Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 3 de octubre de 2018

Las indias negras y El náufrago del Cynthia - Reseña Nº 240

Las indias negras y El náufrago del Cynthia

Análisis y opinión


Julio Verne
RBA
400 páginas
Clásico aventuras


Esta preciosa edición de la colección Hetzel editada por RBA en México llegó a mis manos como un regalo por parte de una querida amiga blogger mexicana: Danielle Cano. Ella conoce mi amor por Julio Verne y me hizo este hermoso regalo. Aprovecho para animarlos a visitar su blog: Bibliophilove
¡Muchas gracias, Danielle! 


A pesar de que el libro lleva como nombre Las indias negras, esta edición coleccionable trae además otra historia llamada El náufrago del Cynthia. Los dos relatos tienen extensiones similares, cada uno tiene alrededor de doscientas páginas. 
Pero la historia que abre la narración tiene lugar en aquel mundo subterráneo que tanto despertó la imaginación de Julio Verne, el subsuelo. Indias negras es el nombre que los británicos le daban a las minas de carbón o hulla, un elemento indispensable en plena era industrial del siglo XIX. Es allí donde Verne imagina esta misteriosa aventura encabezada por un equipo de hombres con diferentes talentos y particularidades, algo ya clásico en las historias del autor francés. 
Como siempre, cuenta con un personaje con arduos conocimientos técnicos y mucha experiencia. En esta ocasión es un ingeniero, el reconocido James Starr, cuya reputación creció luego de explotar las galerías carboníferas de Aberfoyle


"Pertenecía a esa categoría de personas apasionadas, cuyo cerebro está siempre en ebullición, como una vasija de agua colocada sobre una llama ardiente".


A esta mina se le extrajo hasta el último filón de carbón por lo que cesó sus actividades quedando casi deshabitada, ya que el viejo capaz Simon Ford, su hijo Harry y su esposa Margaret por no poder acostumbrarse a vivir en la superficie y por amar tanto la mina, siguieron viviendo en sus profundidades, en el subsuelo. Estos últimos son los que acompañan al ingeniero Starr en una aventura llena de misterio al interior de la mina abandonada.
Verne juega muy bien con la tensión narrativa enfocada en misteriosos sucesos dentro de la mina, que incluso pueden estar relacionados con criaturas sobrenaturales, pero el ingenio y la audacia de sus personajes y, también la fortuna, los mantiene siempre por delante de los extraños fenómenos. 


"Más vale hacer algo mal que tener remordimientos por no haber hecho nada".

Al igual que en Viaje al centro de la tierra, en esta historia, el autor se deja llevar por su amor por los mundos subterráneos, por el sueño de ciudades bajo la corteza terrestre donde el clima y los sucesos externos no los puede afectar. Así, bajo capas de roca, crea una historia donde la ciencia y el amor vuelven a entremezclarse para generar una trama entretenida, llena de grandes giros.


"Pensaba sólo que las tinieblas también son hermosas..."


En El náufrago del Cynthia, los hechos inician en Suecia, en un pequeño pueblo de pescadores llamado Noroe, allí un pequeño niño de doce años, que destaca no solo por su pelo oscuro dentro del grupo de rubios estudiantes de una escuela rural, sino también por su gran inteligencia, es descubierto por el célebre doctor Schwaryencrona que desea que el joven no desperdicie sus grandes aptitudes siendo pescador como sus padres. Poseedor de los típicos rasgos irlandeses, se descubre que el joven Erik fue adoptado por la familia sueca de pescadores luego de encontrarlo flotando en una cesta en pleno mar junto a una boya con la inscripción "Cynthia".

La gran riqueza del afamado doctor Schwaryencrona le permite llevar al joven a la ciudad y darle una buena educación con el permiso de sus padres adoptivos, con la promesa solemne de que intentará por todos los medios encontrar a su verdadera familia que al parecer viajaban en un barco de nombre Cynthia, el cual naufragó. Así el doctor inicia las pesquisas para devolver al joven Erik con los suyos.

La primera parte del relato es bastante lenta, es muy descriptiva y cotidiana, se relatan las pequeñas investigaciones del doctor y los avances en los estudios de Erik, además se van presentando diversos personajes muy importantes para el desarrollo final de la historia. 
Hasta que una afortunada pista aparece sobre el aparente navío perdido, en ese momento el relato se torna muy entretenido ya que lleva a los personajes a viajar por Norteamérica y luego a una peligrosa aventura marina, en donde Verne nos deleita con una de sus especialidades: El viaje por mar. Allí, en el buque bautizado El Alaska, se reúnen los personajes que fueron apareciendo en los primeros capítulos y que tienen grandes lazos con Erik para formar parte de la tripulación, pero como en toda historia de Verne no puede faltar el personaje mal intencionado que ejerce la traición de forma oculta durante el viaje. Así, el autor francés nos sumerge en una de sus grandes y emocionantes travesías, que me recordó a Los hijos del capitán Grant.


Ricardo Carrión
Administrador del blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!