Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 24 de julio de 2016

Problemas de lectores

Siete problemas de lectores 



El mundo no sabe lo duro que es ser lector en una sociedad donde muy poca gente lee, es una actividad que poco a poco se está extinguiendo; ha sido reemplazada por las series de TV, por las películas y sobre todo por lo que nos ofrece el internet, especialmente las redes sociales. Aún así hay personas que seguimos cultivando el hábito de leer, pero el mundo no nos lo facilita para nada. 

Si eres una de aquellas personas, a lo mejor te identificas con algunos de estos clásicos problemas que debemos enfrentar los lectores en la actualidad:

Spoilers 


Cuando navegamos por las redes sociales, debemos convertirnos en verdaderos ninjas para poder evadir todo tipo de spoiler. Con tantas adaptaciones cinematográficas y series de TV basadas en libros, es muy difícil no encontrarte con algún comentario que indica que tal y cual personaje murió. La gente no entiende que no podemos ver las adaptaciones hasta que leamos los libros.

Dinero


El mercado ofrece una gran variedad de libros nuevos. Autores en pleno auge nos invitan a leerlos. Pero nuestra economía no nos acompaña, el precio de los libros es tan alto que cada vez que entramos a una librería salimos con depresión. A veces sólo entramos a las librerías a tocar y oler los libros que normalmente leemos en digital, sólo para conocerlos.

Tiempo


Vivimos en un mundo muy acelerado, y casi nunca tenemos tiempo para leer. El trabajo, la universidad, la escuela y la familia nos demandan casi todo nuestro tiempo, dejar un tiempo para leer es muy difícil; esto irremediablemente nos obliga a usar las estrategias más inusuales para poder leer un poco: No dormir en toda la noche, llevar el libro encima a todas partes para aprovechar los tiempos muertos y la última que he estado practicando es leer mientras camino (requiere mucha coordinación y buenos reflejos jaja)

No nos entienden


Cuando llega la navidad o el día del cumpleaños, a muchos de nosotros no nos comprenden, por más que explicamos que queremos de regalo libros, las personas no entienden. ¿Cómo puedes querer un libro? ¿Para qué te sirve? Finalmente llegan colonias, ropa interior, ropa y más ropa. Como si un par de calcetines pudiera igualarse a la tercera parte de un saga que esperas con ansias.

Equivocarnos al comprar un libro


A veces sucede que al entrar a las librerías, con tantos libros que escoger, nos volvemos algo torpes, y tomamos las peores desiciones. Una portada hermosa nos nubla la visión y no leemos bien la sinopsis. Compramos el libro, con ese dinero que tanto nos costó ahorrar, llegamos a casa, lo comenzamos a leer y nos damos cuenta de que es el comienzo de una saga, o lo que es peor, es la segunda parte de un saga. Luego comienzas a colocar una cuerda alrededor de tu cuello...

Tener demasiados libros sin leer


A veces compramos más libros de los que podemos leer, y lentamente se van acumulando. Lo peor es que te quedas sin espacio para poner más. Lo que provoca un gasto extra en comprar una estantería para poder ponerlos todos, y ahora el problema es que te sobra espacio, al final terminas comprando más. Luego llegas a tu casa con otro libro nuevo, te quedan mirando de forma extraña y preguntan: ¿Otro más? ¿Pero si no tienes más de veinte libro sin leer? ¿Te pido hora con el psicólogo?

La muerte de un personaje


Nadie entiende lo mucho que nos encariñamos con los personajes de los libros. Nos hacen sentir cosas muy profundas, y muchas veces que sufran un destino cruel o incluso la muerte nos produce una enorme pena, incluso lágrimas. Entonces un amigo se nos acerca y nos pregunta ¿Por qué lloras, si es sólo un libro? Más tarde llamas a la policía: ¿Aló, policía? Quiero entregarme, acabo de asesinar a alguien que consideraba mi amigo.




Bueno, espero les haya gustado la entrada. Hay que aprovechar el Domingo para reírnos un poco de las cosas que nos suceden a diario como lectores. Hoy es día de entrada relajada. Disfruten su día. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!