Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

viernes, 3 de junio de 2016

Recomendación: Cinco Consejos para leer clásicos

Cinco Consejos para introducirte en la lectura de libros clásicos


Leer clásicos siempre ha sido tema de discusión entre lectores. Algunos aseguran que son indispensables para que te puedas denominar lector, otros que no son necesarios e incluso los tildan de aburridos. Personalmente creo que no importa el género que leas, mientras leas por placer, por gusto, entonces eres un lector.

Todos en algún momento hemos temido a los llamados grandes clásicos de la literatura, su extensión y muchas veces su prosa poco amigable nos repele. Pero aunque los veamos desde lejos, la curiosidad llama ¿Por qué la gente lee algo que se supone es aburrido? ¿Por qué los siguen editando? Algo en ellos, alguna característica especial, los hizo atemporales. Hablan de temas que nunca cambiarán e inevitablemente llega un momento en el camino de todo lector en el que terminarás leyéndolos, no por obligación, sino que por gusto.

Como lector no he leído muchos clásicos, pero de los pocos en los que he incursionado he podido rescatar algunas experiencias, que podrían servir de mucha ayuda a todos lo que tienen esa inquietud y aún no se deciden por leer alguno.

La extensión

No todos los clásicos son un cúmulo de páginas. Algunos escritores tienen obras menos extensas, en donde lograron plasmar todo su talento en muy pocas páginas con una capacidad de síntesis increíble. Por lo que si te interesa incursionar en algún escritor en particular puedes intentar buscar algunas de sus obras menos extensas y así poder darte una idea de los temas que escribe y de su estilo literario. Por ejemplo, yo empecé a leer a Kafka con la "Metamorfosis" y a Tolstoi con "La Muerte de Ivan Ilich". Y gracias a esos libros, pude descubrir a estos interesantes autores.



Versión Juvenil

Otra forma de indagar en las temáticas de ciertos escritores sin la necesidad de leer la obra principal de forma directa, son las adaptaciones juveniles de ciertos clásicos, en las que la esencia de la obra original se conserva y te puedes formar una idea de lo que trata el libro; si no te gusta, habrás pasado de todas formas por una buena experiencia y si te gusta te llevará a querer leer la versión original para enterarte de todos los detalles. Buenos ejemplos son las versiones juveniles de Orgullo y prejuicio y  de Don Quijote de la Mancha que incluso vienen ilustradas.

Versión no íntegra

Algunas ediciones han resumido obras de grandes extensiones con el fin de conservar la esencia del argumento, saltándose las descripciones excesivas, agilizando la lectura. Esto sucede muy a menudo con Julio Verne, ya que a veces en algunas de sus obras hay capítulos completos que al eliminarnos no afectan la trama principal. En ellos puedes familiarizarte con su obra  y cuando sientas la necesidad de leer la obra en su totalidad, siempre estarán las versiones íntegras para los amantes de su estilo.

Elige-un-libro


Libros que recomiendan libros

En diversas ocasiones, libros contemporáneos que se vuelven Best sellers, pueden terminar recomendándote un libro clásico. Muchos autores han recibo influencias de grandes escritores de todos los tiempos y hacen pequeñas menciones de ellos en sus historias. En mi caso personal; cuando El psicoanalista estaba en todo su auge, y por lo mismo me decidí a leerlo, encontré una pequeña mención de Winston Smith, el protagonista de 1984, que me llevó a leer ese libro. A veces un autor contemporáneo que te gusta, puede recomendarte a través de sus libros grandes autores del pasado.



Novela gráfica 

Otra manera de ingresar al mundo de los clásicos de una forma más amena, es por medio de la novela gráfica, la cuál a través de sus ilustraciones y diálogos fluidos logran captar la atención del lector y contar una historia clásica de una forma menos descriptiva, ya que los detalles de los personajes y las puestas en escena van implicitamente desarrolladas en el dibujo por lo que la cantidad de texto queda reducida a lo esencial, con ello puedes disfrutar de la trama principal, recibir de forma más directa el mensaje del autor.