Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 20 de diciembre de 2015

Reseña N°41: El Aleph

El Aleph (1949)

"...vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Aleph la tierra..."

Elige-un-libro
El Aleph
Jorge Luis Borges (1899-1986)
Emecé Editores
145 Páginas
ISBN: 978-950-04-2309-0

Es difícil encontrar las palabras necesarias para reseñar cualquier libro de Jorge Luis Borges; su estilo es único.
Yo que soy un neófito en cuestiones literarias, puedo percibir una estructura única en cada una de sus líneas.

El Aleph es un libro de cuentos. En apenas 145 páginas hay alrededor de diecisiete cuentos. La brevedad es una de las características principales de este autor. Logra plasmar una idea en muy pocas líneas, pero cada una de ellas tiene una riqueza inimaginable, cada palabra, incluso cada letra está situada de tal forma en el texto que parece ser parte de una obra de arte. Esta característica provoca un tipo de escritura erudita, enriquecida por la casi total ausencia de diálogos y la constante omnipresencia del narrador.

En este libro podemos apreciar cuentos situados aparentemente en la realidad, que mágicamente son tocados por la fantasía; Borges rompe la realidad, no con un martillo, sino con un pincel. Utiliza diferentes elementos para hacer más reales sus historias fantásticas, como su propia inclusión en el relato o la de algún amigo. Además incorpora una gran diversidad de temas: filosóficos, históricos, míticos e incluso metafísicos. 
El ritmo de sus historias siempre es lento y detallado, no es recomendable para lectores apresurados, debe leerse pausada y tranquilamente. Es una literatura concentrada en muy pocas líneas que pueden representar el infinito. 
Su temática es la fantasía pero no la de hadas, duendes y dragones, la suya es una fantasía metafísica, ausente de tiempo, llena de lógica y matemática. Es un mundo eterno de laberintos y bibliotecas. 
En la prosa de Borges aparecen con tanta frecuencia citas a libros completamente desconocidos para mí, de los cuales no tengo certeza si son reales o imaginarios, pero construye de tal forma sus cuentos que cada vez que leo alguno de ellos, en mi cabeza se forma la imagen de una biblioteca infinita y polvorienta llena de libros desconocidos que contienen las verdades del mundo como una suerte de oráculo de remotos escritores.

Para dar a a conocer un poco el contenido de "El Aleph" a continuación les dejo una pequeña sinopsis de algunos de los cuentos que aparecen en el libro:


El Inmortal

En este relato Borges mezcla la realidad y la fantasía. Dentro del último tomo de un ejemplar de la traducción de la Ilíada de Pope, hay un manuscrito que cuenta la historia de un tribuno romano que buscó el río de la ciudad de los inmortales, el que tenía el poder de dar la inmortalidad a quién bebía de sus aguas. A través de esta historia ambientada en la época antigua, nos invita a pensar en las paradojas de la inmortalidad.

Ser inmortal es baladí; menos el hombre, todas las criaturas lo son, pues ignoran la muerte.

Utilizando uno de sus elementos predilectos, que abundan en sus historias: "El laberinto"

Un laberinto es una casa labrada para confundir a los hombres; Su arquitectura, pródiga en simetrías, está subordinada a ese fin.

Emma Zunz

La venganza es el motor de esta historia, que se sitúa en un ambiente más contemporáneo que las demás, en 1922. Me sorprendió un poco la ausencia de referencias a libros y la simpleza del lenguaje. La claridad con que se desarrolla la venganza de Emma, una trabajadora de un fábrica de tejidos, es implacable. Aunque la historia refleja realidad por todas partes, el método que utiliza la protagonista para realizar su vengaza parece irreal y fantástico.

La casa de Asterión

Historia con ambiente mítico y fantástico, en donde Asterión el minotauro nos cuenta el mito desde su punto de vista, sentado en su laberinto, evocando el pasado, nos permite conocerle a través de sus recuerdos y pensamientos. Una historia que se me hizo un poco triste cuyo principal elemento es la soledad.

Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales.

Deutsches Requiem

En este cuento  Otto Dietrich zur Linde, nos relata los acontecimientos de su vida que lo llevaron a su destino final, descrito al comienzo del relato. Él fue un subdirector de un campo de concentración alemán durante la Segunda Guerra Mundial, muy influenciado en su juventud por Brahms y Arthur Schopenhauer, entre otros.

Todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte, han sido prefijados por él. Así toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio.

Linde a través del laberíntico estilo borgeano lleno de alusiones y citas literarias nos lleva hacia sus miedos de nazi, al miedo de ser piadoso. 


El Zahir

El Zahir es de esos objetos fantásticos que afloran de la mente de Borges, que divagan entre la realidad y la fantasía. A través de este objeto que toma forma de una moneda, nos retrata una historia sobre lo inolvidable, sobre las cosas que se hacen eternas en nuestra mente. Relatado en primera persona, al parecer es el mismo Borges el protagonista de esta historia que contrapone lo eterno con lo pasajero.

Hoy es el 13 de Noviembre, el día 7 de Junio, a la madrugada. llegó a mis manos el Zahir; no soy el que era entonces pero aún me es dado recordar, y acaso referir, lo ocurrido. Aún, siquiera parcialmente, soy Borges.

La escritura de Dios

Fue uno de mis cuentos favoritos de este libro. Tzinacán, mago de la pirámide de Qaholom, está encerrado en una misteriosa prisión y frente a él separado por un muro medianero, se encuentra un jaguar. Esta narración haya su acción en la mente del mago. Cuyos pensamientos nos llevan a las causas de su encierro y a una posible solución que se encuentra en descifrar las palabras divinas de Dios. En este caso no hay un laberinto concreto, sino uno mental, por el cual Tzinacán deberá encontrar una salida, que lo podría sacar fuera de la prisión física.

¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir! Vi el universo, y vi los íntimos designios del universo. 

Abenjacán el Bojarí, muerto en su laberinto

Como el título lo indica, el laberinto es la estructura clave de esta historia, que es contada por Dunraven a su amigo Unwin.

Abenjacán el Bojarí rey de una tribu nilótica, llega a Inglaterra para construirse un laberinto, en el centro de ésta estructura se esconderá temiendo la aparición de un fantasma que busca venganza. El laberinto es custodiado por un esclavo y un león. Aún así el fantasma logra cumplir con su objetivo.

Borges nos plantea un crimen sobrenatural al más puro estilo de Chesterton, en donde un sabia reflexión de Unwin termina revelando la realidad del crimen.

...las circunstancias de su muerte siguen oscuras.
-Urwin preguntó por qué, docilmente.
-Por diversas razones -fue la respuesta-. En primer lugar esa casa es un laberinto. En segundo lugar la vigilaban un esclavo y un león. En tercer lugar se desvaneció un tesoro secreto. En cuarto lugar el asesino estaba muerto cuando el asesinato ocurrió.

El Aleph

Nuevamente Borges borra los márgenes entre la realidad y la ficción, él mismo se incluye en el relato siendo el protagonista y narrador, nos cuenta hechos de un amor imposible como tema de enganche para adentrarnos en la fantasía.
Su amor, Beatriz ha muerto y el tiempo no se detiene, el universo en que ella existía lentamente comienza a cambiar. Para recordarla visita a menudo la casa de Beatriz. En ella se encuentra con su primo, el escritor Daneri, rival de Borges. Los encuentros con Daneri se centran en discusiones literarias, que llevarán definitivamente un día a que Daneri le cuente a Borges un secreto, el secreto del Aleph.

Sentí un confuso malestar, que trate de atribuir a la rigidez, y no a la operación de un narcótico. Cerré los ojos, los abrí. Entonces vi el Aleph


La aparición del Aleph distorsiona la realidad del cuento, quitándonos la venda de los ojos y mostrándonos que nos encontramos una vez más sumergidos en otro de los mundos fantásticos de Borges, que protagoniza los hechos, y se esfuerza en encontrar las palabras para expresar dicho hallazgo.

"Todo lenguaje es un alfabeto de símbolos cuyo ejercicio presupone un pasado que los interlocutores comparten; ¿Cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca ?" 


"...vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Aleph la tierra..."


Espero haberlos familiarizado un poco con la obra de Jorge Luis Borges, lo importante es tener ganas de conocerla y no asustarse con su contenido, la idea era enseñarles un poco a los que no lo han leído, de que trata el libro El Aleph. Algunos cuentos son un poco dificultosos, no es necesario leer el libro completo, basta con leer un cuento de vez en cuando para ir adentrándonos en este mundo de letras. Los grandes expertos aún no comprenden la totalidad del contenido de sus obras, nosotros sólo podemos deleitarnos con el misterio que encierran.

Los invito a leer y releer a Borges.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!