Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 5 de diciembre de 2016

Reseña Nº 123: Juan Salvador Gaviota

Juan Salvador Gaviota (1970)

elige-un-libro
Richard Bach 
Ediciones B
B de Bolsillo
137 Páginas

Juan Salvador es una Gaviota común y corriente, pertenece a una bandada que se dedica a buscar cómodamente su alimento desde un barco pesquero cercano a la costa. Así se pasan la vida aquellas gaviotas, volando de aquí para allá con el fin de alimentarse. Pero Juan Salvador piensa diferente, no cree que la vida solo se base en volar para comer y sobrevivir. Mientras sus compañeros son fieles a la rutina, Juan se dedica a hacer lo que más le gusta en la vida: volar.

"La mayoría de las gaviotas no se molesta en aprender sino las normas de vuelo más elementales: cómo ir y volver entre la playa y la comida". Pág. 14.

Sí, volar por el placer de volar; porque lo hace feliz. A Juan le gusta tanto volar que quiere descubrir todos los tipos de piruetas y velocidades que puede alcanzar con su frágil cuerpo. Es así como cada día intenta superar un nuevo reto, aunque eso suponga muchas veces, poner en riesgo su integridad física. Explora constantemente esos límites que cree tener, pasa por muchas decepciones, caídas y tropiezos. Cada uno de esos errores lo ayudan a crecer, superarse y a descubrir que la vida es mucho más que saber técnicas básicas de vuelo; entiende que las gaviotas tienen un potencial enorme y que no lo aprovechan. Juan quiere compartir este gran descubrimiento con toda la bandada; quiere mostrarles el camino hacia la libertad.

"Podremos alzarnos sobre nuestra ignorancia, podremos descubrirnos como criaturas de perfección, inteligencia y habilidad. ¡Podremos ser libres! ¡Podremos aprender a volar!". Pág. 34.

El pensar diferente lo lleva a enfrentar más de un problema con los suyos, pero a pesar de todo no deja que las difíciles situaciones en que lo pone la bandada lo hagan dejar lo que ama. Es así como Juan Salvador comienza a recorrer un camino de aprendizaje y evolución que lo lleva a cuestionarse conceptos que tenía firmemente arraigados. En su afán por superarse y enseñar a los demás sus nuevos conocimientos, termina comprendiendo los valores de la libertad, la perfección y el amor.

"El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto." Pág. 66

Fotografías de Russell Munson incluidas en el libro

Lo han denominado una fábula, una novela corta e incluso una parábola. Richard Bach a través de la figura retórica de la metáfora nos presenta a esta gaviota que piensa, se cuestiona y razona, tal como lo haría una persona en nuestra sociedad actual. Juan Salvador Gaviota es diferente, no sigue las reglas y leyes que su bandada le impone. No tiene el comportamiento esperado por los demás, el de adoptar una rutina y seguir la tendencia; al contrario, lo que hace es descubrirse a sí mismo.

Y es esa cualidad, esa curiosidad por descubrirse a través del arte de volar, la que lo hace evolucionar espiritualmente. Ha encontrado lo que ama hacer, descubre su habilidad; pero ser bueno en algo no significa que todo será fácil, requiere de esfuerzo y sacrificio superar los límites que creía tener. Así,  poco a poco comprende que necesita manifestar todo su potencial oculto; debe alcanzar la perfección. Entiende que la vida le pone limitaciones solo para que crezca, evolucione y alcance la libertad.

"¿Tienes idea de cuántas vidas debimos cruzar antes de que lográramos concebir la idea de que en la vida hay más cosas que comer, luchar o alcanzar poder en la bandada? ¡Mil vidas Juan, diez mil! Y luego cien vidas más hasta que empezamos a comprender que existe algo que llamado perfección, y otras cien para comprender que la meta en la vida es alcanzar esa perfección y reflejarla". Pág. 54.

Todo esta en la mente, lo que piensas es lo que eres, si te pones límites te estancas, y la siguiente vida será igual a la anterior, quedando atrapado en un ciclo eterno. Por eso Juan no quiere que sus compañeros de bandada se estanquen, quiere que salgan de la mediocridad y vivan en libertad; que comprendan lo que realmente son y lo pongan en práctica. Es un proceso que requiere paciencia, orden y dedicación, el ahora es la prioridad, es el primer paso para alcanzar un objetivo futuro.

"Tu cuerpo entero, de un extremo del ala al otro, no es más que tu propio pensamiento, en una forma que puedes ver. Rompe las cadenas de tu pensamiento y romperás también las cadenas de tu cuerpo." Pág. 85.

En esta nueva edición vienen incorporadas hermosas fotografías de Russell Munson, y palabras finales del propio autor en donde reflexiona sobre el paso del tiempo; mira el libro desde una perspectiva actualizada. Y debido a esa reflexión, incorpora un cuarto capítulo que en la versión original había descartado. En él se describe, también de forma metafórica, cómo la sociedad actual pierde ese conocimiento de  libertad, de creer en sí mismos, de descubrir su propio ser; dedicándose a venerar a los que pudieron hacerlo en el pasado, negando su propia capacidad de conseguirlo, perdiendo el sentido de su propia esencia. Pero hay una esperanza, siempre habrá alguien diferente, que nada contra la corriente y que con esa capacidad de amar a sus semejantes por lo que realmente son, los vuelve encaminar hacia el camino de la perfección y el amor.

Juan Salvador Gaviota es una historia que invita a apreciar lo que somos y a buscar nuestra esencia, no en lo que todo el mundo hace, o lo que imponga la sociedad, sino que a través de lo que nos gusta hacer, lo que nos hace diferentes, y en lo que nos esforzamos día a día con gusto y dedicación. Y que cada cosa nueva que aprendamos, no la guardemos como un tesoro, sino que la compartamos; debemos aprender a amar a los demás y ayudarlos a descubrirse a sí mismos, porque lo que encontraste en ti, está también dentro todos ellos.

"Tienes que practicar y llegar a ver a la verdadera gaviota, ver el bien que hay en cada una y ayudarlas a que lo vean en sí mismas. Eso es lo que quiero decir por amar." Pág. 99.

Fotografía de Russell Munson incluida en el libro

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar