Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 19 de octubre de 2015

Mis Reflexiones: La abstracción de la ciencia agropecuaria

La abstracción de la ciencia agropecuaria



La Agronomía está compuesta por ciencias exactas cómo la Matemática, la Física y la Química y por ciencias descriptivas como la Biología, la Microbiología y la Ecología. 
Todas estas ciencias tienden a ver al mundo desde un punto de vista cuantificable, desde un plano matemático, porque es medible y exacto, entregando una verdad absoluta e irrefutable. 
Los científicos se niegan a creer que existen otras formas de ver el mundo que no sea desde un plano numérico, es decir, lo abstraen, lo individualizan. Creyendo que la única forma de obtener respuestas es a través de los números. No digo que sea una mala forma, pero creo que no es la única y debe ser complementada.

Muchos de estos científicos están subidos en el tren de la acelerada sociedad actual, en donde si no puedes generar dinero, no puedes comer, ya que dejamos de sembrar nuestro propios alimentos. Entonces deben dedicarse a satisfacer las necesidades del poder económico que cambió el concepto de producción de alimentos por el de producción de dinero.

Los científicos están subyugados a hacer la ciencia que se “demanda” y no la que se necesita, terminando en la producción de numerosos escritos en inglés que denominan “papers” para ir a parar a importantes revistas que se encargan de acumular el conocimiento para las grandes corporaciones mundiales y que jamás llegan al verdadero agricultor, me refiero a los pilares de la seguridad alimentaria, a la agricultura familiar campesina. 

Es cierto que, para solucionar esto se apoyaron en los conceptos de transferencia y extensionismo  ¿Y de que les sirve a los pobres agricultores que un agrónomo u otro profesional de las ciencias llegue con gráficos y cifras a explicar en un lenguaje abstracto una investigación que no fue hecha para ellos? Los agrónomos no somos comunicadores y no hablamos un lenguaje concreto y real, somos abstractos, hablamos el lenguaje científico, que tiende a individualizar todo, hablamos de micro elementos, macroelementos, rizosfera, bacterias, materia orgánica, carbono, hambre de nitrógeno, poros y macroporos.  Ningún agricultor se daría cuenta de que nos estamos refiriendo al concepto de suelo. 



La ciencia agropecuaria avanza sin parar, las personas ya no saben lo que pasa en un laboratorio de biotecnología, ya que pertenece al mundo inteligible cuya única llave es la razón, inalcanzable para el agricultor común y corriente pero al alcance de la mano del lector de “papers”, de las prestigiosas revistas internacionales. Muy lejos de lo concreto, de lo real.

Nos hemos dedicado a hacer ciencia abstracta, es hora de hacerlo en el lenguaje concreto, no a través de una transferencia deficiente, antes debemos bajar las ideas de ese mundo platónico y entender que se debe hacer ciencia para los demás y no para salvaguardar nuestra economía y orgullo personal y la de los dueños del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!