Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 29 de noviembre de 2015

Reseña Nº37: Antes del fin

Antes del fin (1998)

"Sólo quienes sean capaces de encarnar la utopía serán aptos para el combate decisivo, el de recuperar cuanto de humanidad hayamos perdido".
Elige-un-libro
Ernesto Sabato (1911-2011)
Editorial Planeta
173 Páginas
ISBN: 978-950-731-686-9
Ensayo

Ernesto Sabato, escritor argentino, falleció el año 2011 a los 99 años. Cuando alcanzaba los 87 en 1998, lo motivaron a terminar de escribir este libro y publicarlo, como una forma de aportar esperanza a sus lectores, a esos jóvenes que no encuentran el camino en este mundo. En Antes del fin hace un pequeño recorrido por su vida, desde la infancia hasta sus días de vejez. Relatando los hechos más importantes y los más dolorosos. Para demostrar a los jóvenes que él mismo se ha equivocado en innumerables ocasiones y que, a pesar de todo, en la vida hay cosas por las que vale la pena luchar.

"Tenemos que abrirnos al mundo, no considerar que el desastre está afuera sino que arde como una fogata en el propio comedor de nuestras casas".

En esta ocasión me encontré con una obra de carácter intermedio. En sus novelas Sabato deja en libertad a los demonios de su alma, y en sus ensayos su erudición se mezcla con su humanidad para retratar los problemas de su tiempo. Pero en esta obra mezcla todo, nos abre su corazón e intenta a través de la sabiduría que le entrega la vejez contarnos sobre los demonios y fantasmas que habitan su alma y a la vez nos manda un mensaje de lucha contra los males de nuestro tiempo, ya predichos por él hace más de cincuenta años en Hombres y engranajes.

Comienza contándonos hechos casi biográficos de su niñez, en donde tomaron un papel importante su madre, su padre y sus hermanos, cosas a veces tan simples, pero que resultaron dolorosas para el corazón de un pequeño Sabato. 

"Aún me oigo reír por el desenfado y la encarnecida ironía con que Wilde desnudaba la hipocresía victoriana. O el temblor que sentía entre las páginas de Poe y sus maravillosos cuentos; o las paradojas de Chesterton y el misterioso Padre Brown".

Sus recuerdos nos llevan a sus años universitarios donde ingresó a la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la Universidad Nacional de La Plata. En donde además formó parte del movimiento comunista. Sus palabras, llenas de reflexión, nos cuentan cómo pasó de ser un aliado a un perseguido por el partido. Vivió muchas penurias y amarguras por estos problemas. Estas situaciones provocaron que nuevamente se sumergiera en un mundo que había abandonado, él lo llama "el mundo perfecto", el mundo platónico, donde la irracionalidad de la realidad no lo podía alcanzar. Sabato volvió a las matemáticas. Y llegó a obtener el Doctorado en Ciencias Físicas y Matemáticas.

"Muchos con perplejidad, me han preguntado cómo es posible que habiendo hecho el Doctorado en Ciencias Físico-matmáticas, me haya ocupado luego de cosas tan dispares como las novelas con ficciones demenciales como el informe sobre ciegos..."

Así fue como comenzó a trabajar en ciencia, pero comprendió que ésta, junto con el poder del dinero y la razón, arrasarían el mundo. Mientras de día trabaja sobre radiaciones atómicas en el Laboratorio Curie en París, por la noche se liberaba de sus ataduras entregándose al surrealismo.
Finalmente, abandonó la ciencia para dedicarse a la literatura y al arte. Privilegió su humanidad. Ya que el perfecto mundo de la razón no es un lugar apropiado para un ser irracional como el hombre, perteneciente al mundo concreto, donde los sentimientos y emociones no se pueden cuantificar. Y sólo el arte y la literatura son capaces de expresarlo.

"La verdadera patria del hombre no es el orbe puro que subyugó a Platón. Su verdadera patria a la que siempre retorna, luego de sus periplos ideales, es esta región intermedia y terrenal del alma, este desgarrado territorio en que vivimos, amamos y sufrimos. Y en un tiempo de crisis total, sólo el arte puede expresar la angustia y la desesperación del hombre".

Sabato nos cuenta cómo dejó todo por seguir sus ideales, por no entregarse al mundo del progreso. Nos habla de sus años difíciles sumido en la pobreza y el retiro del saludo por parte de sus más leales amigos de la ciencia.
Sus primeros ensayos fueron duramente criticados. Hoy, "Hombres y Engranajes" es un testimonio de su lucidez, cuando nadie creía en él.

Las ideas expuestas en sus primeros ensayos se han hecho realidad. El auge tecnológico sólo ha hecho acrecentar el trabajo del hombre provocando desigualdad y hambrunas. Sabato llega a una desesperanzadora conclusión: todos hemos sido derrotados. 
El progreso, la tecnología y el dinero arrasaron con nuestra humanidad, ya no podemos evitarlo, hemos sido derrotados. Han triunfado, el racionalismo, el materialismo y el individualismo. Pero queda esperanza, y está en nosotros rescatarla.

Sabato nos propone un "pacto entre derrotados", en especial a los jóvenes, porque él confía en nosotros. Y nos hace un llamado a todos, nos habla directamente y sin preámbulos que, aunque caminemos en este mundo sin sentido, aunque nuestra vida pase por momentos difíciles, seamos capaces de ayudar a los demás, a los necesitados. Abandonar el individualismo y rescatar los antiguos valores que se han perdido con la devastación de la tecnología y el dinero; olvidarnos de competir entre nosotros.
Debemos alegrarnos por las buenas cosas que les pasen a nuestros semejantes, generar una sonrisa donde antes había tristeza. Rescatar estás pequeñas cosas antes de que todo desaparezca y no quede nada, esto es fundamental para salvar el espíritu humano. Les dejo las palabras de Sabato:

"Les propongo entonces, con la gravedad de las palabras, que nos abracemos en un compromiso: salgamos a los espacios abiertos, arriesguémonos por el otro, esperemos, con quien extiende sus brazos, que una nueva ola de la historia nos levante. Quizá ya lo está haciendo de un modo silencioso y subterráneo, como lo brotes que laten bajo las tierras de invierno".

Ricardo Carrión
Administrador del blog
Reseña actualizada el 5 de Agosto de 2017. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!