Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 30 de enero de 2017

Reseña Nº 136: Cántico por Leibowitz

Cántico por Leibowitz (1959)


elige-un-libro
Walter M. Miller, Jr.
Ediciones B
Nova 
430 Páginas
Ciencia ficción

La prospera civilización humana tal como la conocemos se ha autodestruido en un holocausto nuclear a principios del siglo XXI. 

Luego del desastre, la civilización no logró reconstruirse inmediatamente pese a tener grandes conocimientos, y esto fue debido a que antes sufrió un nuevo holocauso, pero esta vez intelectual. Las personas sobrevivientes en su impotencia ante la crueldad de las armas nucleares decidieron tomar la justicia por sus manos y comenzaron a destruir todo el conocimiento que las creó. Matando científicos y quemando libros, toda la cultura y el saber fue reducido a la nada. Este hecho fue conocido como "La simplificación" y sus gestores fueron conocidos como los "simples".

"¡Simples! ¡Sí, sí! ¡Soy simple! ¿Eres simple? ¡Construiremos una ciudad y la llamaremos "Ciudad simple " porque para entonces todos los bastardos inteligentes que causaron esto estarán muertos!. Pág. 92.

Un ingeniero eléctrico llamado Isaac Edward Leibowitz, decidió tomar el camino de la religión y se ordenó como sacerdote para proteger de la "simplificación" todos los textos y lo que restaba del conocimiento del mundo, antes de que fuera destruido por los simples. Fundó la comunidad religiosa de San Alberto Magno, maestro de santo Tomás y patrón de los científicos, la cual se constituía por  religiosos memorizadores y contrabandistas de libros, decididos a proteger el conocimiento para las futuras generaciones.

"Su cometido no anunciado, y al principio sólo vagamente definido, era conservar la historia humana para los tataranietos de los nietos de los simples que querían destruirla". Pág. 93.

La religión católica, a pesar de todas las inclemencias que vivió la sociedad humana en esos años, se mantuvo incólume y resistió el paso del tiempo, lo que permitió que continuara también la labor de la comunidad religiosa fundada por Leibowitz, a pesar de la muerte del mismo. La religión se transformó en testigo privilegiado de la evolución de la sociedad humana en el futuro.

En tres relatos con saltos temporales de seiscientos años el autor nos muestra está evolución desde la amalgama entre religión y ciencia. En un mundo profundamente marcado por el holocausto nuclear, que ha dejado serias secuelas en sus habitantes, tanto físicas manifestadas como deformidades hereditarias, y de conocimientos perdidos.

El primer relato se titula "Fiat Homo" (Hágase el hombre), y se sitúa cronológicamente en el siglo XXVI, seiscientos años después de la simplificación. En esta época el conocimiento de la anterior civilización humana ha sido completamente erradicado, pero también han quedado en el olvido las ideas de los simples, y el mundo se ha sumido en una pacífica nueva "Edad media". Las ideas de Leibowitz no se han perdido en el tiempo, dando origen a la Orden Albertiana de Leibowitz, donde los hermanos se dedican al cuidado y preservación de la  "Memorabilia", una especie de gran base de datos compuesta por textos de la antigua civilización humana.
Pero ese conocimiento que resguardan con tanto celo, no puede ser utilizado, ya que se encuentra fragmentado e incompleto. Además no hay nadie en el mundo capaz de entenderlo.

"Los monjes esperaron, sin importarles que el conocimiento que habían salvado fuese inútil, que buena parte de él no fuese ya comprensible y que para ellos fuese a veces tan inescrutable como lo sería para un muchacho salvaje y analfabeto de las colinas." Pág. 95.
El segundo relato titulado Fiat Lux (Hágase la luz) nos traslada al año 3174. El mundo ha vuelto a avanzar, las ciudades han crecido, se ha creado la universidad y el hombre vuelve a ser capaz de generar conocimiento. Pero así como el mundo se ha desarrollado, también se han generado nuevas ambiciones. Un intento por unir el continente americano bajo una misma dinastía ha propiciado un ambiente bélico, donde la protagonista es la pólvora.
Mientras tanto los conocimientos fragmentados que aún son custodiados por la orden de San Leibowitz se encuentran por primera vez con las nuevas ideas generadas por el hombre y el rompecabezas comienza a completarse. Por primera vez aparece un "integrador".

"La memorabilia no podía por sí sola generar el renacimiento de una ciencia antigua o elevada civilización, porque las culturas fueron engendradas por las tribus del hombre y no por enmohecidos volúmenes, pero los libros podían ayudar... los libros indicarían caminos a seguir y harían sugerencias a una ciencia desde hacía poco en desarrollo". Págs. 194-195
Finalmente en el tercer relato Fiat Voluntas tua (Hágase tu voluntad) han pasado nuevamente seiscientos años y esta vez la sociedad humana ha vuelto a florecer, alcanzando su antiguo esplendor y siendo incluso superior; las armas nucleares se han vuelto a crear. Pero la naturaleza humana no cambia, y las actitudes bélicas se incrementan. La Orden de San Leibowitz debe nuevamente afrontar una crisis, haciendo lo que mejor saben hacer: proteger la memorabilia, y mantenerla alejada de un posible nuevo holocausto nuclear.

"¿Somos impotententes? ¿Estamos predestinados a hacerlo, una y otra vez? ¿No nos queda más remedio que hacer de Ave Fénix en una interminable secuencia de alzamientos y caídas?" Pág. 340.

Cada historia está protagonizada por un integrante de la orden de San Leibowitz. A través de sus ojos  y por medio de un narrador omnisciente se recrea el paisaje de diferentes y contrastantes épocas, separadas por más de seis siglos. Pasamos de una Edad Media en la que se desconocía absolutamente el pasado de una gloriosa civilización humana, cuyos restos eran tratados como incomprensibles descubrimientos arqueológicos, a una época moderna donde la colonización espacial es una realidad.

De esta forma el autor reafirma la idea de lo cíclico, de reiteración, en donde el florecimiento y resurgimiento de la sociedad humana está íntimamente ligado a su propia capacidad autodestructiva. A mayor cantidad de conocimientos, a mayor esplendor de la sociedad, cuando ya parece que no se puede superar más, el ser humano parece necesitar autodestruirse para volver a comenzar.

"Cuanto más se acercaba el hombre a perfeccionar un paraíso, más impaciente parecía por destrozarlo  y acabar igualmente con él mismo". Pág. 366.

Al contrario de otros libros de ciencia ficción en donde también nos plantean un escenario futuro de la sociedad humana. No es el entorno, la visión futura, ni la tecnología las que llaman la atención. Lo que realmente destaca es el efecto de la religión y la ciencia por separado y en conjunto sobre el comportamiento humano. Las potencialidades del progreso y sus consecuencias se analizan desde una perspectiva religiosa que cuida y protege la semilla del conocimiento científico, sabiendo que, al germinar pondrá en jaque sus propias ideologías y la misma vida sobre la Tierra.

El autor con lo que denominó "La simplificación" logró separar el conocimiento del hombre. Los alejó y los condujo por caminos distintos. La orden de San Leibowitz protege ese conocimiento, porque nació del hombre y por ende le pertenece. El hombre está incompleto, y la religión cuida de esa parte que le falta, hasta el día en que nuevamente esté preparado para reincorporarla. Pero cada vez que el conocimiento, la ciencia, vuelve al hombre, es una nueva prueba para que actúe de forma correcta. Pero cada vez falla, una y otra vez, el ciclo se vuelve a repetir y se ha repetido por siempre. Cada vez que el hombre alcanza todo su potencial se vuelve a destruir, se vuelve a comenzar la comedia inútil, como diría Sabato.

Es la Orden de San Leibowitz y su cometido la que une y le da el efecto de continuidad a las tres historias a pesar de los largos espacios temporales que las separan. Además impulsa las acciones de los distintos personajes que las protagonizan, generando sus historias que son solo una excusa para montar el experimento social que nos propone Miller, cuyo resultado lo conocemos de antemano. Pero que nos permite averiguar desde dentro los errores del proceso.

A través de una narración simple, sin florituras ni giros importantes, el autor nos muestra el proceso de autodestrucción del hombre. Dando énfasis a diálogos y a escenas cortas para tocar temas sensibles como el valor de la vida, la evasión del conciencia, la negación de la responsabilidad, razón versus fe, eutanasia, moral, piedad, sufrimiento y dolor, entre otros. No es una historia de lectura rápida, es un proceso lento de redescubrimiento de nuestra propia esencia en donde inequívocamente nos veremos reflejados.
Incorpora además personajes muy especiales que darán mucho que pensar, en cuanto a la interpretación que les quiso dar Miller. Uno de ellos es un extraño poeta con un ojo de vidrio que aparece en el segundo relato, cuyos escritos se analizan en la última historia. Y el más extraño de todos es el vagabundo, que se hace presente en todos los relatos,  desafiando el tiempo y el espacio.

Miller nos legó una historia profunda, un cántico avezado a nuestra propia civilización, demostrando que a través de la ciencia ficción se puede indagar y reflexionar sobre el profundo misterio de la naturaleza humana.

Lamentablemente la portada no acompaña para nada la grandeza de esta obra, y no representa la riqueza de su contenido.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar




lunes, 23 de enero de 2017

Reseña Nº135: El proyecto Joshua

El proyecto Joshua

elige-un-libro
Sebastian Fitzek
Ediciones B
Colección La Trama
384 Páginas
Thriller

Maximilian Rhode tiene treinta y ocho años, vive en Berlín. Está casado con Kim Rhode, dos años mayor que él, quien es estéril de nacimiento. Al no poder tener hijos naturales han intentado adoptar sin éxito. Sin embargo, han logrado obtener la tutela de Jola María de diez años, a quien han criado desde que era una bebé. A pesar del tiempo que llevan con ella siempre existe la posibilidad de que la Oficina de Protección al Menor decida restituirla a sus padres biológicos.

La razón por la que no han podido adoptarla definitivamente es el hermano de Max; Cosmo, un pederasta que se encuentra recluido en una clínica psiquiátrica. A pesar de que los hermanos no han tenido contacto en muchos años y que de por medio solo existen algunas cartas bastante espeluznantes, comparten un pasado bastante oscuro y desolador. 

Max acostumbra a trabajar en casa, es escritor de thrillers, su primer libro fue un éxito: "El colegio del horror". Pero sus demás títulos no han tenido el mismo impacto, por lo que su situación económica no es muy alentadora. Su vida transcurre entre sus escritos y la crianza de su hija Jola, quien a pesar de su edad, demuestra una gran inteligencia. Sus principales problemas son económicos y matrimoniales.

"Pero es que vives en tu mundo, Max. No piensas, o cuando lo haces siempre es en lo próximo que quieres escribir". Pág. 38. 

Hasta que un día un extraño llamado lo pone en conocimiento de que un tal Joshua a puesto su interés en él. Joshua lo sabe todo, todo sobre él, y por lo mismo sabe que Max cometerá un delito muy grave en el futuro, aunque por ahora él lo ignora. Por lo mismo lo advierten de que no cometa ningún ilícito ya que Joshua está esperando la confirmación de su predicción. 

Max se conoce muy bien, y está seguro de que tal predicción es imposible, él jamás quebrantaría la ley, no como su hermano, por lo cual retoma su vida normalmente. Pero un día todo cambia. Recibe unas extrañas noticias de La Oficina de Protección al Menor, lo que obliga a Max a realizar un acto desesperado que trae enormes consecuencias para su familia.
En una agobiante carrera donde incluso su hermano reaparece en su vida y viejos recuerdos reprimidos del pasado regresan, deberá intentar salvar a su hija de unos extraños personajes o tal vez, incluso, de él mismo.

"Por favor, no digas nada, papá -musitó-. Por favor, no digas nada, o me matará." Pág. 91.

Fitzek estructura el libro de tal forma que utiliza los primeros capítulos para introducirnos en la vida de Max y su familia; da a conocer los personajes y el problema que deben enfrentar. Todo narrado desde una primera persona, un narrador protagonista.
Cuando aparece el primer giro importante, el que motiva a los personajes a salir de su rutina, da inicio a la segunda parte del libro, aunque gráficamente el libro no está dividido en partes, pero se aprecia un antes y un después por el cambio de estilo narrativo. Ya no se narra solamente bajo la perspectiva de Max, sino que también desde la de los otros personajes que participan en la acción. Básicamente para que el lector no se pierda lo que le sucede a cada uno mientras se encuentran separados, y se entienda cuando sus caminos se crucen. De esta forma cada capítulo equivale a la historia de uno de los personajes, pero narrada en tercera persona, salvo por los capítulos que protagoniza Max, el protagonista, que mantiene la primera persona, para poder transmitir esa desesperación tan necesaria en este tipo de libros.

Luego de la puesta en escena, es cuando inicia la verdadera acción, el thriller parece que va por buen camino. Nos presentan a una especie de antagonista intelectual, que sabe todo lo que va a suceder y se convierte en un ser inescrupuloso y perfeccionista. Mientras Max es el protagonista indefenso que se ve sometido a seguir instrucciones y a realizar actos en contra de su voluntad. Hasta ahí va todo estupendo tenemos un titiretero y a su marioneta. Pero de pronto comienzan a suceder cosas que derrumban lo que podría haber sido un emocionante thriller.

El todo poderoso antagonista de pronto comienza a cometer errores increíblemente absurdos que no encajan con su perfil inicial. Partiendo por no anticipar algunos hechos muy simples, que terminan desbaratando una parte de su plan. Luego el protagonista deja de ser manipulado y comienza a seguir su propio camino, haciendo desaparecer completamente la tensión de la narración.

Aparecen vacíos argumentales, donde personajes olvidan algunas cosas que debían saber, y actúan de tal forma solo para darle sentido a la escena, o solo por darle acción. También me encontré con cambios muy bruscos de personalidad "salidas de personaje", donde en un capítulo actúan de una forma para terminar actuando completamente diferente en capítulos posteriores. Lo peor fue encontrarme con un problema que tenía muchas soluciones, de mano de gente con muchos recursos, pero aún así optaban por la solución más intrincada, complicada y que además ponía en peligro su objetivo principal. Pasé de la tensión inicial a reírme de las cosas que pasaban en la novela.

Me encontré con mucho relleno, hubieron muchas escenas que, luego de terminar el libro, me hicieron cuestionarme su aporte al argumento. Había mucho diálogo, lo que le entrega fluidez, pero entre diálogos el protagonista reflexiona y describe su entorno de forma excesiva, apareciendo la respuesta a una pregunta casi media página después. Este relleno innecesario fue implementado con el fin de completar pequeños capítulos, ya que el libro consta de ochenta y tres de ellos. Todos cortos, pero con relleno. La ventaja de utilizar muchas divisiones es la de incorporar la mayor cantidad de saltos de capítulo posibles, ya que gracias a ellos se introducen más páginas y más espacios. Y por ende se lee más rápido, pero terminé leyendo más rápido cosas que eran redundantes.

El misterio inicial del libro se resuelve de pésima manera, de una forma muy poco creíble, pero hay un segundo enigma que se mantiene oculto.
Todo el endeble montaje de las primeras trescientas páginas está hecho para encubrir el giro final, para confundir al lector y se sorprenda. Se resuelve en las últimas ochenta páginas y es la mejor parte. En ella sí hay tensión y no hay ningún error argumental. Además se entrega un mensaje muy potente y contingente sobre los pederastas. Estos son los dos únicos puntos buenos que encontré: El mensaje final y el desenlace del segundo enigma.

No entiendo por qué insisten en incorporar tantas páginas; fácilmente el libro puede desarrollarse en doscientas o más, pero casi cuatrocientas me parece excesivo para el argumento que presenta. He leído buenas reseñas de este mismo libro y de otros del autor, y tenía ganas de leerlo, pero francamente después de esta experiencia no creo que lo vuelva a hacer. Escribir thrillers al igual que cualquier otro libro no es fácil, y requiere mucha planificación.

A pesar de todo lo que he dicho el libro se lee rápido y a mucha gente puede gustarle si no se ponen exigentes y leen de forma somera, pero a mí me quedó la sensación de que el autor deseaba introducir con mucha fuerza ciertas escenas que terminaron generando los errores que vi. El thriller que esperaba solo apareció al final.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar






jueves, 19 de enero de 2017

Reseña Nº 134: Alcatraz contra los bibliotecarios malvados 2

Alcatraz contra los bibliotecarios malvados II (Los huesos del escriba)

elige-un-libro
Brandon Sanderson
Ediciones B
B de block 
Sin Límites
328 páginas
Fantasía juvenil



Alcatraz Smedry es el protagonista de este libro, de hecho es su autobiografía. Pero la ha disfrazado como un libro de fantasía, ya que si no, nadie la publicaría. En ella denuncia que los bibliotecarios controlan el mundo. Al ser los custodios del conocimiento se han dedicado a publicar mentiras y a engañar a la gente. Se han hecho ya con el control de gran parte de las naciones del planeta.

Actualmente el mundo se divide en dos, en las Tierras silenciadas, que son prácticamente todo el territorio que aparece en los mapas que nos enseñan en las escuelas, y en los Reinos Libres, que son esas porciones de terreno que no aparecen en los mapas, justamente porque aún no han sido controladas por los bibliotecarios. En los Reinos libres aún existe la magia y poseen una tecnología muy especial llamada Silimática que funciona a base de arenas muy especiales. De aquel mundo fantástico proviene Alcatraz, pero él no lo supo hasta que cumplió trece años. El cómo lo descubrió y qué sucedió cuando se enteró, se relata en el primer libro de esta saga.

Ahora Alcatraz ya informado de su origen y de su estirpe noble, quiere evitar que los bibliotecarios se apoderen del resto de los Reinos Libres y los conviertan en Tierras Silenciadas. Para eso utilizará sus dos habilidades recientemente descubiertas.

La primera es su "Talento". Todos los Smedry, nacen con un talento que generalmente parece más un defecto, pero que en realidad termina siendo un poder mágico de lo más asombroso. En el caso de Alcatraz, él puede romper cosas con sólo tocarlas
Su otra habilidad hereditaria es el "Oculantismo", con el cual puede hacer uso de los cristales de las lentes, fabricadas con arenas especiales, para utilizar sus poderes que son de lo más variopintos: ver huellas, lanzar llamas, lanzar vientos, atraer cosas, lanzar hielo, traducir textos, entre otros. Pero Alcatraz aún está aprendiendo a usar sus nuevas capacidades por lo cual utilizarlas, siempre resulta un arma de doble filo. 

"...los poderes oculantistas son hereditarios. Uno no puede "convertirse en oculantista", como si fuera a convertirse en abogado, contable o planta". Pág. 37. 

Cuando al fin parece que todo está más calmado luego de su primera aventura con su abuelo, se dirige a conocer el mundo donde nació, que se encuentra en los Reinos Libres: Nalhalla. Para ello se reúne con su amiga Bastille; la madre de ella, que resulta ser un caballero crístine; y dos nuevos integrantes de su familia, su tío Kazan y su prima Australia, los cuales poseen talentos muy particulares. 

Pero las cosas se tuercen un poco, su abuelo no llega a su encuentro y una extraña nota que revela su paradero y también el de su padre, lo termina desviando nuevamente hacia las Tierras Silenciadas. 
Alcatraz desde su primera aventura, carga con una lentes especiales que los bibliotecarios quieren arrebatarle, son un arma peligrosa, la cual facilitaría su plan de conquistar los Reinos Libres. Él debe protegerlas, pero al mismo tiempo quiere rescatar a su padre y a su abuelo que se encuentran en uno de los lugares más peligrosos del mundo: la Biblioteca de Alejandría, en Egipto. Y Alcatraz a toda costa correrá todos los riesgos para poder salvarlos. 

En el trayecto es perseguido y atacado por un extraño ser mitad hombre y mitad máquina que parece poseer poderes oculantistas. Junto a sus amigos intentará escapar de las garras de este peligroso enemigo y a la vez deberá sortear los inextricables laberintos de la Biblioteca de Alejandría en busca de su padre y su abuelo. Pero en la Biblioteca lo esperan los "Conservadores", seres que perdieron su alma a cambio de consultar un libro, y que ahora se encuentran vagando como espectros vivientes en la biblioteca en busca de nuevas almas. 

"Quizá no fuera buena idea faltarle el respeto a un monstruo chupa almas que tenía un cráneo ardiente por cabeza.". Pág. 142.

En ese lugar el joven héroe se defenderá no solo con sus habilidades especiales que muchas veces ocasionan más problemas que beneficios, sino que también con su inteligencia y astucia. Aprenderá a ser líder, a tomar desiciones importantes, y descubrirá información relevante sobre los orígenes de su talento. Alcatraz en esta aventura deberá poner todo en una balanza, por un lado el destino del mundo y por el otro, la vida de sus seres más queridos. 

"No es que fuera la clase de persona que siempre está dudando de sí misma, pero tampoco había tenido demasiadas oportunidades de ejercer de líder". Pág. 102. 


Con esta saga Brandon Sanderson incurre en una especie de apuesta, ya que normalmente es conocido por sus títulos de fantasía enfocados al público adulto como Elantris, El aliento de los dioses y la saga Mistborn, así como también para el segmento adulto-joven, en los que encontramos la saga The Reckoners y de El Rithmatista. Y con Alcantraz y los bibliotecarios malvados intenta llegar al juvenil-infantil, y para eso debe modificar un poco sus sistemas e innovar aun más en el género.

En relación a lo anterior, las historias de Alcatraz, tanto del primer libro como de este segundo volumen son mucho más simples y ligeras. Lo que no quiere decir que tanto la trama como los personajes pierdan profundidad. Ese es el principal escollo que debió superar Sanderson, no extenderse demasiado y que la historia no pierda calidad, ya que acostumbra a elaborar intrincadas tramas en gruesos volúmenes; hecho del que se burla abiertamente en este mismo libro:

"Me han dicho que darse un golpe en la cabeza con un objeto contundente funciona bastante bien. Probad a usar una de las novelas de fantasía de Brandon Sanderson. Son lo bastante grandes, y bien sabe el cielo que es lo único útil que se puede hacer con ellas". Pág. 90.

Sanderson trabaja con dos tramas entretejidas: La primera permanece latente a lo largo de la historia, ya que trasciende al siguiente libro. Consiste en tratar de detener la conspiración de los bibliotecarios para conquistar los Reinos Libres. Es una trama que avanza libro a libro y que no tendrá una solución hasta el último volumen; es la columna vertebral de toda la saga. 
La segunda es la que se inicia y se resuelve en el mismo libro. En este caso es el fracaso o el acierto de que Alcatraz encuentre o no a su abuelo y a su padre. Se trata de la trama protagonista, ya que motiva al lector a leer y interesarse en el libro, y lo lleva a esperar hallar una solución en la última página. 
De esta manera el autor empuja a los personajes; los mueve. Y los lleva de un escenario a otro, dividiendo el libro en dos partes: Una que se desarrolla en el exterior, en el mundo común, y la segunda que es donde el nudo narrativo se hace más intrincado: dentro de la Biblioteca de Alejandría. Ahí es donde el autor comienza a dar trasfondo a los personajes y a su sistema mágico. Y va matizando la acción; ya no la reduce solamente al movimiento de los personajes, sino que también a los descubrimientos que realizan de los sistemas mágicos, tanto del "ocultantista", como del "talento familiar". De esta forma hace un estupendo uso de la magia entretejiendola en la trama para dar la sensación de descubrimiento y no dedicarse solo a la acción física. 
Como se trata de un libro enfocado a un público más joven, el autor se aleja un poco de la "Magia dura" de sus otras novelas, para incorporar una más matizada y más cercana a la "magia blanda", instaurando algunas reglas, pero no muy restrictivas, para dar mayor libertad a su utilización, pero sin llegar a usarla para resolver conflictos importantes. 

Ahora, cómo Sanderson vuelve ligera una historia que pareciese tener casi los mismos elementos de sus demás novelas: posee un sistema mágico, aunque menos restrictivo y una trama mucho más simple pero igual de adictiva. El truco está en el tercer elemento, que normalmente no resalta en sus otras novelas y lo utiliza como una simple herramientas para sus fines: "La narración". Este es el componente que se destaca en el libro, una narración en primera persona, con un narrador "demasiado" protagonista. 
Utilizando la excusa de que se trata de una autobiografía, el propio Alcatraz, ya más adulto, nos narra hechos que sucedieron en su adolescencia, cuando recién descubría el mundo ocultantista. Rompe constantemente la cuarta pared y se dirige al lector, lo increpa, lo fastidia, lo incordia. Hace todo lo posible por captar su atención, interrumpiendo la narración de su propia historia obligándolo a interactuar con él. 
Luego de terminar un capítulo en un punto emocionante, inicia el siguiente no retomando el hilo, sino que dirigiéndose al lector sobre un tema ajeno a la historia. Invita a recortar el libro, a escribir, a darlo vuelta, a avanzar páginas, da spoilers, engaña, y esa interacción es la que lo hace un libro muy atractivo para el público al que se dirige, le quita seriedad y gravedad a las acciones. Les dejo un ejemplo de un inicio de capítulo:

"Los escritores -sobre todo los narradores, como yo- escribimos sobre personas. Es irónico, ya que en realidad, no sabemos nada sobre ellas. 
Pensadlo bien: ¿por qué alguien se convierte en escritor? ¿Es porque le gusta la gente? Claro que no. Si no, ¿por qué elegir un trabajo en el que te pasas todo el día, todos los días, encerrado en un sótano sin más compañía que la del papel, el lápiz y tus amigos imaginarios?
Los escritores odian a la gente. Si alguna ves habéis conocido un escritor, sabréis que suelen ser individuos torpes y desaliñados que viven debajo del hueco de las escaleras, bufan a los que pasan por allí y se les olvida bañarse durante varias semanas seguidas. Y esos son los que tienen habilidades sociales". Pág. 236.

Con este narrador disparatado, logra introducir temas valóricos muy atinentes a una serie juvenil. Como la confianza en uno mismo, el preocuparse por los demás, la valorización de la amistad, reconocer errores, apoyar a tus cercanos y el más importante de todos: No juzgar a las personas por su apariencia.

"El problema es que, cuando eres distinto, la gente empieza a definirte por lo que eres en vez de por quién eres". Pág. 186.

El final es satisfactorio, cierra de forma redonda la trama del libro, dejando los cabos sueltos propios de una saga de larga extensión. En general es un historia que puede ser disfrutada por grandes y chicos. Con Sanderson siempre la entretención y los buenos giros están asegurados. 


Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar

martes, 17 de enero de 2017

Reseña Nº 133: El imperio final

El imperio final (Mistborn I)


elige-un-libro
Brandon Sanderson
Ediciones B
Nova
674 páginas
Fantasía épica


El imperio final es una nación ficticia con una ambientación de carácter medieval. En donde hace mil años el cielo no ha dejado de estar cubierto de humo y cenizas. El sol se ha mantenido con una tonalidad rojiza y abrasadora, dificultando la sobrevivencia de las plantas; y las pocas que crecen presentan tonalidades marrones y enfermizas. Durante las noches las brumas inundan las calles y los campos, dificultando la visión, y ocultando a extraños seres que reptan por la oscuridad; son espectros de la bruma.

"No en las brumas de las afueras de la ciudad... Allí hay espectros de la bruma. Atrapan a un hombre y le roban la cara..." Pág. 76. 

Este mundo es gobernado por el lord Legislador, un ser que es considerado una sección independiente de una divinidad superior. Con un poder extraordinario, somete y domina de forma tiránica y represiva a la nación. Cuenta la leyenda que hace mil años el lord Legislador derrotó una terrible amenaza para la humanidad, llamada "La profundidad", y desde entonces ganó su puesto como jefe máximo del imperio, cuyo centro se encuentra ubicado en la ciudad amurallada de Luthadel.

Plano de la ciudad de Luthadel

La estructura social de este mundo es muy simple, hay nobles y pobres. Estos últimos son los llamados skaa, son los más numerosos y se han mantenido sometidos a condiciones precarias. Son prácticamente esclavos, le pertenecen al lord Legislador y son arrendados a los nobles. En el campo trabajan en plantaciones y en la ciudad en fabricas y talleres. Viven hacinados y con hambre. Se dice que es su castigo por ser los descendientes de una facción que no apoyó al Lord en los primeros años de su gobierno.
Los nobles descienden de los que sí apoyaron al gobernador. Y como premio no solo tienen estatus y riquezas, sino que también se les otorgaron poderes que se manifiestan aleatoriamente en su descendencia. A ese poder se le denomina "Alomancia".

La Alomancia es la magia con la que una persona puede extraer poder del metal. Sí, los metales guardan poderes de forma natural en su interior y los Alománticos tienen la virtud de poder extraerlo y utilizarlo. Pero hay reglas, la única forma en que pueden utilizar ese poder es tragando un diminuto fragmento. Una vez en el estómago el alomántico puede sentir el poder. A la acción de utilizarlo se le denomina "Quemar el metal", porque mientras lo ocupan se va agotando en su interior. Hay ocho metales básicos y unos cuantos con poderes ocultos, aún por descubrir.
Los nobles tienen la capacidad de engendrar hijos con estos poderes, pero son pocos los que nacen con ellos, son rarezas. Hay dos tipos de Alomáticos. Los que tienen la capacidad de obtener el poder de un solo metal; son conocidos como "Brumosos". Y los que tienen la capacidad de utilizar el poder de todos los metales, ellos son los más poderosos y los más raros de todos, son muy pocos en el mundo, a ellos los llaman los "Nacidos de la bruma" o "Mistborns".

Por esta razón los nobles no deben tener descendencia con los skaa. Porque si un noble tuviera un hijo con un skaa, los estaría privilegiando con poderes que les están vetados. Pero eso no reprime a los nobles de abusar sexualmente de las esclavas cuando lo desean, la única condición que tienen que cumplir es matarlas luego de tener sexo con ellas. Y sí llegara a nacer un hijo, también debería ser eliminado. El poder no debe transmitirse a los esclavos.

Lord Legislador para mantener a los nobles y a los skaa controlados cuenta con Obligadores e Inquisidores. Ambos grupos poseen poderes alomáticos, pero son los Inquisidores los más temibles, son extrañas bestias humanoides con clavos enterrados en el cráneo en lugar de ojos y que presentan poderes mucho más allá de la alomancia tradicional; sus fuerzas son un verdadero misterio. Y en la cúspide se encuentra el lord Legislador, un alomántico inmortal, con poderes divinos, que tras cientos de años nadie a podido matar.

A pesar de la férrea vigilancia de los Inquisidores y los Obligadores, algunos nobles han dejado escapar mujeres e hijos ilegítimos. Lo que ha causado que entre los skaa comenzaran a aparecer algunos "Brumosos" e incluso algunos "Mistborns", que siempre deben estar escondiéndose y ocultándose, ya que los Inquisidores los cazan.

Kelsier es un hombre de treinta y cinco años que ha escapado hace poco de la prisión en que lo encerró el lord Legislador. Pero ya no es el mismo, él es mitad noble y mitad skaa, y se ha convertido en un nacido de la bruma; en un "Mistborn".  Con un manejo soberbio de los poderes de los metales, Kelsier intentará causar una rebelión para derrocar al imperio final. Pero no podrá solo, necesitara de hombres de confianza para trazar un plan. Es así como se le unen unos hábiles Brumosos que lo apoyarán en su loca idea, como también una pequeña ladrona de dieciséis años llamada Vin. Juntos harán un equipo formidable para enfrentarse y acabar de una vez por todas con la tiranía del lord Legislador, mientras se ocultan de sus Obligadores e Inquisidores.

"¿Robar la fortuna de lord Legislador y derrocar su imperio no es suficiente?. -No -respondió Kelsier-. Si puedo también voy a matarlo". Pág. 94.

En este mundo creado por Sanderson, donde la ceniza cae como nieve ensuciando la ciudad y los campos durante el día, y donde las brumas se apoderan de la noche. Nos presenta a dos personajes que serán el hilo conductor de la historia: Kelsier, el superviviente de Hathsin y Vin la pequeña ladrona skaa adolescente. Ellos encarnan la esperanza de una sociedad oprimida y esclavizada; invitan a no rendirse, a pelear por la libertad y el reflorecimiento de la vida. Porque no solamente el pueblo está oprimido por el lord Legislador, sino que también por la extrañas condiciones climáticas que los envuelven en un ambiente asfixiante y avasallador. El pueblo, los skaa, no tienen ninguna posibilidad de rebelarse, aunque lo han intentado en muchas ocasiones fallidas a lo largo de los años. Están completamente sometidos y les hace falta un gran empujón y una buena oportunidad para librarse de las ataduras, y Kelsier ayudado por Vin y un gran equipo de amigos serán los encargados de motivarlos y además de crear dicha oportunidad.

El libro inicia con Kelsier, dando a conocer al personaje mediante escenas que van dejando relucir sus misteriosos poderes, para luego dar paso a Vin, una skaa que para sobrevivir debe pertenecer a una banda de ladrones, en donde debe soportar golpizas, hambre e intentos de abusos sexuales. Es una chica dura, capaz de soportar intensos dolores, y con la habilidad de esconderse a plena vista para pasar desapercibida. Con estos dos personajes Sanderson enmendó uno de los fallos que tuvo en "El aliento de los Dioses", donde dejó demasiado tiempo separados a dos de sus personajes principales. Aquí no, Kelsier y Vin, nada más empezar la novela se encuentran y comienzan a vivir aventuras juntos. Entre ellos hay un tremendo feedback, que hace muy entretenida la historia. Ella por su pasado, es desconfiada y asustadiza, mientras que Kelsier recluta hombres para su plan por medio de la confianza. Uno desconfía mientras el otro quiere que confíe. Es una relación muy interesante la de los dos, tornándose en una especie de cariño padre e hija.

En cuanto a la estructura del libro. Sanderson nos sorprende revelándola dentro de la misma historia. Kelsier luego de reclutar a un equipo confiable decide poner en marcha una estrategia para derrocar el Imperio final. Y con tiza y pizarra en mano, mediante una lluvia de ideas, traza un plan que se deberá ejecutar en el plazo de un año. Y es el seguimiento de ese plan el que estructura el relato. Paso a paso se van cumpliendo la etapas dispuestas y por medio de ellas el autor genera las ocasiones para la entrada de nuevos personajes, generar acción y escenas trepidantes, y además hace aparecer alternadamente los principales temas que trata el libro como: amistad, traición, confianza, prejuicio, injusticia, corrupción, esperanza y amor.

"¿dejas de amar a alguien porque te traiciona? No lo creo. Eso es lo que hace que la traición duela tanto: el dolor, la frustración, la furia... y yo seguía amándola. Y la amo todavía". Pág. 299.

A pesar de que intentan seguir el plan tal cual como lo determinaron, surgen diversos giros inesperados que lo van cambiando y modificando constantemente causando sorpresa, convirtiéndolo en un libro muy entretenido, pero con un ritmo lento en ocasiones, debido a que necesita cierta puesta en escena para generar situaciones de acción, que son realmente dinámicas y gráficas.

La construcción de los personajes es muy buena, son redondos, con trasfondo. Tanto principales como secundarios, hay historias tras todos ellos y Sanderson las va dejando entrever gota a gota mediante los diálogos y las escenas. Cuando actúan, el lector ya está preparado para saber que esa reacción es la esperada para cual o tal personaje, y la siente real. Los hace evolucionar en el tiempo sobre todo a Vin. Y gracias a la narración omnisciente que salta de personaje en personaje podemos ser testigos de dichos cambios de mentalidad, que a mí me convencieron y me parecieron reales y posibles.
Tiene personajes secundarios muy destacados que comienzan muy tímidamente para luego ir haciéndolos tomar fuerzas mientras disminuye la carga a los protagonistas, manteniendo el equilibrio de la historia gracias a ellos. Un ejemplo claro es el de Sazed, el mayordomo terrisiano,  un guardador de historias, que poco a poco va tomando protagonismo, hasta volverse clave en el libro.

"Sazed había sido un maravilloso hallazgo, desde luego. Los guardadores eran un grupo necesariamente secreto, pues el lord Legislador los había cazado prácticamente desde el mismísimo día de la Ascensión". Pág. 212.

En este libro nuevamente Brandon nos sorprende con un sistema mágico muy innovador. Que está tejido en la trama de forma muy intrincada, es un protagonista más de la historia, es un generador de situaciones y en muchas ocasiones un impulsor de la historia. Está al mismo nivel o más incluso, de la ambientación del libro; es su esencia. Sanderson calificó a este tipo de magia lleno de reglas, normas y leyes, como "Magia Dura". Y el sistema mágico de Mistborn es un fiel representante de dicha clasificación, ya que la magia de los alománticos está bien delimitada y el lector es capaz de comprender su alcance; y cuando los personajes la utilizan, tiene sentido lo que hacen con ella. La alomancia tiene la característica de ser tratada por el autor en parte como una ciencia, basándose en el la tercera ley de Newton o principio de acción y reacción, que permite incluso a los "Mistborn" viajar por el aire, tirando de metales cercanos (atrayéndolos) y empujando, en un tira y empuje que les permite mantenerse suspendidos, como si volaran.

Las explicaciones y reglas se dan a lo largo de toda la historia como también su alcance. Y para facilitar su explicación, el autor utiliza un personaje que desconoce su manejo y otro que le enseña; es una relación maestro - discípulo. Y como el discípulo desconoce todo, pone en práctica lo que le acaban de enseñar aprendiendo a la par con el lector. Pero aún así, en el primer tercio del libro hay una primera escena donde se utiliza la alomancia mucho antes de ser explicada. Es una escena que utiliza el autor para que el lector aprecie su potencial y se asombre antes de conocer sus bases, por lo cual recomiendo intentar no complicarse entendiendo dicha escena y disfrutar su acción, porque más adelante se explicará en todo detalle. Es una magia bien intrincada que una vez comprendiendo los conceptos básicos podemos asombrarnos con ella.

Al comienzo de cada capítulo, hay un pequeño fragmento, que pertenece a una biografía o bitácora del lord Legislador de hace mil años, en donde se va rebelando su anterior personalidad, antes de convertirse en un tirano. Les aconsejo que lo lean y no lo dejen a un lado, porque complementa la historia pasada de los orígenes de ese mundo y además guarda un interesante y asombroso misterio que resulta clave en el final del libro; cuando se trata de Sanderson, ningún detalle del libro debe pasarse por alto.

Mistborn o Nacidos de la bruma es una saga que ya tiene más de cinco títulos publicados en español y al parecer aún no está terminada. Muchos pueden querer evitar leerla debido a su extensión. Pero yo les recomiendo que si les interesa, pueden leer este primer título sin ningún problema, porque tiene un cierre argumental redondo que lo hace parecer un libro autoconclusivo. No es necesario seguir leyendo para conocer el destino de los personajes, el final es completamente satisfactorio. Pero el sistema mágico es tan basto y presenta tantas aristas, que aún guarda muchas otras sorpresas, y para eso si puede ser interesante leer los otros volúmenes. Sin nada más que agregar los invito a disfrutar del talento de Brandon Sanderson.

"Represento aquello que nunca has podido matar, no importa cuánto lo hayas intentado. Yo soy la esperanza." Pág. 586.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar. 

lunes, 16 de enero de 2017

Reseña Nº 132: Relatos de una mujer borracha 2

Relatos de una mujer borracha 2 - Del amor y otras fiestas

Martina Cañas
Penguin Random House
144 páginas
Humor

Martina es una joven Chilena que ronda los treinta años de edad, tiene un trabajo estable y vive en un pequeño departamento. Es una chica normal, salvo que sufre de una irresistible pasión por el alcohol. 

"Una vida sin piscola no es vida" Pág. 37.

A través de un estilo bastante relajado Martina nos cuenta diferentes historias relacionadas con su lado bohemio y romántico. Son situaciones de vida que se le podrían presentar a cualquier mujer, pero que resultan realmente divertidas desde su "particular" punto de vista. En la mayoría de las ocasiones todo comienza después de una alocada noche de fiesta. 

"Esa mañana desperté sumamente confundida. La noche anterior había estado más loca que Angelina Jolie que osó terminar con papaíto Brad." Pág. 15. 

A través de su testimonio vamos descubriendo su intensa personalidad. Ella nos describe sus diversos encuentros amorosos que casi siempre son ocasionados por su fogosa pasión por la bebida y su facilidad para enamorarse. 

"Me había enamorado por segunda vez en un mismo día: era el amor de mi vida". Pág. 27.

Debido a esta cualidad, sus romances no perduran mucho, y menos sus compromisos, que le han durado: unas horas, un día, semanas, e incluso meses. Pero la pobre Martina nunca encuentra el verdadero amor, ya que de alguna u otra manera sus idilios siempre terminan de forma algo desastroza. Pero ella es optimista y no teme disfrutar abiertamente su sexualidad; el placer no es un tabú para ella. Y no tiene pelos en la lengua para hablar de sus parejas o amantes. Y los ha tenidos de todos los tipos: viejos, lachos, frescos, gordos, superficiales, bien dotados, feos, extranjeros, alocados, precoces, poco dotados, etc. Sus experiencias las relata casi siempre desde un ambiente bohemio y encendido, en donde además de salir a celebrar y emborracharse, interacciona con las redes sociales y recurre constantemente a su mejor amiga: María.

"De ese día en adelante corrió el rumor de que con la María éramos más que amigas. Pero, queridas lectoras y lectores, si ustedes ya encontraron a su María, deben saber que es ley: si no pensaron que tu mejor amiga es tu pareja, entonces fallaste como mejor amiga". Pág. 77.

Con un lenguaje coloquial, plagado de chilenismos, y de palabras inventadas por la misma Martina, nos lleva con una narración ágil y divertida a ahondar en su vida amorosa y sexual. Tiene ese ingenio o picardía chilena para contar sus experiencias intercalando frases de canciones, sobrenombres, cantantes, actores y programas de televisión, en un "combinado" donde demuestra que no le importa correr riesgos y siempre está dispuesta a sufrir las consecuencias; se ríe de ella misma.

Sus anécdotas son muy divertidas debido a su vivaz estilo narrativo del cual destaco tres elementos básicos que lo hacen funcionar. El primero son sus "paréntesis", constantemente en los relatos se sale del tema en cuestión para contar alguna anécdota que no tiene mucha relación con la historia y que generalmente son muy divertidas. 
El segundo son sus "mentiras", estas aparecen cuando uno menos lo espera, cortan la monotonía, entretienen y generan tensión. Sorprende, porque en un momento dado dice algo y luego se retracta  automáticamente desmintiéndolo, les dejo un ejemplo:

"Hasta ahí el diagnóstico del doc iba perfecto, sin embargo enunció tres palabras que una nunca debiera escuchar juntas: "Tienes una venérea". No, mentira, dijo: "Lo tengo chico". No, mentira, dijo: "Me fui adentro". No, mentira, ahora sí, dijo: "NO PUEDES TOMAR". Pág. 109. 

El tercer y último elemento es la "puntuación". Para poder dar sentido a la gran variedad de palabras y bromas que utiliza mientras narra, necesita de una excelente puntuación para que las ideas que quiere expresar funcionen y causen la gracia que buscan. Para eso los tiempos y las pausas son muy importantes, el uso reiterado de la coma, los puntos suspensivos y lo dos puntos son fundamentales en su dinámico estilo. 

Por último me queda aludir a la estructura del libro, el cual está segmentado en una primera parte de relatos que están relacionados con el amor, una segunda que habla del sexo, una tercera que da tips para terminar una relación, una cuarta donde intercala borracheras del pasado con las del presente,  y otras más de las que no hablaré, para dejarlas de sorpresa. En general es un libro muy ameno y muy refrescante para una tarde de verano, es "cortito" (como algunos de los amantes de Martina), por lo que es "rápido" de leer y te deja con gusto a "poco". 

Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar



martes, 10 de enero de 2017

Reseña Nº 131: Sentido y sensibilidad

Sentido y sensibilidad (1811)

elige-un-libro
Jane Austen (1775 -1817)
Debolsillo
Penguin Random House
370 Páginas
Clásico

Los Dashwood son una antigua familia Inglesa del condado de Sussex, cuya residencia se haya en el llamado Nordland Park. Siempre han gozado del respeto y la admiración de sus vecinos y de toda la sociedad en general, ya que durante generaciones siempre han estado bien posicionados económicamente.
Un anciano Dashwood, al no haber contraído matrimonio y al estar a punto de morir decide confiar la herencia a favor de su sobrino Henry Dashwood, quien luego de perder a su primera esposa con la cual tuvo un hijo llamado John, se ha vuelto a casar y ha tenido tres hijas: Elinor, Marianne y Margaret. Junto a sus hijas, su hijo mayor y su esposa decide ir a vivir a Nordland Park y tomar posesión de la herencia. 

Desde aquel momento viven en familia hasta que Henry Dashwood enferma, y por cuestiones hereditarias, es John, al ser el primogénito varón, el que recibe la mayor parte de la herencia, incluida la residencia, convirtiendo a la viuda y a sus tres hijas en simples huéspedes de Nordland Park. El egoísmo y la avaricia de John, inducido principalmente por su esposa, no le da otra alternativa a la viuda Dashwood y a sus hijas que la de buscar un nuevo hogar.

Con la ayuda de un familiar logran encontrar una pequeña casa de campo en Devonshire, en la cual pueden vivir modestamente con el poco dinero que tienen, sin embargo su vecino y pariente, Sir John, no las priva de la relaciones sociales y constantemente las incentiva a participar de sus cenas y reuniones. Es en casa de Sir John donde Elinor y Marianne realizan interesantes amistades que las llevará por una temporada a Londres. No sin antes sufrir algunos traspiés amorosos que pondrán a prueba a estas contrastantes hermanas. ¿Triunfará el sentido o la sensibilidad?

"Después de todo, lo que resulta atractivo en la idea de un solo amor constante, todo aquello que se puede decir o imaginar de una felicidad enlazada con una sola persona, es un sueño que no encaja en la realidad". Pág. 252.

Como al parecer ya es costumbre en las novelas de Austen, pone de manifiesto a través de las situaciones en que pone a sus personajes, su molestia con ciertas costumbres de principios del siglo XIX, como la del mayorazgo, donde el hijo mayor varón es el receptor natural de la herencia, descartando al resto de la familia, incluida la viuda, dejándolos a expensas del criterio y la caridad de su primogénito.

Y esta es la situación que utiliza Austen para dar movimiento a sus personajes y darle el empujón a la historia. Al quedar la viuda Dashwood y sus hijas sin un respaldo económico y depender de la mezquina caridad de su hermano mayor se ven en la obligación de buscar un nuevo lugar donde vivir    y que puedan costear con sus escasos recursos.

Desde ese momento es cuando Austen empieza a darle estructura a su libro y lo hace de la manera más simple y eficaz: por etapas. En Nordland Park todo inicia, es lo que denomino la primera etapa, en ella da el primer impulso a la novela y mueve a los personajes. Es en ese lugar donde concreta el primer hilo amoroso, y lo hace con el personaje de Elinor. Si bien el motivo de la herencia es el empuje inicial de la historia, son las intrigas amorosas las que mantienen en movimiento el relato, es por eso que es tan importante que el primer nudo amoroso quede hecho en el primer escenario.

Luego desplaza a las Dashwood a Devonshire, donde comienza a desarrollarse con mayor extensión el nudo amoroso de Elinor, y ademas da inicio al de Marianne. Yo denomino a este escenario la segunda etapa. La cual tiene suma importancia porque comienzan las intrigas y el libro empieza a ponerse interesante, aparece el personaje del Coronel Brandon el cual le entrega cierto misterio al relato y a la vez se une a las intrigas amorosas, dándole más sabor a la historia. A finales de esta etapa, tanto Marianne como Elinor viven un revés amoroso y eso crea la instancia perfecta para que se desplacen a Londres de la mano de una amistad que se genera en Devonshire.

Ya en Londres es donde sentí que el libro perdía impulso. Las intrigas se quedan estáticas, la entrada de nuevos personajes se detiene y la historia queda suspendida en un suerte de cotidianidad; una monotonía un poco abrumadora. Lo único que mantiene el desarrollo de los hechos es la desilusión amorosa de las dos hermanas, las cuales enfrentan de manera distinta sus problemas de acuerdo sus diferentes personalidades, ya que Elinor representa la sensatez y Marianne la sensibilidad.

"Elinor era extremadamente comprensiva y poseía gran serenidad de juicio. Además tenía buen corazón, carácter afectuoso y encendidos sentimientos, aunque conocía diestramente el arte de gobernarlos". Pág. 11. 

"Las cualidades de Marianne en muchos aspectos eran las mismas que las de Elinor. Sensible e inteligente, no obstante, apasionada en todo, y no hallaba mesura en sus alegrías o sus penas". Pág. 11.

Por lo mismo su estadía en Londres se me hizo un poco larga, pero era necesaria para desarrollar el giro que tenía planeado Austen para el último tercio del libro. Y es a finales de sus días en la capital inglesa cuando ocurren los primeros giros interesantes, de la mano de una nueva crítica social, relacionada con la utilización de los matrimonios como herramienta para escalar social y económicamente. Austen pone a sus personajes en escenas que dejan entrever la poca libertad que tienen para elegir a la persona amada y las presiones y ambiciones de la familia para asegurar su futuro y su posición social.

Ya hacia el final del libro la lectura se torna más adictiva, sucede giro tras giro y muchas cosas comienzan a tener sentido. Las intrigas comienzan a dilucidarse y los verdaderos amores florecen. El final no es el que me hubiera complacido, pero es el que tenía el mayor sentido.

"En el corazón de Elinor, todo era satisfacción silenciosa y contenida". Pág. 304.

Lo mejor del libro fueron los diálogos entre Marianne y Elinor, el sentido y la sensibilidad en constante enfrentamiento. Son diálogos profundos e introspectivos que nos introducen de lleno en el trasfondo de las dos hermanas, mostrándonos su desarrollo psicológico a lo largo de la historia. Hay una evolución de sus pensamiento y actitudes, un arco perfecto hecho por Austen. Sin embargo fueron muy pocas las ocasiones en que se producían estos diálogos, solo aparecen en momentos claves, mientras que el resto de la historia era constantemente dirigido por la narración omnisciente y por diálogos comunes entre las demás personajes. Siempre los capítulos inician con el narrador que prepara la escena, para luego dar paso a los diálogos, es una estructura que Austen no rompió en ningún momento.

Lo que le faltó a la historia definitivamente fue más pasión y energía. Si bien, Marianne, era la cara visible de la emoción, todo el libro descansa sobre un personaje que resulta ser el hilo conductor: Elinor. Y ella sabe contener muy bien sus emociones, y al no exponerlas, no hay un primer impulso para detonar la de los personajes que se relacionaban con ella. El libro tiende a ser demasiado cargado al sentido común, debido al efecto que genera su personaje principal. No exterioriza, pero sí podemos conocerla a fondo debido a sus pensamientos. Por lo que se logra ver realmente la pasión que encierra y oculta a los demás. Elinor es un personaje soberbio pero a la vez un arma de doble filo, y Austen debió sacrificar la intensidad de su novela para mantener incólume a la interesante Elinor hasta la última página.






martes, 3 de enero de 2017

Reseña Nº 130: Ascensión

Ascensión - Blanco (Ascensión Nº 1)


J. Y. Zafira F.
Editorial Panspermia
260 Páginas
Ciencia ficción

La ficción que nos presenta el escritor Chileno J. Y. Zafira en su primer libro publicado en noviembre de 2016, se divide en dos partes que transcurren en períodos de tiempos diferentes y contrastantes. Por un lado nos cuenta la historia de los Chilenos Jesús y Juan en un Chile de comienzos del siglo XXI, mientras que de forma paralela nos lleva a un Chile Distópico en el siglo XXIII, donde los mismos Jesús y Juan enfrentan su nueva vida luego de lo sucedido hace doscientos años. 

Es Diciembre del año 2003 y Jesús y Juan son dos típicos jóvenes Chilenos universitarios, con una vida completamente normal. Se conocieron en la universidad y desde entonces son inseparables; como hermanos. Tienen un círculo de amigos muy estrecho y cercano, entre los cuales se encuentra Fernanda, la polola de Jesús.

Están en plena semana de exámenes y ya comienzan a realizar planes para las fiestas de fin de año y las vacaciones. Cuando una mañana Jesús se despierta con la terrible noticia de que un terremoto 9.6, el más grande de toda la historia, azotó a Nuevo México. Luego de las primeras informaciones típicas de un evento geológico de tamaña magnitud, comienzan a quedar en evidencia extraños sucesos que no concuerdan con una actividad geológica normal; lo cual desconcierta a los expertos y a todo el mundo. Poco a poco la prensa se va dando cuenta que las consecuencias del terremoto comienzan a ser realmente devastadoras, casi fantásticas. Al parecer no se trata de un evento natural; algo o alguien está detrás de dicho acto, y ha comenzado a expandir el terror a lo largo de todo el planeta.

"Se produjo un silencio. Miradas nerviosas. En cualquier otra circunstancia ese cuento no hubiera pasado de ser una gran idea para relato de terror y suspenso, pero desde ese día, desde hacía algunas horas, la historia había decidido poner el letrero de "temporalmente fuera de servicio" en el departamento del sentido común." Pág. 49.

La información circula rápidamente por la televisión y la radio, pero nunca van más allá, en cambio por internet las teorías conspirativas parecen tener más verdad de la que aparentan. Los terremotos comienzan a presentarse cada ciertos intervalos en distintas partes del mundo, una pesadilla comienza a hacerse realidad. Jesús, Juan y sus amigos en su desesperación logran conseguir información poco fiable, pero que podría salvarles la vida si el suceso llegara a Chile. Es así como inician una loca carrera contrarreloj para contactar con sus familias y a la vez aprovisionarse de alimentos en un caótico Santiago que ha sucumbido al saqueo, para partir rumbo a una remota esperanza.

"...era cierto que estaban lejos, muy lejos de esa incomprensible realidad, esas cosas suelen pasar allá, acá no, acá no". Pág. 53.

Santiago de Chile en el año 2205, es una ciudad completamente distinta, está sometida bajo el nuevo Régimen. Es un lugar donde es de día constantemente, las noches no existen y el tiempo se divide en eternos turnos de trabajo. Es una ciudad completamente controlada, con alta tecnología, pero el control no se reduce solamente a la ciudad, sino que también a las personas, las cuales ya no necesitan dormir, ni sentir emociones.

"Intentó abrazar las sensaciones de ese momento, pero más bien eran un recuerdo de aquellos sentimientos, que estaban guardados llenos de polvo tras siglos de desuso".  Pág. 41

En este mundo futuro, con una marcada clasificación social, Jesús y Juan, pertenecen al grupo de los veintes. Los cuales se caracterizan por llevar todavía el pelo y la barba como a principios del siglo XXI, los consideran una extraña rareza en el sofisticado y homogéneo mundo en el que viven.
Pese al perfecto control mental al que han sido sometidos, es Jesús el que comienza a dar signos de desprogramación, lo que lo lleva a vivir una experiencia junto a Juan que los pondrá bajo los ojos de las más altas entidades del nuevo Régimen, ya que casualmente han dado con la pista que podría poner en juego todo el nuevo sistema instaurado y además cambiar la percepción de toda su existencia.

"...lo ocurrido en las últimas horas nos ha alarmado enormemente. Si el comportamiento de esos dos veintes comienza a repetirse en otros humanos, su sobrevivencia como especie correrá serio peligro. No tengo que recordarles que el orden lo es todo, lo saben desde el día que nacieron, ¿no es así? Pág. 86.

El libro está compuesto por veintitrés capítulos cortos que cuentan de forma intercalada el pasado y el futuro de un Santiago de Chile protagonizado a la vez, por los mismos personajes: Jesús y Juan.

Normalmente un libro que contrapone un relato pasado versus uno futuro, provoca problemas de flujo narrativo, ya que debemos acostumbrarnos a personajes y a una historia nueva; son dos hilos que se interrumpen y generalmente causan incomodidad en el lector. Pero en esta ocasión eso no sucede, ya que se trata de una misma historia, que podría fácilmente relatarse de forma lineal, pero no tendría el mismo efecto adictivo que posee.
Al ir contando los hechos de forma paralela, el autor logra incentivar la lectura, ya que va generando enigmas con los personajes en el futuro, que se van aclarando con su historia pasada, es un mismo cuadro que se completa pieza a pieza. Necesitas de la información del pasado para ir comprendiendo el futuro.

Los hechos que nos relata el autor son de efecto global, a la par para todas las naciones del planeta, pero se centra en Chile, específicamente en Santiago, lo que le entrega al libro mucha originalidad ya que impregna el relato con la idiosincrasia Chilena, sobre todo a través de su lenguaje; un lenguaje español con los matices propios de la lengua Chilena, resaltando la diversidad y alejando las generalidades, conformando una historia muy real y concreta. 

Es un futuro probable, una extrapolación a partir de hechos de nuestro pasado que podrían haber sido reales; podría haber sucedido. Esta historia de ciencia ficción está enmarcada en el futuro cercano, por lo que tiende a explicar progresivamente los cambios acaecidos en el tiempo, pero tiene cierta plasticidad que la podría fácilmente alejar de dicho concepto. 
La utilización del año 2003 como escenario y punto de partida, fue una muy buena idea, ya que es una época que invita a la nostalgia y al recuerdo; es un pasado cercano, con tecnología y programas computacionales obsoletos, cuyo uso, el autor describe de forma extraordinariamente gráfica, y no dejará indiferente a ningún tipo de lector, tanto de las antiguas generaciones como a las más nuevas.

El ritmo de la historia es muy ágil, la narración es omnisciente, pero limitada, no ahonda de forma profunda en los pensamientos de los personajes; privilegia el avance de los hechos. Este es uno de los puntos fuertes del libro pero también el más débil, ya que a pesar de que los personajes se ven afectados por los hechos, y presentan debilidades, fortalezas, miedos y conflictos interiores, el desarrollo de éstos es demasiado corto, su arco es abrupto, por lo que algunas de sus acciones resultan un poco bruscas; con poca transición. Esto sucede debido a la dificultad de mantener el delicado equilibrio entre síntesis, agilidad narrativa y caracterización de personajes.

El autor tiene mucho que decir a lo largo de toda la historia, nos habla de la segmentación de la sociedad, del alejamiento del concepto de comunidad, de una estructura social que divide y excluye, y que no se presenta solo a nivel de nuestra especie, sino que va más allá, incluso en los rincones más lejanos del universo. Toca temas tan profundos como nuestro origen y existencia, que hace tambalear incluso la fe más inquebrantable, provocando en algunas ocasiones, interesantes diálogos y cuestionamientos teológicos. Además nos habla del control; de la absoluta confianza y certeza en la ciencia, de su exactitud como dogma. Y lo contrapone con la enigmática fuerza de la vida, que no se deja amedrentar y que aprovecha cualquier pequeña grieta para volver a florecer.

Todo esto se narra en el marco de una entretenida historia que inicia con un mundo bien delimitado y definido, pero que poco a poco se va expandiendo hasta niveles insospechados.
A pesar de tener los típicos cliché de la ciencia ficción, en su conjunto resulta muy original e imaginativa y eso es lo que la hace destacar. Luego de un desarrollo lleno de nuevos descubrimientos, nos entrega un final que aclara ciertas incógnitas pero que deja muchas más para el siguiente libro.

Muchas gracias al autor por el envío del ejemplar