Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 28 de febrero de 2016

Reseña Nº 53: Piensa como un freak

Piensa como un Freak 

Steven Levitt y Stephen Dubner
Ediciones B
261 Páginas
ISBN: 978-84-666-595-5
Divulgación


Estamos en una era en que para poder progresar como sociedad y como individuos debemos pensar diferente, sacarnos los convencionalismos de la mente y ver las cosas desde distintos ángulos. Esta idea siempre ronda en mi cabeza y un libro con un título que expresa estas inquietudes no puede quedar fuera de mis lecturas.

Los autores, un profesor de economía y un periodista nos muestran su visión de las cosas, desde su perspectiva "freak". Nos cuentan cuales son las formas que ellos utilizan para abordar problemas. No nos enseñan nada nuevo, lo que hacen es llevarnos desde un pensamiento complejo a uno simple, utilizando teorías de la economía en problemas cotidianos. Ellos lo llaman "Freaknomics"

Sus observaciones son tan sencillas que cualquiera las podría realizar, pero para confirmarlas se basan en datos, realizan experimentos cuando lo creen necesario y también analizan situaciones empíricas que se dan fortuitamente. 

El libro es muy fácil de leer, es didáctico y te mantiene siempre atrapado. Porque el método que utilizan para contarnos sus experiencias se basa en pequeñas historias reales bastante sorprendentes. Son historias cortas con la duración exacta para no aburrir, dan la sensación de estar hechas a la medida de la capacidad de atención de una persona, te incentivan a seguir leyendo utilizando el método freak.

Quizá la mejor razón para contar historias es simplemente que cautivan nuestra atención y por ende son buenas para enseñar y aprender. 

Son nueve capítulos cortos, en que abordan temas que se van relacionando de forma sinérgica. Nos enseñan lo valioso que resulta para las personas reconocer su ignorancia frente a un problema, ya que es la mejor forma de poder aprender.

Mientras no puedas reconocer lo que todavía no sabes, será prácticamente imposible que aprendas lo que necesitas saber.

Pensar en freak significa redefinir los problemas buscando la raíz de la verdad, y para esto no hay nada mejor que pensar como un niño, ya que ellos no están dogmatizados como nosotros los adultos, que no somos capaces de preguntar las cosas más simples por pura pretensión, o por vergüenza. Y es justo ahí, en las cosas pequeñas donde puedes encontrar grandes soluciones. 

Y así como debemos sacar a flote una parte de nuestro niño interior también debemos aprender a darle los incentivos adecuados, ya que son la piedra angular de la vida moderna. En este punto los autores utilizan todo su talento para explicar de forma muy amena e interesante su visión sobre la importancia de incentivar a las personas.

No siempre es fácil pensar en freak, porque la gente no está acostumbrada a enfrentar este tipo de visión que encuentra cosas positivas donde las demás personas no las ven. Uno de los ejemplos más interesantes del libro sobre este punto es la forma en que abordan "el abandono".
Cuando las personas tenemos un proyecto, un trabajo o cualquier situación a la que le hemos dedicado tiempo y por alguna razón queremos abandonarlo, inmediatamente la palabra fracaso nos invade la mente. Pero estos autores nos cuentan a través de su propia experiencia que abandonar no es algo malo, fracasar tiene sus ventajas, el pensamiento freak abraza el fracaso como una experiencia positiva.
"Como señalamos antes, somos esclavos de nuestros propios sesgos. Quizá por eso nosotros dos estamos abiertos a abandonar. Hemos sido abandonadores en serie y estamos muy contentos de cómo nos han ido las cosas"
Es un libro refrescante, ameno, lo pase muy bien leyéndolo, se me hizo corto y me dejó con ganas de más.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!