Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 2 de mayo de 2016

Reseña Nº 73: En el último minuto

En el último minuto


David-Baldacci
David Baldacci
Ediciones B
478 Páginas
Serie Maxwell y King
ISBN: 978-84-666-5487-6
Thriller

Tyler Wingo tiene dieciséis años, es un adolescente norteamericano como cualquier otro, va al instituto, tiene una amiga y acude a clases de natación. Su vida es completamente normal. 
Pero nada es perfecto, su madre murió hace algunos años y su padre se ha vuelto a casar, y su relación con su madrastra es insípida. Su vida estaría completamente vacía sin su padre; un militar con diecinueve años de servicio. 
En su calidad de reservista del ejercito Sam Wingo es llamado para una importante misión en Afganistan. La cual fracasa y es dado por muerto. Tyler siente que su vida se desmorona. No tiene a nadie más en el mundo. El ejercito ha ido a su casa y le ha confirmado el fallecimiento. Lo que le provoca un estallido de desesperación y negación. Por las casualidades del destino se cruzan en su camino dos investigadores privados, a los que pide que investiguen las extrañas circunstancias que rodean la muerte de su padre. Pero cuando menos se los espera recibe un email; su padre se ha comunicado con él y al parecer está vivo.

Los protagonistas de esta historia son dos personajes muy recurrentes en los libros de Baldacci. Por un lado tenemos a Sean King, un abogado y ex agente del servicio secreto. Sumamente perspicaz y analítico, muy instintivo e inteligente, cuando se trata de arriesgarse no duda en hacerlo. Una de las cosas que más odia es el desorden. 
Su compañera Michelle Maxwell, es una deportista sobresaliente desde su adolescencia, es cinturón negro, cuarto dan. Fue policía y además es una ex agente del servicio secreto al igual que King. Es una mujer explosiva, no duda jamás en utilizar su arma, es un experta tiradora y tampoco duda en usar sus puños cuando la situación lo amerita. Su personalidad agresiva se denota en su forma de conducir su Toyota Land Cruiser. Es extremadamente desordenada, la basura acumulada en el asiento trasero de su todo terreno es tema de constante conflicto con Sean.

"Al llegar a casa de Sean subieron al Land Cruiser. Él tuvo que apartar la porquería del suelo para poder colocar bien los pies. Parte de la basura cayó al camino de entrada cuando cerró la puerta". Pág. 271

Juntos ejercen como investigadores privados, utilizando toda la experiencia adquirida en el servicio secreto. Y han aceptado el trabajo que les ofrece Tyler Wingo. Están dispuestos a encontrar a su padre. No lo hacen por el dinero ni por profesionalidad, es una cosa de empatía. El vulnerable Tyler les recuerda sus momentos difíciles en su adolescencia, sobre todo a Michelle.

En sus indagaciones lentamente se van comprometiendo en la investigación y algo que parecía fácil y rudimentario termina convirtiéndose en una pesadilla, que los lleva hasta las más altas esferas del poder. 

Al parecer alguien le puso una trampa a Sam Wingo para utilizarlo como chivo expiatorio. Antes de cumplir su misión es interceptado, pero alcanza a escapar. Nadie cree en su inocencia, pero él intentará limpiar su nombre y recibirá la inesperada ayuda de Michelle y Sean. 

A lo largo de la investigación, un misterioso personaje intentará acabar con la vida de Michelle, Sean, y Wingo a medida que se acercan a la verdad los atentados e intentos de asesinato suben de calibre. Su investigación siempre es interrumpida por Seguridad Nacional y el FBI, ya que se trata de un tema muy delicado con repercusiones internacionales. 

"Tienes que controlar mejor tus emociones, Michelle, o nos van a machacar. Estamos lidiando con  los departamentos de Defensa y Seguridad Nacional". Pág. 122

Cuando las pistas caen en el terreno de la informática, Sean y Michelle recurren a su amigo Edgar Roy, un verdadero genio de la informática que trabaja para seguridad nacional. Su talento indiscutible  es primordial para llegar a la verdad y desenmarañar las traiciones y complots en las altas esferas del gobierno de los Estados Unidos.

Este libro es ideal para todo aquel que ame las conspiraciones, los engaños y el suspenso. Baladacci nos sumerge por completo en un ambiente donde no se puede confiar en nadie, todos tienen algo que ocultar. Los personajes se guardan información entre ellos y nadie es lo que aparenta. El antagonista  cumple un gran papel en la historia, ya que sus motivos para justificar sus actos son bastante fantásticos y su forma de proceder muy drástica, no duda en asesinar a cualquier persona para no dejar cabos sueltos. Lo que pone en constante peligro a los dos investigadores, al joven Tyler y a su padre. La historia tiene todo lo que gusta de un Thriller; acción, emoción, explosiones, mentiras, engaños, muertes, disparos, secuestros y mucho dinero en juego. 

La pareja de detectives es el punto alto de la historia, se nota que el autor se siente muy cómodo con ellos, los tiene bien estructurados en su mente, juega con sus personalidades con absoluta libertad. Los pone en un terreno que les gusta, donde se sienten a sus anchas y pueden explotar sus potencialidades. Como por ejemplo, la aguda observación de Sean y su conocimiento de las leyes, la habilidad de Michelle con las armas y su destreza en artes marciales. Son dos personajes que se retroalimentan, forman un equipo espléndido. Es tanta su conexión que se entienden con solo mirarse,  e incluso en las situaciones más tensas mantienen el buen humor lo que es muy refrescante para el lector.

-¿Qué te enseñe a hacerlo? Pero si no tienes ni idea de informática. 
Sean frunció el ceño. 
-Sé usar internet... más o menos.
-Sean... ¡Pero si descubriste los emoticonos la semana pasada! Pág 388

La narración es muy ágil, se lee en un suspiro, el ochenta por ciento del texto son diálogos, eso le da un vértigo increíble a la lectura, no te puedes despegar de las hojas. Los capítulos son cortos y se van cambiando e intercalando escenas, la mayor parte de ellos sigue la acción de los protagonistas y de vez en cuando van apareciendo escenas del antagonista, pero de muy poca duración, lo que le da estructura a la historia y no interrumpe la línea principal, para no perder la emoción. 

Me gustó mucho, me pareció entretenido y muy bien hecho. Los personajes son creíbles y no se sienten falsos. El final es muy bueno, porque cuando crees que todo ha terminado, siempre queda algo en el tintero que no se resuelve hasta la última página. Me encariñe con los personajes, me gustaría saber más de ellos, estoy seguro que hará otro libro con ellos y espero con ansias ese título.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!