Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 12 de febrero de 2017

Reseña Nº 139: Sangre de tinta

Sangre de tinta ( Mundo de tinta #2)

elige-un-libro
Cornelia Funke
Fondo de cultura económica
Ediciones Siruela
671 páginas
Fantasía juvenil


Finalmente, luego de los acontecimiento de la primera parte, los personajes abandonan su mundo para internarse en "Corazón de tinta". Sí, se transportan dentro de un libro de fantasía y correrán aventuras en el mundo creado por Fenoglio, su autor. 

En Corazón de tinta los espera un mundo fantástico con ambientación medieval, es decir, con grandes castillos, soldados a caballo y espada, juglares, y un gran bosque de donde proviene lo fantástico y sobrenatural, hogar de hadas, duendes y un sin fin de criaturas extrañas. 

Aquel mundo está dividido en dos fuerzas, en el norte, el bosque está bajo el dominio de "El príncipe Orondo", señor de la ciudad de Umbra, y en el sur se encuentra el "Castillo de la noche" hogar del malvado "Cabeza de víbora", el cual ejerce su tiranía en todos los alrededores. 

La gente del pueblo debe vivir y lidiar entre estas dos fuerzas que chocan constantemente, la bondad y la justicia del príncipe Orondo y la crueldad de "Cabeza de víbora". Lamentablemente por algunos hechos, la balanza está claramente inclinada a favor del mal. 

Estas son las condiciones que encuentran Meggie y los demás al momento de introducirse en la historia. Y terminan viéndose envueltos en esta rivalidad. Lo que los lleva a vivir diversas situaciones, que ponen a prueba sus capacidades, llevándolos al límite. Demostrando que la historia no se puede manipular, y que tiene vida propia. 

¿Será cabeza de Víbora el que triunfe definitivamente en esta contienda y desplace al Príncipe Orondo, o triunfará el bien?

La respuesta es simple: No la hay. Porque la autora no cerró el argumento. Lo abrió en las primeras páginas del libro y luego lo dejó abierto, pasaron más de 650 páginas y todo quedó casi tal cual como estaba. La irrupción de los personajes no alteró en nada los hechos originales. Esta segunda parte es solo una transición, que verá sus frutos, al parecer, en el tercer libro. 

El problema es que no debió existir un tercer libro, en esta segunda entrega todo debió haberse cerrado, pero al parecer el auge editorial o el éxito que tuvo, la llevó a alargarse innecesariamente. El libro está lleno de escenas innecesarias, relleno puro, que no aporta en nada a la trama. Los giros son totalmente predecibles y faltos de sorpresa.

No todo es malo, los personajes están muy bien construidos, son geniales, son redondos. El ambiente es ideal, el mundo ideado por Funke es el sueño de todo amante de la fantasía. Además está la típica confrontación entre el bien y el mal. 
La idea de entrar y sacar personajes de un libro es genial. Y las innumerables referencias que promueven la lectura y el amor por los libros lo hace ideal para cualquier persona que le guste leer. Es por eso que le di dos estrellas en goodreads, sólo por eso.

Pero a pesar de que todo eso me encanta, la autora hizo una pésima ejecución; con tantos elementos grandiosos, incluida su narración ágil, su libro se me hizo irremediablemente aburrido. Se nota que no hubo una planificación, sino que la historia se fue creando a medida que escribía. No hay una aparición sorpresiva de personajes, sólo hace desplazamientos de ellos a lo largo del nuevo mundo. Y repite el modus operandi del primer libro.

Luego de que en "Corazón de tinta", los personajes se la pasaran la mayor parte del tiempo prisioneros, pensé que en esta ocasión no lo repetiría, pero no, lo vuelve a hacer. Y peor aún, lo usa como motivo y motor de la trama. Hay tres personajes fundamentales que se la pasan prisioneros todo el libro; sí entero, ¿puede haber algo más desagradable?. Me pareció un desperdició, o más bien, un recurso demasiado fácil para no tener que darles un papel más relevante en la trama. ¿no hay otra forma en que pueda motivar a los personajes a realizar acciones? ¿Siempre tiene que encerrar a algunos en una celda para que otro los rescate? Lo peor fue tener que leer a Elinor quejándose nuevamente por estar encerrada. Tedio absoluto. 

En un comienzo pensé que el libro mejoraba en comparación a la primera parte, pero a medida que la historia avanzó, me fue decepcionando cada vez más, hasta el punto que me costaba muchísimo dar vuelta la página. 
Hubo un tremendo error por parte de la autora, no trasladó a todos los personajes dentro del libro y eso le pasó la cuenta, porque cortó la historia en dos y no supo que hacer con los que estaban en el mundo real. 

Al final, se le ocurre utilizar un poco más a uno de los personajes nuevos. Después de tenerlo todo el libro sin hacer nada. (¿Cómo puedes introducir un personaje nuevo y utilizarlo un poco al principio y luego no tocarlo más?) Y es tan obvio lo que hará con él en la tercera parte que desde ya me da tedio, porque será el responsable de alargarlo innecesariamente, de nuevo. Sinceramente no quedé con ningún deseo de continuar la historia. No creo que lea pronto la tercera parte. A pesar de que los personajes están bien construidos, no conecté con ellos para nada. Estoy realmente decepcionado. Veo el grosor del siguiente libro y sólo pienso en el relleno innecesario con el que tendré que lidiar nuevamente. 

Lo que para otros fue una maravilla, para mí no lo fue. Es cosa de gustos, lo que no quiere decir que muchos puedan disfrutar de la historia. Si logran conectar con los personajes y les toman cariño, quizá no les moleste sus escenas innecesarias que no aportan en nada, y disfruten simplemente viendo más de la vida de sus personajes favoritos. 

Envío una disculpa a mi amiga Dani, estoy seguro que creyó que la historia me encantaría, pero creo que es mucho más valioso en una amistad, ser sincero que mentir. Sé que a ella le encanta, y quería compartirla conmigo, lo cual aprecio mucho. Pero bueno, el destino es así, y el estilo de Funke no es para mí. ¡No me pegues Dani!