Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 9 de junio de 2016

Reseña Nº 82: No abuses de este libro

No abuses de este libro



Natalia Silva
Ediciones B
Novela Gráfica


Esta novela gráfica ha sido publicada en Chile hace muy poco; me siento realmente optimista, creo que es un pequeño paso para comenzar a cambiar un poco la mentalidad y la visión que tiene la sociedad sobre el abuso sexual infantil.

Tina es una niña común y corriente, y le toca vivir lo que a muchos niños en Chile; sus padres se separan y debe elegir vivir con uno de ellos. Ya desde el comienzo pierde la posibilidad de tener un hogar y una familia. Y cuando recién comienza a adaptarse a una nueva vida, se vienen más cambios sin previo aviso; sus padres comienzan a rehacer sus vidas y cada cual tiene una nueva pareja. Tina tiene que aceptar a estos "extraños" e intentar hacerlos encajar en su vida. Cuando la cuesta ya no puede estar más empinada para una pequeña niña, comienzan los abusos sexuales por parte de una persona de confianza. 

La historia la cuenta Tina, como una suerte de recuerdo. Compartimos con ella sus vivencias desde la separación de sus padres, pasando por la pubertad hasta que llega a la universidad. Somos testigos de como se va gestando el abuso sexual; como se va desarrollando a medida que la niña va creciendo. Al ser la historia contada desde su perspectiva, tenemos acceso a las consecuencias psicológicas que trae consigo vivir este tipo de episodios, se puede palpar la sensación de impotencia, de inocencia, de autodestrucción y quizá la peor de todas: "La soledad"

La historia es imposible no catalogarla como "impactante". Porque la protagonista es una niña, un ser vulnerable. Lo primero que necesita un niño es una familia bien constituida y ella no la tuvo, careció de esos cimientos fundamentales para poder desarrollarse. Y luego de tener que vivir el cambio y de tratar de volver a encontrar cariño y confianza en su entorno, solo encuentra miedo, terror y pánico en su propio hogar. La vida la golpea a temprana edad, donde más nos duele a todos: "Cuando traspasan sin permiso nuestro espacio personal". ¿Lo imaginan ustedes? Cuando la última barrera es derribada y ya no tienes como defenderte. Es simplemente espantoso. Y esto pasa a diario en nuestro país y en el mundo; y la gente lo toma como si fuera el pan de cada día, como si fuera algo normal. La autora del libro lo plasma a la perfección con los personajes del entorno de Tina, que se manifiestan completamente indolentes e indiferentes a sabiendas de que ella fue abusada; incluso las personas destinadas a orientarla, toman las peores desiciones: "No escuchan, ni respetan la opinión y los deseos de la propia víctima del abuso". Es una fotografía de nuestra cruda realidad.

Pero el libro no trae solamente una crítica social a lo subestimado que es el abuso sexual infantil. Es también un intento de comunicación fraternal, que va a llegar a todos los niños que están pasando por esta terrible experiencia y a los que ya son adultos y la vivieron. Es un mensaje que dice: "Sí yo pude" "Tú también puedes", "No estás solo", e invita a las demás personas a apoyarlos y a escucharlos, y a no minimizar el abuso; no hay abusos leves, todos son terribles. La protagonista a través de la  historia muestra que a pesar de lo duro que la golpeo la vida, mantuvo intacta su capacidad de resiliencia. 

Se nota que este libro fue un trabajo de mucho tiempo. Natalia muestra una capacidad de síntesis extraordinaria. Yo lo leo y digo: "Aquí no falta nada y no sobra nada". Tiene la duración apropiada para que un niño lo pueda leer sin aburrirse y gracias al apoyo gráfico se hace un texto ideal para enfrentar el abuso sexual; los dibujos suavizan bastante la seriedad del tema, y lo hace muy educativo. Pero a lo ojos de una persona adulta el mensaje llega potente y claro, sin rodeos, sin alusiones. Me gustó mucho la estructura de la historia, no se cuenta de forma precipitada, tiene sus pausas, y estás tienen un papel importante en el mensaje final, que me saco una sonrisa de empatía, una sonrisa de "Bien hecho".

He escuchado algunas de las entrevistas que le han hecho a la autora, he leído también otras; y a todo el mundo le parece increíble que con 23 años mande un mensaje tan potente al mundo. Pero las grandes historias nacen así, cuando tenemos algo que contar; si no tenemos nada que decir, el libro no lo transmitirá. Espero sinceramente que Natalia siga este camino y que sus historias siempre se basen en esas cosas que tenemos dentro y no tenemos otra forma de dejarlas escapar, a veces son alegrías del alma y otra penas. Como decía un escritor que me encanta:

“No se debe elegir el tema de una novela o de un drama; es el tema quién lo elige a uno. No se debe escribir si un tema no acosa, persigue y presiona, a veces durante años, desde las más misteriosas regiones del ser”. 

Muchas gracias a Ediciones B Chile y su equipo por hacerme llegar este libro. Debo felicitarlos por publicarlo y difundirlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!