Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 27 de agosto de 2015

Libros usados

Mis libros usados

Me encantan los libros usados o libros de segunda mano. Generalmente los consigo de amigos o familiares que han comprado un libro y luego de leerlo me lo venden, o simplemente sacan de sus bodegas montones de libros que ocupan espacio y me los dan. 

Yo los clasificaría en dos grupos: 

Libros con poco uso: Son casi nuevos, aun tienen el olor a libro nuevo y solo tienen algunas pocas arrugas o imperfecciones.

Libros antiguos: Libros que fueron pasando de generación en generación y terminaron en bodegas abandonados. Sus páginas amarillentas tienen ese olor inconfundible de la celulosa degradándose y muchas veces les faltan hojas y sus portadas están dobladas y arrugadas.

Los que a mi más me gustan son los del segundo grupo y es de los que les voy a hablar en esta nueva sección.

No hay nada mejor que un libro con historia esos que fueron impresos mucho antes de que nacieras, que pasaron por muchas manos y alegraron muchas vidas, son libros con espíritu. Normalmente estos libros son de grandes autores de antaño que por su gran éxito aun sobreviven a nuestro tiempo. En esta ocasión les presento un libro de Robert Louis Stevenson, "La isla del tesoro"

La isla del tesoro
Mide alrededor de 25 cm. de alto y 20 de ancho, tiene una cubierta roja ya gastada con letras doradas, de tapa dura. Muy elegante.



Fue impreso en 1970 por la editorial Fher y sus paginas apenas comienzan a ponerse amarillas en los bordes.




Tiene unas ilustraciones hermosas, muy coloridas a lo largo de toda la historia. Y cada capítulo comienza con la típica letra gigante, acompañada del título en color celeste y una pequeña ilustración del mismo color, todas diferentes en los distintos capítulos. Las hojas son gruesas lo que ayudó mucho a su conservación. Tiene 112 páginas. 

Estos libros llenos de carácter ya casi no se ven en estos tiempos donde todo se produce en serie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Puedes ser el primero en comentar!