Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

sábado, 1 de agosto de 2015

Reseña Nº 10: Hombres y Engranajes

Hombres y Engranajes (1951)

Hombres y engranajes
Ernesto Sabato (1911-2011)
Seix Barral (2006)
144 Páginas
Ensayo


Quizás se preguntaran porque un Ingeniero Agrónomo, un profesional con una formación rigurosamente científica, se dedica a comentar libros en su tiempo libre.
La respuesta es simple: Ernesto Sabato. Escritor Argentino.

Hay libros que pueden cambiarte para toda la vida y este es uno de ellos, desde que este libro llegó a mis manos, en un momento de una profunda crisis personal, terminó por enmendar mi camino y salvarme del sin sentido en que se había vuelto mi vida.

Cuando te dicen que a través de los libros puedes conversar con las mentes más brillantes de nuestro tiempo es completamente cierto. Gracias a ello pude recibir las enseñanzas de un hombre que vivió 99 años, que fue un físico extraordinario, doctorado en física, que no entendiendo como era posible que la ciencia pudiera liberar al hombre, decidió abandonarla por completo, dedicándose a la literatura y pintura, sin importar lo mucho que pudieron reprenderlo sus pares. Fue un hombre valiente que en 1951 decidió escribir sobre su propia crisis personal y a la vez universal. Hoy en 2015 podemos decir que el pensamiento de Sabato fue acertado y que aún puede aplicarse su filosofía a  nuestro tiempo, en el cual la vorágine del avance de la ciencia nos sigue golpeando y convirtiéndonos en cosas, arrebatándonos nuestra humanidad.

La "cosificación" así lo llama Sabato, el hombre se ha ido convirtiendo en cosa. En este ensayo nos cuenta como desde el renacimiento el hombre ha ido perdiendo su humanidad a medida que la ciencia positiva avanza de forma progresiva. Y este avance viene en compañía de la  "razón" y el poder del dinero. Fue así como el tiempo empezó a valer oro y el tiempo que le quedó al hombre para preocuparse de sí mismo terminó siendo mínimo, convirtiéndolo en esclavo del reloj.

"El reloj, que surgió para ayudar al hombre, se ha convertido hoy en un instrumento para torturarlo."

Sabato nos habla de cómo el conocimiento se fue alejando de forma espantosa del hombre concreto, donde ya nada es entendible a los ojos de los mortales, la ciencia se volvió abstracta.

"Una ley científica aumenta su dominio al abarcar más hechos, al generalizarse, pero al generalizarse se hace más abstracta, porque lo concreto se pierde con lo particular."

Todo se vuelve números, porque son exactos y nos transmiten verdades puras. La naturaleza es vista como un conjunto de números. La razón nos dice que la única estructura de las cosas es la matemática, cómo si no existiera otra, lo que limita la visión del universo al ignorar los sentidos humanos. La ciencia es ajena a lo más valioso del ser humano: sus sentimientos y emociones. Y los primeros en darse cuenta de aquello son los mismos matemáticos, mientras el resto sigue creyendo en la ciencia, como la única capaz de liberar al hombre.

"Cualquier cientista consecuente se negará a hacer consideraciones sobre de lo que podría haber más allá de la estructura matemática; si lo hace deja de ser hombre de ciencia en ese mismo instante, para convertirse en religioso metafísico o poeta."

El hombre se hizo con el poder gracias a la abstracción, el mismo acto de intercambio se vuelve abstracto, los hombres de la bolsa compran y venden cosas que jamás han visto. Esto sumado a la aparición de la maquina. Que se creó para facilitar la tarea del hombre y dejarle más tiempo para su desarrollo personal, terminó esclavizándolo aún más, ya que ese tiempo extra terminó aprovechándose para aumentar la producción y satisfacer la demanda, mientras los grandes entes financieros juegan al intercambio. Paradojicamente esa máquina que el mismo hombre construyó terminó convirtiéndolo en un engranaje más del sistema. 
 Y así lo expresa Sabato:

"He aquí el fin del hombre renacentista. La máquina y la ciencia que había lanzado sobre el mundo exterior, para dominarlo y conquistarlo, ahora se vuelven contra él, dominándolo y conquistándolo como a un objeto más. Ciencia y máquina se fueron alejando hacia un olimpo matemático, dejando sólo y desamparado al hombre que les había dado vida. Triángulos y acero, logaritmos y electricidad, sinusoides y energía atómica, unidos a las formas más misteriosas y demoníacas del dinero, constituyendo finalmente el Gran Engranaje, del que los seres humanos acabaron por ser oscuras e impotentes piezas."

Sólo el hombre puede salvarse a si mismo de este mundo bárbaro y hostil, manteniendo el equilibrio entre lo racional e irracional por medio de las artes, la literatura y los afectos, luchando por mantener lo más valioso que puede tener: su humanidad.

Para mí Sabato es uno de los pensadores más destacados que nos pudo haber entregado esta parte del mundo, no necesitamos buscar sus obras con la mejor traducción posible, lo tenemos ahí al alcance de la mano en nuestra lengua materna. La obra de Sabato debe llegar a todas las personas, no sólo por la calidad de su pluma, sino por la clase de hombre que fue. Él antepuso su humanidad por sobre todas las cosas.