Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

martes, 15 de septiembre de 2015

Reseña Nº24: Asesinato en el Orient Express

Asesinato en el Orient Express (1934)

"El hombre se quitó el sombrero. ¡Su cabeza parecía un huevo! Mary sonrió a pesar de sus preocupaciones. Sin duda, se trataba de hombre de aspecto ridículo. Uno de esos hombres insignificantes que nadie toma en serio...."

Asesinato en el Orient Express
Agatha Christie (1890-1976)
Editorial Molino
RBA Coleccionables (2007)
208 Páginas
ISBN: 978-84-473-5407

Hoy es el natalicio de una de mis escritoras favoritas: Agatha Christie. Y cómo homenaje le dedico la reseña del día de hoy, "Asesinato en el Orient Express"


Esta novela es una de las tantas de la Saga del belga Hércules Poirot, quizás su detective más famoso. Y uno de mis detectives clásicos favoritos. En esta ocasión Poirot viene de resolver un caso en Siria y luego de concluirlo exitosamente vuelve a Inglaterra desde Estambul a través del Orient Express. Lo que parecía ser un viaje tranquilo para el célebre detective termina convirtiéndose en un nuevo caso de asesinato, y no uno cualquiera. En medio de la noche el tren se ha detenido, la nieve no lo deja avanzar y cuando todos duermen, un grito se escucha y alguien es asesinado en su litera. 

Lo que me gusta de esta historia es que mi querido Poirot está presente de principio a fin. Muchas veces Christie en sus otras entregas nos relata el problema y los hechos y luego entra en escena Poirot. Pero en esta ocasión todos los acontecimientos se describen desde el punto de vista del orgulloso detective con cabeza de huevo. Porque durante el viaje, su naturaleza curiosa lo hace observar detalladamente a los pasajeros e incluso llega a escuchar extraños diálogos que más tarde podrá relacionar con el crimen.

Todos conocemos las habilidades de Poirot, sus punto bajos y altos, él no es un hombre al que le guste la acción, que investigue en terreno bajo el frío y la lluvia (es sumamente sensible al frío). Y sabemos que la modestia no es su mejor virtud:

¡Pero, claro, usted..... usted está ahora en la cumbre, mon vieux!  
"Quizás he tenido algunos pequeños éxitos -Poirot trato de aparentar modestia, pero fracaso rotundamente." 

Él es un detective netamente cerebral, le gusta sentarse cómodamente en su sillón al lado de la chimenea y sólo necesita conocer los hechos para poder poner a funcionar sus famosas células grises hasta que logra dar con la solución.

Entonces en esta novela Christie que conoce mejor que nadie a su detective, lo pone en tierra fértil, le pone alrededor todo lo que le acomoda, todo lo que le encanta. Pasajeros sospechosos, en donde uno de ellos podría ser el asesino, un vagón donde no pudo entrar ni salir nadie, un ambiente cómodo para poder usar su cerebro y hacer uso de una de sus mejores técnicas de investigación en donde pocos detectives podrían superarlo: "El interrogatorio".

Para esto la autora además suma a un amigo de Poirot en la historia, el director de la compañía internacional de Wagons Lits "monsieur Bouc". Qué casualmente va en el tren, y le entrega a Poirot la autoridad necesaria para poder encontrar al asesino:

" Interrogue a los viajeros del tren, examine el cadáver, examine las huellas que pueda haber y luego... bueno, ¡tengo fe en usted!. Recuéstese y piense. Utilice, como sé que dice usted a menudo, las células grises de su cerebro."

Es así como podemos deleitarnos durante toda la historia de las felinas habilidades de nuestro "modesto" detective que no pierde ni un segundo para tildarse a si mismo de "original":

"Un ingles se atendría únicamente a los hechos y procedería tan ordenada y metódicamente como si se tratara de un negocio. Pero yo tengo mis pequeñas originalidades, señorita. Primero miro a mi testigo, procuro formarme una idea de su carácter y formulo mis preguntas de acuerdo con él."

Poirot observa, investiga y elabora diez preguntas que debe contestarse y luego de una reflexión y meditación dilucida uno de lo asesinatos más originales que pudo concebir Agatha Christie en toda su obra literaria. Qué según mi opinión es uno de los más creativos junto con El asesinato de Roger Ackroyd.



"Lo imposible no puede haber sucedido; por tanto, lo imposible tiene que ser posible, a pesar de las apariencias. "



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!