Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 16 de enero de 2017

Reseña Nº 132: Relatos de una mujer borracha 2

Relatos de una mujer borracha 2 - Del amor y otras fiestas

Martina Cañas
Penguin Random House
144 páginas
Humor

Martina es una joven Chilena que ronda los treinta años de edad, tiene un trabajo estable y vive en un pequeño departamento. Es una chica normal, salvo que sufre de una irresistible pasión por el alcohol. 

"Una vida sin piscola no es vida" Pág. 37.

A través de un estilo bastante relajado Martina nos cuenta diferentes historias relacionadas con su lado bohemio y romántico. Son situaciones de vida que se le podrían presentar a cualquier mujer, pero que resultan realmente divertidas desde su "particular" punto de vista. En la mayoría de las ocasiones todo comienza después de una alocada noche de fiesta. 

"Esa mañana desperté sumamente confundida. La noche anterior había estado más loca que Angelina Jolie que osó terminar con papaíto Brad." Pág. 15. 

A través de su testimonio vamos descubriendo su intensa personalidad. Ella nos describe sus diversos encuentros amorosos que casi siempre son ocasionados por su fogosa pasión por la bebida y su facilidad para enamorarse. 

"Me había enamorado por segunda vez en un mismo día: era el amor de mi vida". Pág. 27.

Debido a esta cualidad, sus romances no perduran mucho, y menos sus compromisos, que le han durado: unas horas, un día, semanas, e incluso meses. Pero la pobre Martina nunca encuentra el verdadero amor, ya que de alguna u otra manera sus idilios siempre terminan de forma algo desastroza. Pero ella es optimista y no teme disfrutar abiertamente su sexualidad; el placer no es un tabú para ella. Y no tiene pelos en la lengua para hablar de sus parejas o amantes. Y los ha tenidos de todos los tipos: viejos, lachos, frescos, gordos, superficiales, bien dotados, feos, extranjeros, alocados, precoces, poco dotados, etc. Sus experiencias las relata casi siempre desde un ambiente bohemio y encendido, en donde además de salir a celebrar y emborracharse, interacciona con las redes sociales y recurre constantemente a su mejor amiga: María.

"De ese día en adelante corrió el rumor de que con la María éramos más que amigas. Pero, queridas lectoras y lectores, si ustedes ya encontraron a su María, deben saber que es ley: si no pensaron que tu mejor amiga es tu pareja, entonces fallaste como mejor amiga". Pág. 77.

Con un lenguaje coloquial, plagado de chilenismos, y de palabras inventadas por la misma Martina, nos lleva con una narración ágil y divertida a ahondar en su vida amorosa y sexual. Tiene ese ingenio o picardía chilena para contar sus experiencias intercalando frases de canciones, sobrenombres, cantantes, actores y programas de televisión, en un "combinado" donde demuestra que no le importa correr riesgos y siempre está dispuesta a sufrir las consecuencias; se ríe de ella misma.

Sus anécdotas son muy divertidas debido a su vivaz estilo narrativo del cual destaco tres elementos básicos que lo hacen funcionar. El primero son sus "paréntesis", constantemente en los relatos se sale del tema en cuestión para contar alguna anécdota que no tiene mucha relación con la historia y que generalmente son muy divertidas. 
El segundo son sus "mentiras", estas aparecen cuando uno menos lo espera, cortan la monotonía, entretienen y generan tensión. Sorprende, porque en un momento dado dice algo y luego se retracta  automáticamente desmintiéndolo, les dejo un ejemplo:

"Hasta ahí el diagnóstico del doc iba perfecto, sin embargo enunció tres palabras que una nunca debiera escuchar juntas: "Tienes una venérea". No, mentira, dijo: "Lo tengo chico". No, mentira, dijo: "Me fui adentro". No, mentira, ahora sí, dijo: "NO PUEDES TOMAR". Pág. 109. 

El tercer y último elemento es la "puntuación". Para poder dar sentido a la gran variedad de palabras y bromas que utiliza mientras narra, necesita de una excelente puntuación para que las ideas que quiere expresar funcionen y causen la gracia que buscan. Para eso los tiempos y las pausas son muy importantes, el uso reiterado de la coma, los puntos suspensivos y lo dos puntos son fundamentales en su dinámico estilo. 

Por último me queda aludir a la estructura del libro, el cual está segmentado en una primera parte de relatos que están relacionados con el amor, una segunda que habla del sexo, una tercera que da tips para terminar una relación, una cuarta donde intercala borracheras del pasado con las del presente,  y otras más de las que no hablaré, para dejarlas de sorpresa. En general es un libro muy ameno y muy refrescante para una tarde de verano, es "cortito" (como algunos de los amantes de Martina), por lo que es "rápido" de leer y te deja con gusto a "poco". 

Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!