nos apasiona.
    Como dice tu entrada, creo que si todo el mundo aprovechara el tiempo muerto que desperdiciamos en darle una oportunidad a algún libro seguro que habría más gente que descubriría que le encanta leer. Pero no, solo el hecho de pensar en coger un libro les da alergia. ¡No saben lo que se pierden! jeje. Eso si, respeto todas las opiniones, hay personas que no les gusta leer y punto, es entendible.
    Muy buena entrada. Me ha gustado mucho.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristina!

      Me ha encantado tu comentario. Sobre todo, porque respetas a los que no les gusta leer, no todos tiene que ser amantes de la lectura, aunque a los lectores nos gustaría que fuera así jaja. ¡No saben lo que se pierden! jaja Muchas gracias por leer y comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola, Ricardo:

    Yo la verdad es que hubiera recomendado leer un par de páginas antes de acostarte. Leer es una tarea que supone un esfuerzo para la mente e incluso puede ayudarte a dormir. Pero... ¡tu consejo me ha encantado! ¿Y sabes qué? Me he dado cuenta que desde hace un tiempo precisamente yo lo estoy siguiendo a rajatabla. Vaya a donde vaya siempre me acompaña un libro y sí, aunque sean un par de páginas, siempre leo algo. Creo que es el mejor consejo que se puede dar. ¿Puedo añadir algo? Yo también aconsejaría que ese libro fuera finito para que no entre la pereza del "jo, es que pesa mucho" ;)

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patt!

      Claro que puedes recomendar todo lo que quieras, para eso es esta entrada, mientras más consejos para los futuros lectores, mejor. Sí, yo también sigo a rajatabla el consejo, siempre llevo un libro conmigo a todos lados, de preferencia, libros de bolsillo, los de tapa dura son para musculosos jaja ¡Saludos!

      Eliminar
    2. El ebook también es una buena opción para estas cosas. No es como un libro, libro... pero oye, ahorra espacio y siempre pesa lo mismo ^^

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    3. ¡Hola Patt!

      Sí, yo también uso el ebook, tengo un kindle, es muy liviano y práctico. Mi único problema con él, es que me da miedo que se me rompa jaja, no como los libros jaja, por eso prefiero el formato de libro de bolsillo. ¡Saludos!

      Eliminar
    4. Bueno, pero para eso están las fundas ;) Pero sí, en cuestión de caídas, el libro es más resistente.

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    5. No lo uso con funda jajaja. Soy un desastre!! jaja

      Eliminar
  3. Hola!

    En mi caso saco el tiempo de donde sea, me encanta leer, siempre por la noche es cuando suelo hacerlo aunque me pongo un límite si tengo que madrugar al día siguiente, si no seguro que me desvelo y en el transporte público también aprovecho, pero sin duda para mi cualquier momento es ideal y como bien dices, disfruto del proceso ya sea que me dure poco un libro o mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Esther!

      Tienes toda la razón, a los que nos gusta leer, sacamos tiempo de cualquier parte jaja. Es muy agradable leer por la noche, hay tanta paz. Me encanta que concuerdes conmigo, hay que disfrutar el proceso. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Todo lo que se haga por obligación o imposicion esta avocado al fracaso...creo que es cuestión de hábitos y organización. Yo leo desde pequeña, y no lo vi en casa pues mis padres trabajaban todo el día, pero si había libros y en los setenta, la única cadena de televisión que existía emitía pocas horas y solo una para niños, así qué cuando no jugaba, leía.
    Ahora tengo tiempo de leer, escribir, hacer deporte y disfrutar de mi familia, pero no es fácil, hay que sacrificar algo. No puedo leer tres lo ros a la semana si quiero ir al gym o quedar con mis amigas, pues perfecto, leo uno pero lo disfruto a tope, y así con todo.
    CALIDAD Y NO CANTIDAD.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Creo que has encontrado el equilibrio perfecto, entre leer y al mismo tiempo disfrutar de la vida. Me encanta la forma en que te organizas, tendré que seguir tu ejemplo. Muchas gracias por compartir tu experiencia. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Hola Ricardo!!
    Me parecen muy buenos consejos y tienes toda la razón. No hay que obligarse ni que imponer la lectura porque se logra lo contrario a lo que se quiere lograr porque ni siquiera a los adictos a ella nos apetece leer todos los días en todo momento o cualquier libro. Hay epocas y épocas. Solo te voy a llevar la contraria en lo de la televisión, en gran parte es culpa de la televisión y te explico mi caso. Todo mi alrededor y casi toda la gente ve como mínimo 2 horas de televisión de lad cuales muchas son dedicadas a anuncios o a ver cualquier cosas porque están aburridos. Mucha gente me pregunta que como hago tantas cosas y llegó a todo. El truco es sencillo. En enero del año pasado desenchufe la televisión y no volví a enchufarla. Esto hizo que tuviera mas o menos dos horas diarias más. Sigo viendo alguna serie o pelicula pero lo hago en Internet para hacerlo cuando yo quiera y el tiempo que quiera, no el que me marque la televisión. Y eso ha hecho que tenga más tiempo para leer y hacer otras cosas. Así que el gift es perfecto, un martillazo a la televisión es un buen paso jajajaja
    Un beso y genial la entrada! Espero qje muchos sigan tus consejos y se vuelvan lectores :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sandra!

      Tienes toda a razón, lo que pasa es que no quería echarle la culpa a la pobre TV jaja, después de todo, somos nosotros lo que debemos saber cuándo apagarla. Y tú eres el mejor ejemplo de ello. Muchas gracias por compartir tu experiencia, a muchos les servirá. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Hola, Ricardo.
    Me ha encantado tu entrada, creo que tienes mucha razón.
    Entre mis amigos siempre que salgo con ellos notan que llevo algún libro y veo que algunos de ellos se abren a la idea de coger un libro y probar, pero nunca he sabido como orientar a esas personas que apenas inician o quieren iniciar en el maravilloso mundo que es la lectura, al final creo que termino sofocándolos con tantas recomendaciones acerca de que pueden leer que olvido la poca experiencia que tienen y su falta de tiempo o dedicación a esta actividad, así que la próxima vez estaré mejor preparada para cuando me pregunten: ¿como puedo comenzar a leer con tan poco tiempo?

    Muchas gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Me alegra que mi entrada te ideas nuevas para aconsejar a tus amigos, es que es verdad, hay mucha gente que tiene la intención pero no sabe cómo. Espero que generemos nuevos lectores. ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Hola Ricardo,
    Muy cierto, no podemos dejar de crear rutinas por todo. Aunque así es como mucha gente cumple con sus obligaciones. Pero también tienes razón en decir que leer no debería ser una obligación (salvo los libros aburridos que mandan en el colegio). Quizás si se considera así es porque el libro no gusta en realidad.
    Mi mejor momento es antes de dormir: ya sea la siesta o por la noche. Aunque también muchos otros momentos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Me parece genial que ya tengas tus momentos para leer. Yo también leo antes de dormir, aunque trato de hacerlo durante todo el día jaja. ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Hola! Creo que estoy de acuerdo contigo. A mi me gusta leer, pero hay días en los que literalmente "no tengo tiempo" y no es porque no me sobren 10 minutos, es porque quizá en esos 10 minutos no puedo concentrarme para leer. Cada uno como dices tiene sus momentos y sus gustos y todo será cosa de intentar. A mi por ejemplo, no me gusta leer estando fuera, necesito silencio y un espacio propio para concentrarme, pero a veces cuando "no encontraba tiempo para leer" salía con mi libro al trabajo siempre, aunque a veces no lo hojeara siquiera, pero había días en los que me sentía lo suficientemente despejaba y lo agarraba y así conseguía avanzar mucho más de lo que hubiera hecho leyendo sólo en casa. También estoy de acuerdo contigo en leer por diversión y no por obligación, si un libro o autor de momento no nos gusta es valido dejarlo, quizá después llegara su momento, o quizá no, pero no podemos decir que no nos gusta leer sólo porque el único libro que hemos leído no nos ha gustado.

    Espero haber captado la idea, jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana!

      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Creo que tu ejemplo encaja perfecto con lo que digo en la entrada, llevar el libro, no importa si lees todos los días, lo ideal es tenerlo para cuando se presente la ocasión indicada. Como te ha pasado a ti. Gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Hola chiquillo! La verdad es que concuerdo contigo y mucho, no hay nada mejor que disfrutar el proceso de leer, no recuerdo como fue que empecé a leer mucho más seguido, pero fue hace unos 5 años y por lo general lo hacía para hacer mis viajes en metro más agradables... Me subía al metro me ponía en un lugar estratégico para que al abrir mi libro no le molestara a nadie y listo, solo leía en mis viajes de metro, pero luego tuve problemas para dormir y comencé a leer antes de dormir lo cual ha solucionado por completo cualquier tipo de insomnio y luego comencé a tener más tiempo y ahora leo en cualquier momento libre que tengo, muchas veced prefiero abrir un libro que el celular 😊
    Me gusto este post y ojalá la lectura se ampliará mucho más!!
    Un gran besoooo ❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Meg!

      Gracias chiquilla por concordar conmigo jaja. Me encantó toda tu experiencia, y como fuiste incorporando la lectura poco a poco. Es un ejemplo genial para los que van a leer esta entrada. Muchas gracias por compartir. ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Hola Ricardo, es muy cierto todo lo que dices, el sistema educacional te condiciona a que tienes que terminar lo que comenzaste. Tengo muchos amigos que dicen para que leer si nunca lo voy a terminar y por lo mismo no leen. A mi me gusta mucho leer, como claro, la familia, el estudio los trabajos, van acortando el tiempo que tenemos libre. Y actualmente mantengo dos lecturas en paralelo, una con un libro de bolsillo y otro en ebook. Y justamente ya sea en hora de almuerzo, o viajes en micro o en bus estoy leyendo alguno de ellos. Aveces avanzo poco, otras algo más, pero como tú mencionas lo importante es disfrutar del proceso. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristian!

      Me parece genial como has incorporado la lectura a tu rutina, y además son dos, y en diversos formatos. Creo que eres un gran lector que no deja que el sistema actual te impida disfrutar de lo que te gusta. Gracias por compartir tu experiencia y por pasarte por el blog. ¡muchos saludos!

      Eliminar
  11. Excelente reflexión, me gusta lo "inclusiva" que es, quiero decir, realmente piensas en las rutinas que puedan tener los demás y buscas un pequeño hueco para la lectura y generar un pequeño click en ellos:) Y que razón tienes con lo de las rutinas y enfocar la vida alrededor de ciertas cosas que ocupan todo el tiempo de las personas y cómo llevar un libro a todos lados hacen que se avance poco a poco :)

    Recuerdo que cuando empecé la Universidad me sentí avasallada por tanta cosa y dejé de leer cosas entretenidas que me gustaran y un día me miré a mi misma y me pregunte ¿por qué no lees más? No había dejado de leer porque dejara de gustarme sino porque todo a mi alrededor me había desbordado, pero el día que me hice esa pregunta me di cuenta que me faltaba algo, y ese algo era leer. Desde ese día agarré un libro, que había leído tiempo atrás, y me puse a leerlo en el viaje del transporte público y poco a poco comencé a retomar aquel viejo placer de leer :)

    Saludos y excelente el espacio de reflexiones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vanessa!

      Me encanta como analizas mis entradas locas jaja. Siempre sabes ver bien a qué quiero llegar, cuando ni siquiera yo lo sé jaja. Muchas gracias por compartir tu experiencia, veo que lograste despertar justo a tiempo y volviste a retomar poco a poco tu gusto por la lectura. Me parece maravilloso como lo has hecho. Las rutinas no nos deben agobiar, hay que encontrar espacio para liberar nuestro espíritu. ¡Saludos!

      Eliminar
  12. Holaaa
    me encanta como has analizado la situación, y la reflexión de la entrada.
    En mi caso llevo leyendo toda la vida, en algunas épocas más y en otras algo menos, aunque nunca lo he dejado
    mi rutina de lectura (en la época con poco tiempo, porque cuando tengo mucho tiempo leo a todas horas) es leer en el transporte público y un poquito antes de ir a dormir
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Naya!

      Me alegra que nunca hayas dejado de leer, a veces no nos queda otra que leer menos, pero nunca lo dejamos. Gracias por compartir tu experiencia. ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Hola Ric!!!
    Soy fan de esta clase de entradas porque me parece que expresas muy bien lo que muchos pensamos.
    Yo nunca he tenido que crear un hábito de lectura porque desde que leí mi primer libro he amado la sensación de adentrarme en sus páginas y olvidarme de todo, pero sí es cierto que para las personas que no se han sumergido tan intensamente en la lectura desde siempre, es necesario crear un hábito. Sin obligaciones por supuesto, simplemente abrir un libro cuando te apetezca y sin duda no es necesario terminarlo (a mí cuando no me gustan no lo hago o incluso si no siento que sea el momento de leer ese libro lo dejo).
    Últimamente yo estoy leyendo menos porque hace muchísimo calor y si subo las persianas para que me entre luz entra más calor y hasta las bombillas me dan calor jajja (En serio es una locura el calor que hace por mis tierras) pero aún así sigo leyendo, poquito a poco, 50 páginas hoy, 100 mañana, ninguna al día siguiente... El caso es leer cuando queramos y lo que queramos. Porque la lectura es una pasión, no una obligación.
    Muy buena reflexión!!!
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sihana!

      jajaja veo que te estás derritiendo, que el calor no te gane y aprovecha de leer en tus vacaciones jaja. ¡Saludos!

      Eliminar
  14. Me gusta lo que dices ^^ es que crear rutina al final es como obligar y no se vive igual. A mi me hace gracia cuando me dicen "ains ojala tuviera tiempo para leer" o "claro como tu tienes tiempo" y es un... que no me toco el ombligo todo el día, también hago cosas, pero tengo mi hueco para leer, habrá dias que mas espacio, otros que menos, pero siempre tengo un libro cerca *O* LA cosa es que puedas dedicarle un ratito, y además acertar con el libro que eso nunca es fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Exacto, los que leemos, le hacemos un hueco en el momento que sea a la lectura, y no leemos porque nos sobre tiempo, sino porque lo amamos. ¡Saludos!

      Eliminar
  15. Hola
    Soy nueva por tu blog y concuerdo contigo. Nadie tiene la obligación. De hecho es un hobby, algo para disfrutar. Además casi siempre nos sobra el tiempo, simplemente algunas cosas nos lo roban. Me ha parecido una buena entrada, y supongo que cada uno pone su granito de arena para fomentar la lectura. Ahora, sobre todo, incluso se ha puesto de moda.

    Saludos 💓

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Sí, que alegría que se haya puesto de moda, es el regreso del libro en todo su esplendor. ¡Saludos!

      Eliminar
  16. Hola Ricardo!
    Bravo, me paro y te aplaudo, jajjaja... y esa frase de twitter me gustó mucho, en serio mucho.
    En lo personal leía de niña por imposición, ya sabes que en Chile funciona así y terminas un poco odiándolo, eso me pasó y me alejé de los libros terminado el liceo, años después comencé a retomar, y adivina con cuales, sii, acertaste, románticos y eróticos, de tus preferidos jajaja... de a poco fui incorporándolos a mi vida, y en esos pequeños espacios fueron ganando terreno, hoy en día no puedo no leer al menos un libro al mes, así que ya son parte de mi, esperemos que de a poco lleguemos a transmitir este amor por la lectura a muchos rincones, aunque ya con alguien que se sume me doy por pagada.
    Gracias por pasarte a mi blog, nos estamos leyendo como siempre! Cariños. ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nicole!

      jjajaja mis preferidos ajajaj. Bueno, hay algunos que me gustan pero la gran mayoría no jaja. Sí, acá en Chile leer es una obligación en el colegio, yo disfruté de eso jajaja. Pero luego seguí leyendo por mi cuenta, no a todos les funciona así, pero a mí sí. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Puedes ser el primero en comentar!