Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 17 de abril de 2016

Reseña Nº 68 : El faro del fin del mundo

El faro del fin del mundo (1905)

Julio-Verne
Julio Verne (1828-1905)
200 Páginas
Editorial Vosgos (1974)
Clásico

Geográficamente, este libro tiene como escenario de sus aventuras el estrecho de Le Maire, específicamente la isla de los Estados en la Patagonia Argentina, punto de intersección de los océanos Atlántico y Pacífico.

En ese lugar frío y ventoso, prácticamente en el fin del mundo, el gobierno argentino decide construir un faro para evitar naufragios. La estructura está diseñada para resistir los fuertes vientos y mantener su luz durante las oscuras noches. En ese lugar en medio de la nada, tres valientes torreros o fareros, serán los encargados de mantener en funcionamiento el faro del fin del mundo.

La historia comienza cuando el faro se encuentra recién terminado y el capitán Lafayate sube a bordo del buque "Santa Fe" a los últimos obreros encargados de la construcción. Antes de partir revisa las reservas de combustible y alimentos que tendrán los tres fareros, ya que prácticamente quedarán abandonados por tres meses en la isla de los Estados hasta el próximo relevo. Los nombres de estos hombres son Vásquez de 47 años, Moritz de 37 años y Felipe de 40 años. Todos argentinos.

Julio-Verne


Nada deberían de temer estos tres hombres ya que se quedan en una isla deshabitada. Pero el destino les juega una mala pasada. Una banda de delincuentes que escapa de la ley se encuentra refugiada en la misma isla. Están escondidos a la espera de apoderarse de un barco para escapar con todos su tesoros. Pero para poder realizar sus planes deben adueñarse del faro y sus provisiones. 

Kongre el lider de los delincuentes y su segundo al mando, Carcante un Chileno, esperan el momento adecuado para realizar sus planes. 
Cuando una goleta Chilena naufraga y llega a la isla de los Estados. La banda ve como una gran oportunidad la aparición de este navío para poder escapar de la isla, pero antes deben repararlo y para eso necesitan apoderarse del faro. Lo que llevará a los tres fareros a ser despojados de su trabajo de la peor manera posible. ¿Lograrán abandonar impunemente la isla los delincuentes? 

Verne nos lleva nuevamente a una isla, esta vez al sur de Chile y Argentina, genera una situación tal que deja a tres hombres abandonados en ella, debiendo enfrentar no sólo las inclemencias del clima sino que también a una banda de delincuentes. 

En esta ocasión el autor no nos agobia con extensas descripciones de la fauna o de la geografía, hace las justas y necesarias, además maneja con maestría términos de navegación. Sus personajes, sobre todo los delincuentes tienen un amplio conocimiento del mar. Su vida prófuga los ha dotado de una  gran sabiduría a la hora de entender las mareas, las corrientes y el viento. Su líder Kongre posee un excelente dominio del timón, incluso tienen entre ellos a un excelente carpintero, Vargas, un Chileno encargado de reparar la goleta dañada. La astucia de estos villanos y su excelente preparación para enfrentar al océano y sus inclemencias los hace realmente temibles. 

Cuando llegas a la mitad del libro se hace realmente adictivo, porque te hace desear que los delincuentes no logren escapar de la isla hasta la llegada del relevo del faro. 

Es un libro corto, y se disfruta mucho la lectura. Es uno de los buenos títulos de Verne, donde nos presenta una situación que puede ser muy real y que pudo llegar a suceder. Te hace sentir que estás en una isla aislado de la civilización y que en cualquier momento tu vida puede peligrar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!