Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

sábado, 25 de julio de 2015

Reseña N° 1: Ensayo sobre la ceguera

Ensayo sobre la ceguera (1995)

Ensayo sobre la ceguera

José Saramago (1922-2010)
Alfaguara 
368 Páginas 
Novela Contemporánea

                                      Reseña
En una ciudad donde la vida transcurre normalmente. En una esquina cualquiera hay gente atravesando un paso de cebra mientras un grupo de automóviles está esperando que cambie la luz del semáforo. Todo parece normal, la luz cambia y los automóviles reanudan su camino, pero ¿Qué pasa? uno de ellos no se mueve, ojalá sea sólo una avería mecánica, pero no. El hombre se ha quedado ciego. Así comienza una serie de sucesos que nos muestran el desarrollo de una verdadera epidemia de ceguera, donde inexplicablemente la gente comienza a perder la vista y quedan sumergidos no en la oscuridad si no que en un mar de blancura. Desde el consultorio de un oftalmólogo pasando por un manicomio usado para una cuarentena hasta llegar a las calles de una ciudad enloquecida los protagonistas intentan abrirse camino entre la crueldad y la miseria humana valiéndose de lo poco que les queda de humanidad para sobrevivir.


Opinión


Este libro me gustó mucho por el impacto que me generó. La historia en un comienzo nos cuenta como una ciudad enfrenta esta epidemia de ceguera y cómo deciden enfrentarla las autoridades. Pero el grueso de la historia se centra en los primeros ciegos que son puestos en cuarentena y es en ese lugar donde suceden las cosas más intensas en donde las personas demuestran que tan civilizados pueden ser cuando se encuentran en un lugar sin ley del cual no pueden escapar y en donde la más mínima ventaja puede ser determinante. Sin embargo entre tanta barbarie en donde el autor nos presenta al desnudo la decadencia humana, termina dejándonos un mensaje de esperanza.

"Y cuando es necesario matar. Cuando esta muerto lo que aún esta vivo."

Los personajes de Saramago tienen esa virtud de no poseer nombres y sólo se identifican por sus profesiones, características físicas o su relación con otras personas. Lo que para mí, potencia su forma de ser, la esencia del personaje, porque ya no recurrimos a su nombre para saber quién es, nos hace poner atención en la forma de hablar, pensar y vivir que tienen cada uno de ellos, sus temores, pasiones, miedos, alegrías y fortalezas. Esto sumado al gran talento de Saramago para a través de una simple descripción de sus vidas mostrarnos personajes tan reales y tan humanos que nos cuesta creer que son ficciones. Con algunos nos enternece, nos conmueve y con otros nos muestra lo muerto que puede estar un corazón humano que aun late.