Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

martes, 18 de diciembre de 2018

RESEÑA: 21 lecciones para el siglo XXI. HARARI

Reseña Nº 246: 21 lecciones para el siglo XXI


Yuval-Noah-Harari
Yuval Noah Harari
398 páginas
Debate


Reseña y opinión 


Yuval Noah Harari es escritor e historiador, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Sus obras más importantes son Sapiens. De animales a Dioses, Homo Deus. Historia del mañana y 21 lecciones para el siglo XXI. Es especialista en historia medieval y militar. Se doctoró en historia en la universidad de Oxford en 2002 y desde entonces se dedicó a realizar diversas publicaciones sobre los procesos macrohistóricos, pero su fama llegó luego de la publicación de Sapiens, que un principio se publicó en hebreo pero que terminó siendo traducido en más de treinta idiomas.

Lo que atrae de este autor israelí es que tiene un estilo único. Sus libros son la concepción de lo que es él en su totalidad. Su visión de las cosas resulta de la combinación de sus orígenes judíos, donde influyó mucho su educación y religión que le otorgaron cierta percepción del mundo, con el alejamiento que luego empezó a tener debido a sus estudios universitarios, para terminar siendo ateo y confiar solamente en hechos reales, en lo que se puede demostrar con la observación. Tiene un fuerte compromiso con la verdad, es decir, no cree ser dueño de la verdad, pero aprecia profundamente donde pueda revelarse, siempre con el concepto claro de que como humanos nos podemos equivocar. Esta característica tan especial, sumado a su vasto conocimiento como historiador lo convierten en una persona capaz de ver y tener clara la evolución del mundo humano desde sus orígenes hasta la actualidad. 

Está muy informado y actualizado, y tiende a entender la naturaleza humana. En 21 lecciones para el siglo XXI, intenta plasmar su mirada objetiva de lo que está pasando en el mundo y hacia donde vamos. La base de este libro es una serie reflexiones casi filosóficas del autor apoyado por su erudición en temas históricos pero que también alimenta con muchos datos de actualidad, especulando lo que podría suceder con la humanidad el año 2050.
El eje conductor del libro es el tremendo crecimiento que están teniendo la infotecnología y la biotecnología en nuestras narices, y que no somos capaces de apreciar el infinito de posibilidades futuras que ya nos están brindando. Pero esas posibilidades podrían ser realmente catastróficas para el ser humano. Mientras la sociedad actual está preocupada por un futuro en que los robots se apoderen del planeta y nos desplacen, Harari hace hincapié en que, debido al auge de la biotecnología, la elite más poderosa terminará mejorando su salud, sus cuerpos y extendiendo anormalmente su vida y que debido a la infotecnología, al big data, a la utilización de inteligencias artificiales (IA), la automatización será cada vez más elevada y algoritmos terminarán desplazando a los humanos del trabajo de una forma masiva, a tal punto que gran parte de la humanidad terminará siendo irrelevante. Los poderosos con vidas largas y una salud a prueba de todo, ya no necesitarán de la masa trabajadora, porque tendrán IA especializadas y controladas por ellos. Esta visión resulta mucho más objetiva que pensar que robots nos controlarán. Se crearán nuevas castas biológicas. 
Las IA ya están entre nosotros recopilando información de cada persona en el mundo, los algoritmos de google, Spotify, Youtube y Netflix, ya están comprendiendo a sus usuarios, algo que parece facilitarnos la vida solo nos está descifrando. Y eso nos llevará a algo mucho peor, que Harari llama "Hackear seres humanos". Su mensaje resulta tan potente y objetivo que realmente asusta. 

"Los humanos tienen dos tipos de capacidades: la física y la cognitiva. En el pasado, las máquinas competían con los humanos principalmente en las capacidades físicas en bruto, mientras que estos tenían una enorme ventaja sobre las máquinas en cuanto a cognición. De ahí que cuando los trabajos manuales en la agricultura y la industria se automatizaron, aparecieron nuevos empleos de servicios que requerían capacidades cognitivas que solo los humanos poseían: aprender, analizar, comunicar y, por encima de todo, comprender las emociones humanas. Sin embargo, la IA está empezando ahora a superar a los humanos cada vez en más de estás capacidades, entre ellas la comprensión de las emociones humanas. No conocemos un tercer campo de actividad (más allá del físico y el cognitivo) en el que los humanos se hallen siempre en situación de ventaja".

El libro está dividido en cinco partes donde el autor nos va dilucidando los desafíos a los que tendrá que enfrentarse la humanidad para lograr sobrellevar este auge tecnológico del siglo XXI, y para ello indaga en la política, en la libertad, en las raíces mismas del origen de los países y las religiones. Inevitablemente toca los temas de Dios, la guerra, la inmigración, el terrorismo, la verdad oculta a nuestros ojos. Explora el comportamiento humano para extrapolar lo que deberíamos hacer frente a los problemas más importantes como lo son el cambio climático, la guerra nuclear y la ya mencionada disrupción tecnológica. Revela estás variables y como se relacionaran entre ellas, como unas potenciarán a otras y de qué manera podríamos ya no evitar, sino enfrentar como conjunto, como humanidad, una era completamente incierta. La velocidad del cambio es enorme y cada vez nos estamos quedando más atrás, debido a la preocupaciones y a discusiones ideológicas que al ser inmediatas carecen de sentido si miramos al futuro. 

Para Harari, las identidades tradicionales, la religión y el sentimiento nacionalista solo están frenando algo que viene en notable progreso desde los orígenes de las sociedades humanas: una unión a nivel continental que implique tomar desiciones en conjunto, no habla de un gobierno mundial, para nada, sino que el aspecto político alcance un nivel parejo en todas la naciones para tratar temas delicados de manera colectiva y no individual, como catástrofes globales a gran escala. Nuestra forma de ser, nuestro comportamiento y nuestros sistemas quedarán obsoletos frente a los nuevos desafíos que se nos avecinan. Entonces, ¿Qué debemos enseñar a las nuevas generaciones, a los niños que hoy están naciendo y que se enfrentarán a un futuro incierto y en constante cambio?

Libro recomendado


Es uno de los mejores libros que he leído este año. Realmente te hace ver la realidad del mundo desde una perspectiva nueva y refrescante. Y no está escrito con un afán de gloria personal, al contrario, demuestra una verdadera preocupación por el futuro de la humanidad. Tiene la intensidad de un autor que está tratando de enviar un mensaje de advertencia, preocupado por el curso que están teniendo los acontecimientos. Es en cierta medida alarmante, porque el mensaje es de "ahora o nunca". Nos encontramos justo en el punto de inflexión histórica que puede llevarnos a la catástrofe global. Es por ello que 21 lecciones para el siglo XXI no invita a filosofar, sino a divulgar nuestra situación actual a través de la reflexión. Muestra cómo somos, qué nos mueve, cómo podemos cambiar. Hay caminos. Pero primero debemos ser conscientes de lo que pasa y por ello invito a divulgar la lectura de este libro. 

"Durante unos cuantos años o décadas más, aún tendremos la posibilidad de elegir. Si hacemos el esfuerzo, todavía podemos investigar quiénes somos en realidad. Pero si queremos aprovechar de verdad esta oportunidad, será mejor que lo hagamos ahora".

Ricardo Carrión
Administrador del blog

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me ha dado un poco de miedo lo que cuentas sobre el hecho de que esas "sugerencias" es que ellos estén recopilando información! te juro que me volveré paranoica ahora jajajajaja.
    Me alegra que haya sido tu mejor lectura, pero esto me lleva a una pregunta... y donde dejas a Murakami????
    Ah lo otro, también te leo más de lo que piensas
    Que tengas un lindo día
    Abrazooos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Meg!

      Hace tanto que no te veía por aquí, siento una bella nostalgia. Me acordé cuando recién nos estábamos conociendo y me dejabas comentarios, por ejemplo, sobre que te gustaría leer Rayuela. Lo que dice Harari, es bastante cierto, si leyeras el libro quedarías full paranoica, porque te quita la venda de los ojos, yo quedé muy paranoico jaja. Y sí, superó a Murakami. Ahora soy Harari adicto jaja. Tengo que decir que me encanta la foto de tu avatar, ¿cómo lo haces para lucir hermosa de espalda? Y lo repito: Qué lindo es leerte. ¡Abrazo!

      Eliminar

¡Puedes ser el primero en comentar!